adéntrate en el nuevo thriller de porno gay de james franco

'King Cobra' es la sexy e impactante historia verídica de asesinato en la industria del porno gay. El director del filme, Justin Kelly, nos da la primicia.

por Oliver Lunn
|
31 Octubre 2016, 5:40pm

James Franco es un increíble desquiciado interpretando a un productor de porno gay en King Cobra, un drama sacado de los titulares que se centra en el ascenso de la estrella porno adolescente Brent Corrigan. Es una interpretación alucinante, el productor musculoso de Franco es una bala perdida con la que no te gustaría cruzarte. Aún así no es el único en el filme. El ex-actor de Disney, Garrett Clayton interpreta a la estrella porno; Christian Slater interpreta a un productor porno rival ("enséñame ese pene", exige); y por no mencionar a Molly Ringwald y Alicia Silverstone, ambas nos llenan de nostalgia en esta convincente película independiente sobre crímenes de la vida real. 

Situada en Los Ángeles a mediados de los dosmil, en un mundo de sitios web de baja resolución y ropa de Affliction, King Cobra sigue el escándalo de la vida real que rodea a Corrigan (conocido como Sean Paul Lockhart en la vida real). Resulta que, Corrigan era menor de edad en algunas de sus primeras películas porno; y sin decir mucho, todo esto lleva a una trama de asesinato que sacudió a la industria del porno gay hasta su núcleo. Recientemente me senté con el director del filme, Justin Kelly, para saber más del oscuro relato, la interpretación de Franco que se roba el show, y cómo una ex-estrella de Disney tomó el grabar escenas de sexo con Christian Slater.

El filme es sobre la estrella porno adolescente de la vida real Brent Corrigan. ¿Qué tan involucrado estuvo en el filme?
Bueno, no estuvo involucrado. Sí nos acercamos a él y lo dejamos leer el guión para ver si quería ayudar. Al final accedió a que usáramos su nombre y su semejanza en la historia, pero no quería contribuir, porque de hecho está escribiendo una biografía.

¿Tenía algunas preocupaciones?
Creo que se le hizo un poco raro, por supuesto, si pudieras imaginar a alguien diciéndote de la nada que quiere hacer una película —y en ese punto Franco y Slater ya estaban involucrados— por lo que ir con él con esa propuesta, imagino que fue muy bizarro. Al final accedió y nos dejó hacerla, y desde entonces ha hablado un poco en su contra, pero aún no la ha visto, así que…

¿Qué tanto se adentró Franco en su papel de productor porno? Presumiblemente no tuvo mucho tiempo, balanceando todos sus demás proyectos.
Definitivamente se adentró mucho. Para un filme como este, probablemente se ve como si estuviera muy involucrado y que fue una filmación grande y larga. Creo que estuvo en el set por cinco o seis días. Por lo general no hacemos muchos ensayos, prefiero no hacerlo. Pero veo que viene con mucho que aportar al set, improvisando mucho. Y tan ocupado como está, siempre es muy bueno al interpretar al personaje en el acto. Hay un millón de ejemplos, pero el primero que recuerdo es la escena en la que está haciendo ejercicio. Nunca hubo diálogo en esa escena.

¿Te refieres a la escena de "NO LITTLE BITCHES!"?
Sí, esa fue su idea. Le dije que le dijera algo a Harlow como, 'deja de ser una llorona' y después empezó a improvisar y a añadir todas esas líneas. O en la llamada con Stephen, se suponía que él colgaría el teléfono y lo aventaría al sillón y se enojaría. Y completamente en el acto empezó a decir '¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda!' una y otra vez, simplemente gritándolo seis veces seguidas. Ese es uno de mis momentos favoritos.

Siendo situada a mediados de los dosmil, ¿había detalles específicos de la época que estabas dispuesto a incluir, en términos de moda y tecnología?
Oh definitivamente. Pienso que es por eso que era tan divertido —porque no fue hace tanto tiempo. Fue divertido jugar con esa época con los jeans holgados, cómo Stephen usa sus Sketchers blancos. Sean tiene un pequeño collar de cuentas, una pieza muy de principios de los dosmil. Y no sé si lo notaste, pero el personaje de Franco siempre está usando Affliction, que son como unos jeans embellecidos y cruces deslavadas. Y después Harlow siempre estaba usando Diesel.

¿Qué tan difícil fue para Garrett Clayton, una ex-estrella de Disney, de ir de Teen Beach Movie, a grabar escenas de sexo con Christian Slater?
Cuando nos conocimos en persona, realmente podía decir que estaba bastante listo para abandonar a Disney, y podía decir que se iba a involucrar completamente con esto. Pero con las escenas de sexo, es sólo algo que, aunque no tenemos desnudos frontales, aún es… ¡tienes que estar extremadamente cómodo con escenas simuladas de sexo dónde Christian Slater te empuja contra la pared y te folla!

¿Tuviste conversaciones con él para prepararlo para eso?
Para las escenas de sexo, por supuesto que todos tienen un poco de nervios al principio, pero todos sabían en que se estaban metiendo. Eso pasa cuando estás en un set y tienes un horario; se empieza a sentir como el trabajo del día; se empieza a sentir menos salvaje de lo que esperarías. Para Garrett era tan simple como yo diciéndole, okay, ¡vamos a hacer zoom en tu cara y actúas como si te estuvieras sentando en alguien y te estuvieran cogiendo! [risas] ¿Cómo digo eso de una manera educada? Y simplemente sería como, okay; lo vamos a rociar con sudor y él lo haría. Sólo se convirtió en una parte de los eventos regulares del día [risas].

¿Algo te alarmó sobre el mundo del porno gay cuando lo investigaste más?
Pienso que fue algo que yo esperaba. Lo que quiero decir es que, con esta historia en particular es muy alarmante que un productor no revisara más a fondo a su estrella que tenía 17 años en los primeros videos. Con identificación falsa o no, creo que eso es bastante impresionante. Hay muchas, por lo que he escuchado, compañías de mala muerte en la industria del porno gay pero también hay compañías que son más de fiar y respetadas. Y esto simplemente se trata de una ligeramente más sórdida, sobre un tipo que hace películas porno en su sótano.

Este es tu segundo filme con Franco. ¿Tienes algún plan de hacer otra?
Sí, es otra historia verídica con algunos temas queer, sobre la farsa literaria de JT Leroy. De hecho he estado trabajando en esto [proyecto sin título] por seis años; pensé que sería mi primer filme pero era difícil de completar como un director primerizo, y sí, es una historia de fondo completa sobre por qué estas dos mujeres lograron este loco engaño. Esta en la misma vena de I Am Michael y King Cobra, dónde pasa esto de que es fácil juzgar a todos los involucrados pero para mí es más emocionante averiguar por qué lo hicieron.

Más de i-D: James Franco explica su fascinación por la cultura gay

Credits


Texto Oliver Lunn

Tagged:
Porno
gay
james franco
Sexo
Cultură
King Cobra
Justin Kelly
entrevistas de cine