Publicidad

misoginia, hipocresía y acoso sexual: cualquiera podría ser kesha

Lenna Dunham ha sido la penúltima persona en hablar sobre la cantante y lo ha hecho con una feroz crítica a la industria musical y al sistema judicial americano por todo el daño que le están causando no solo a Kesha, sino a todas las mujeres.

por Hannah Ongley
|
25 Febrero 2016, 11:40am

lena wears top corey lynn calter.

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

El viernes pasado, la petición de Kesha de que rescindieran el contrato con el manager que la violó fue denegada por un juez de Nueva York y, desde entonces, las estrellas del pop se han lanzado a apoyar a la cantante. Ahora, la última que se ha unido al ejército de mujeres (y hombres) que han mostrado su solidaridad con Kesha es Lena Dunham.

En un ensayo titulado Por qué el caso de Kesha trata sobre mucho más que Kesha, Dunham ha utilizado su newsletter Lenny no solo para denunciar a Sony, al manager y la misoginia que gira en torno a la industria de la música, sino que también para criticar al sistema judicial americano, que no protege a las mujeres violadas de sus agresores.

Tras reflexionar sobre los hechos que se han expuesto en el caso (las fotos virales de la cara malherida de Kesha, la decisión de Sony y el hecho de brindarle más importancia a la cuenta bancaria de Luke que a la vida de Kesha), Lena hace énfasis en las ramificaciones que van más allá de las pruebas.

Imagen vía @lenadunham

"Siendo clara, el caso de Kesha tiene que ver con mucho más que una estrella del pop luchando por su libertado o una inversión de más 50 millones de euros en una carrera profesional", escribe. A todo esto añade: "Esto trata sobre mucho más que el hecho de que Kesha pueda hacer otro álbum en un par de leotardos brillantes liberada de un hombre que la aterroriza. Incluso es mucho más que un caso de misoginia en la industria del entretenimiento. [] Lo que le está pasando a Kesha es que está siendo víctima de la forma en la que el sistema judicial americano continúa haciendo daño a las mujeres cada vez que falla a la hora de protegerlas de los hombres que ellos mismos consideran sus agresores".

Mientras que la industria de la música promulga la cultura de la violación, esto es tan solo un síntoma de una misoginia muy arraigada en nuestra sociedad. Dunham señala que en 19 estados de Estados Unidos siguen dando derechos paternales a los violadores sobre los hijos de sus víctimas.

Imagen vía @ladygagaturkeyofficial

Añade además que cualquier intento por parte del Dr. Luke de sabotear la carrera de Kesha refleja la dinámica de la violencia doméstica. También critica el hecho de que las víctimas de este tipo de violencia pueden ser desalojadas de sus propios hogares por llamar a la policía y denunciar a sus abusadores.

"El hecho es que Kesha nunca tendrá un informe médico que pruebe todo esto. Nunca habrá una cinta de vídeo que demuestre que Gottwald la amenazó y humilló y tampoco será capaz de probar, más allá del poder de su testimonio, que no es seguro hacer negocios con este individuo. Y no, nada de esto estaba en su contrato. Pero, ¿qué persona o empresa se empeña en mantener a una mujer que lo acusa de haberla traumatizado y avergonzado? Que este asunto se haya vuelto público, ha cambiado la carrera de Kesha para siempre. Sony ha puesto el valor de la mujer con discos de platino por encima de la mujer que intenta mantener su dignidad, y eso es horrible", declara Dunham.

Esta reflexión es solo una de las muchas muestras de apoyo que ha recibido la artista por parte de otros personajes importantes. Una de las primeras fue Lady Gaga, que también habló de lo que opinaba sobre la disputa entre Sony y Kesha y subió una serie de fotos a Internet junto a la cantante como símbolo de simpatía en su lucha.

Hace unos días se supo que Taylor Swift donó más de 200.000 euros para ayudar a Kesha a sobrellevar todo este asunto de la mejor forma posible y, en la gala de los BRIT celebrada anoche, Adele mostró todo su apoyo a la causa en su discurso como ganadora a la Mejor cantante británica.

"Me gustaría dedicar un segundo para darle las gracias a mi manager y a mi sello discográfico por apoyar el hecho de que soy una mujer y ser alentada por ello. Con esto me gustaría aprovechar este momento para apoyar públicamente a Kesha. Muchas gracias.", dijo mientras sostenía su galardón. ¡Todos con Kesha!

Recomendados


Texto Hannah Ongley