Publicidad

¿cuánto cuesta estudiar moda en españa?

Mamá, papá: ​“Quiero ser diseñador”. Es probable que cada año esta declaración de intenciones a lo Concha Velasco se escuche en muchos hogares españoles. Y también puede ser causa de desconcierto para los que reciben el mensaje: ¿Eso se estudia? ¿Sirve...

por Carmen López
|
21 Enero 2015, 8:40am

Para estudiar moda en España hay diferentes opciones. La mayoría están concentradas en Madrid y Barcelona, al igual que ocurre con muchas otras carreras universitarias, aunque en otros puntos del país también hay centros especializados. Uno de ellos, por ejemplo, es ESDEMGA (Estudios superiores en diseño textil y moda de Galicia) adscrito a la Universidad de Vigo. Elena Rial cursó sus estudios allí y así cuenta su experiencia: "Tengo muy buenos recuerdos de los años que pasé en la escuela, pero inmediatamente los relaciono con trabajo, mucho trabajo. Todas las asignaturas exigían mucho, había que presentar trabajos y muestras continuamente".

La diseñadora gallega ganó el premio Debut 2013 (desfile en el que 12 alumnos de la escuela de moda presentan sus proyectos de fin de carrera) y el pasado mes de septiembre presentó su colección Vivian Girls en Ego. Desde su experiencia como alumna, comenta que: "Yo me quedaría con la clase de proyectos que hay en todos los cursos desde primero. Y, para bien o para mal, con el alto nivel de exigencia a la hora de presentar los proyectos y portfolios. Además, es genial que esté dentro de la facultad de Bellas Artes y que tenga acceso a parte de las aulas y talleres".

Elena Rial

La popularidad de las escuelas o centros influye en los alumnos a la hora de escoger el lugar de su formación. Uno de los más populares es el Instituto Europeo de Diseño, cuyas sedes en España están en Madrid y Barcelona. El diseñador Guillem Rodríguez se formó en Bau (adscrita a la Universidad de Vic), pero declara que si no hubiese escogido esa opción, posiblemente se hubiera decantado por el IED: "Pero por cómo se vende la escuela". Él no duda en responder que su primera opción fue y seguiría siendo Bau: "Desde el primer día que entré había algo bueno que me llamó mucho la atención, no sé si sería la gente o las instalaciones. Luego se confirmó cuando empecé a estudiar". Además afirma que: "En ningún momento me sentí sólo, que es un miedo que muchos alumnos pueden tener al entrar en la universidad. Los profesores y los alumnos siempre nos hemos ayudado". Guillem ha presentado dos colecciones en la pasarela 080 de Barcelona —Vulnerable y Manifiesto—, en abril de 2014 fue nombrado mejor diseñador joven de España en los premios ANDE.

Otro punto decisivo es el precio. Cursar una carrera universitaria en España ya no es barato, sea en el centro en el que sea, pero es que si además se escoge uno de los caros, el cálculo del gasto final puede dar miedo. Por ejemplo, en Bau cada crédito ECTS cuesta 112 euros. El grado en diseño especializado en moda tiene un total de 240, repartidos en 60 por curso. Por lo tanto, la carrera completa costaría 28.800 euros.

Guillem Rodríguez por Albert Ruso

Las tarifas del IED casi duplican la cantidad anterior. El coste total por año es de 10.300 euros (2.500 euros la matrícula + 7.800 euros de tasas de curso), así que hacer la carrera completa costaría 41.200 euros. Cada curso en ESDI (Escola Superior de Disseny) tiene un precio de 7.050 euros, lo que en total suman 28.200 euros. El primer año es obligatorio matricularse de todas las asignaturas del curso (60 créditos) mientras que en los siguientes el alumno puede matricularse en un mínimo del 35% de las asignaturas. Así puede alargar su tiempo de estudios, combinarlo con un trabajo o fraccionar los pagos.

Hay otras más baratas como, por ejemplo, Arte 10 en Madrid donde cada curso cuesta 400 euros. Xavi Reyes comenta que: "Escogí Arte 10, entonces llamada Arte 2, porque era pública y me permitía trabajar al mismo tiempo". Para él esta escuela es como cualquier otra: "En las enseñanzas artísticas tu aprendizaje es proporcional al grado de implicación que tengas". Reyes dirige su marca homónima y ha colaborado con otros diseñadores como Roberto Piqueras o Rabaneda.

Estas últimas referencias sobre el diseñador mencionado dan pie a otra pregunta importante: ¿Y quién estudió ahí? Un detalle decisivo por el que guiarse a la hora de escoger escuela. Quizás no sea el más adecuado o, por lo menos, el más fiable para valorar la calidad del centro (puede ser más importante su plan de estudios o el profesorado) pero nunca está de más tener referentes. Desde ESDI ofrecen por teléfono una ristra de diseñadores conocidos: "Josep Abril, El Delgado Buil, Miriam Ponsa, Colmillo de Morsa...".

Xavi Reyes por Juan Achiaga

Krizia Robustella, otro de los nombres punteros de la escena de la moda nacional, hizo su carrera en la Escuela Felicidad Duce de Barcelona ("La Feli" para los amigos). Para ella la experiencia como estudiante fue: "Muy buena, sigo teniendo buena relación con algunos profesores de ahí que siguen y apoyan mi trabajo" aunque también afirma que escogió dicho centro: "Un poco sin pensar. El chico que estaba en el stand de FD Moda en el 'Saló del Ensenyament' lo explicó todo con mucho entusiasmo y creo que a cualquiera le hubiese gustado vivir lo que él decía". De hecho, cuando enumera los aspectos importantes de su formación el entusiasmo aparece en la lista: "Estudiar con gente apasionada, que trabaje en el sector y te contagie el entusiasmo. Una buena base de creatividad, diseño y patronaje".

Todos los entrevistados tienen claro que si pudiesen volver al pasado y escoger de nuevo su carrera habrían repetido con la moda. Xavi Reyes matiza que: "Me hubiese gustado tener mi vocación tan clara como ahora a los 18 años y haber estudiado Bellas Artes antes de estudiar moda, aunque nunca es tarde para hacerlo a la inversa" y Guillem Rodríguez se imagina estudiando moda: "Pero con los conocimientos que tengo ahora. Sería mucho más divertido y disfrutaría más". Un conjunto de datos a tener cuenta por los estudiantes que ahora se plantean su futuro universitario y sueñan con la pasarela.

Paraíso de Krizia Robustella y David Méndez Alonso por César Segarra

Recomendados


Texto Carmen López
Fotografía Olivia Jensen
Gafas Sophia Hattingh

Tagged:
barcelona
IED
Madrid
ESPAÑA
estudiantes
Opinion
Vigo
carmen lopez
arte 10
esdi
felicidad duce
​esdemga