el fotógrafo chus antón captura la belleza y el optimismo de la juventud

El fotógrafo y creador del fanzine 'Park Life' nos habla sobre la belleza de la adolescencia y nos cuenta por qué deberíamos vivir la vida al máximo.

por Tish Weinstock
|
30 Septiembre 2016, 9:00am

George Bernard Shaw dijo una vez: "La juventud se malgasta con los jóvenes". Este sentimiento choca completamente con la fotografía de Chus Antón, pues el trabajo de este documentalista español nos descubre la variedad de adolescentes que se ha ido encontrando desde que tenía 12 años. Obcecado por conservar sus preciados recuerdos, Chus pasó la mayoría de su infancia documentando las aventuras que vivía con sus amigos en parques, conciertos, fiestas o simplemente pasando el rato después del colegio. 

Hoy ya se ha hecho mayor, pero sus sujetos siguen siendo los mismos. "Siempre me ha fascinado la adolescencia", dice, "Es como un periodo de 'trabajo en curso' en el que vives tu vida al máximo, desarrollas tus propios gustos y sensibilidad, experimentas tus primeras veces, construyes tu identidad como joven adulto. La audacia de la juventud tiene algo realmente mágico y poderoso que intento mostrar en mis fotos". Chus ya ha publicado un libro y un fanzine y tiene otro en camino. Hablamos con él sobre la belleza de la adolescencia y nos explica por qué deberíamos vivir la vida al máximo.

Lee: Así es hoy la juventud marroquí
Lee: El eterno erotismo de la juventud en la fotografía de Walter Pfeiffer

¿Cómo has llegado a donde estás hoy?
Siempre intenté hacer aquello en lo que creía, siguiendo mis instintos y siendo constante. Para mí, la colaboración y tener un buen equipo con el que te sientas cómodo para trabajar son también cosas muy importantes.

¿Cómo describirías tu estética general?
Me encanta hacer fotos de forma intuitiva y espontánea. También me gusta desdibujar los límites combinando elementos falsos y reales de los sujetos de mis fotos. La estética pop es una gran influencia en mi trabajo, aunque no siempre sea consciente de ello.

¿Qué o quién te inspira?
La música, portadas de discos, cultura pop y en general todo movimiento musical y de fans. Cualquier canción de los Cocteau Twins o Electric Light Orchestra me inspira, son dos de mis grupos favoritos. También las películas de cine quinqui españolas y mi día a día; es muy inspirador ver cómo crecen mis sobrinas.

Tu primer libro se titula La La Land, ¿de qué trata el concepto?
Durante un viaje a París, un amigo me llevó a la casa de Serge Gainsbourg en la calle Verneuil. Soy un gran fan y me sentí atraído por la energía del lugar. Con mis amigos Lorena y Cristian empezamos a pensar en hacer un libro de fotos para reunir todos esos "lugares míticos" que son importantes para nosotros y así nació el proyecto La La Land. Pensamos que Los Ángeles era el lugar perfecto para hacerlo, porque allí podríamos capturar los fantasmas de nuestros iconos del pop. Los Ángeles tiene algo fascinante y casi fantasmal, con todas esas leyendas de la música y el cine acechando la ciudad.

¿Cuál es la historia que se esconde tras el fanzine Park Life?
Siempre quise documentar a un solo grupo de adolescentes. Empezó en Londres en el verano de 2015 con la ayuda de mis amigos Ahida y Greg.

¿Qué es lo que lo hace especial si lo compramos con otros fanzines?
Es es un formato más grande, estilo periódico, y muestra la adolescencia en todos sus aspectos. Intenté reflexionar sobre el diseño y edición del fanzine. Para mí, esa inquietud y "bella fealdad" es lo que caracteriza a la adolescencia.

¿Qué crees que tus fotos dicen acerca de la adolescencia?
Esa es una pregunta difícil. Es algo que todavía estoy tratando de descubrir. Siempre me ha fascinado la adolescencia; es como un periodo de "trabajo en curso" en el que vives tu vida al máximo, desarrollas tus propios gustos y sensibilidad, experimentas tus primeras veces, construyes tu identidad como joven adulto. La audacia de la juventud tiene algo realmente mágico y poderoso que intento mostrar en mis fotos. Para mí, incluso "la fealdad de la adolescencia" tiene su lado bonito.

¿Cómo crees que Instagram ha afectado a tu clima visual y a la fotografía de hoy?
Está claro que Instagram ha afectado a nuestro clima visual y creo que la mayoría de los cambios son positivos. Creo que las redes sociales han democratizado el arte de la fotografía. Nunca había sido tan fácil compartir tu trabajo personal y encontrar un público al que le guste lo que haces. Pero en algunos aspectos, lamento que las imágenes se hayan hecho "más efímeras", ahora todo va mucho más rápido. Por eso seguramente también prefiero utilizar carretes y todavía presto una atención especial a las fotos impresas. Me gusta tomarme mi tiempo y me interesan más los procesos lentos.

¿Cuál es la foto más significativa que has hecho?
El verano pasado, mi sobrina Andrea cumplió 17 años. Con la ayuda de mi hermana, reuní toda la ropa que solíamos llevar a esa edad y le hice fotos con esa ropa puesta. Fue un momento muy especial y diferente. Fue muy divertido hacer eso con ellas.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?
Que me centre en mis cosas y no preste demasiada atención a lo que otros hacen.

¿Cuál ha sido tu mayor aventura?
Si tuviera que elegir una de mis grandes aventuras sería cuando pasé un tiempo viviendo y trabajando en Japón. Siempre sueño con eso, me siento muy afortunado porque mi trabajo me permite viajar mucho.

¿Qué es lo más valiente que uno puede hacer cuando es joven?
Explorar, descubrir, experimentar... Vivir la juventud al máximo como si pronto se fuera a convertir en parte de tus recuerdos y fuera algo que vayas a recordar para el resto de tu vida.

¿En qué estás trabajando ahora mismo?
Estoy trabajando en la publicación de mi propia revista. También tengo varios proyectos de foto y fanzines entre manos.

Recomendados


Texto Tish Weinstock
Fotografía Chus Antón