Photography Mitchell Sams 

el poderoso golpe retrofuturista de louis vuitton

Cerramos la semana de la moda de París con la visión de Nicolas Ghesquière.

por Osman Ahmed
|
03 Octubre 2018, 1:13pm

Photography Mitchell Sams 

¿Cómo será la vertiente más poderosa de la moda en 2019? Esta fue la pregunta que se hizo Nicolas Ghesquière cuando diseñó esta colección para Louis Vuitton, que solo puede describirse como inspiradora, atractiva e innovadora. La palabra que él mismo usó, sin embargo, fue "empoderamiento", pero esta no le hace justicia. ¿Por qué? Debido a que esa palabra en particular se ha difundido y utilizado tanto en marketing y publicidad, y ahora es solo otra pieza de jerga corporativa adjunta a productos que probablemente no otorguen poder a ninguna mujer que esté verdaderamente marginada.

La moda debe conocer su lugar. La última oferta de Ghesquière para Vuitton, por el contrario, fue inmensamente poderosa en sus proposiciones sobre cuán confiadas, conscientes y frescas pueden querer vestirse las mujeres, tanto en sus anhelos como en su realidad. En otras palabras, su percepción de la moda se presentó como algo simple e inequívoco en su máxima expresión.

El desfile cerró la semana de la moda de París como si fuese una explosión. Se realizó en un túnel clínico iluminado con tubos que atravesaban las fuentes rococó del Museo del Louvre; algo similar a entrar en un cohete listo para el despegue. Además, había huellas reales de naves espaciales, lagos de potasio similares a los de Marte (retratados por drones en Salt Lake City) y collages de paisajes industriales que evocaban la gran incógnita de los viajes espaciales. Tal vez fue Ghesquière, haciendo alusión a un planeta extraño al que podemos huir cuando el nuestro haya implosionado inevitablemente. O simplemente está profundizando en su amor por el retrofuturismo: los coloridos estampados de los 80 del grupo Memphis Group fueron testimonio de ello.

Sin embargo, lo que realmente destacó fue la sastrería de estilo origami con solapas amplias y cubistas que vimos llevada por modelos andróginos que muchos confundieron con menswear (¡Hola Virgil!). Las mangas eran una parte muy importante en esta colección: algunas eran celosías con lentejuelas aptas para un Medici; otras eran voluminosos globos de gasa con ribetes, volantes de medusas y capas de pliegues. "No es una armadura", explicó Ghesquière después del desfile, flanqueado por celebrities como Cate Blanchett y Alicia Vikander. "Es más como una concha, pero que te sigue protegiendo".

En otros momentos, lo que parecían ser chaquetas y abrigos de cuero eran en realidad goma unida de doble cara, una alternativa más liviana a las pieles más rígidas y pesadas por las que Louis Vuitton es famosa. "La idea era darles una forma poderosa. Es un desafío crear arquitectura alrededor del cuerpo y aún así tener el movimiento y la fluidez que es tan importante cuando uno vive en ella", dijo. Incluso los deseados bolsos 'petite malle' se reinventaron a modo de cubos de Rubik y grandes maletines cuadrados. Además, también hubo un guiño a los amplios sombreros que diseñó para Balenciaga en 2008, que por aquel entonces eran un guiño a Cristóbal Balenciaga y su velo nupcial de la era espacial de 1967.

El desfile parecía una reafirmación de Ghesquière como el capitán de una nave espacial que viaja al futuro de la moda. Y no es poca hazaña si tenemos en cuenta cuán retorcida se ha vuelto la industria en los últimos años e incluso días: ¡El streetwear mata la artesanía! ¡Otro director creativo sale de una firma de lujo! ¡Los 'influencers' amenazan a los editores! ¡La marca triunfa por encima de la creatividad! Sin embargo, Ghesquière siempre ha sido un diseñador que se queda al margen de tales preocupaciones. Es un diseñador, como pocos, con un radar especial para el zeitgeist y una visión inquebrantable. En primavera, renovó su contrato con Louis Vuitton, por lo que no debería preocuparnos que se vaya de la casa en un futuro próximo. Esperamos que continúe guiándonos hacia lo desconocido.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Louis Vuitton
PFW
Nicolas Ghesquière
primavera 2019