7 filmes que exploran lo que es ser una chica en nueva york

De Bed-Stuy a los ballrooms en Harlem: una recopilación de documentales y películas que siguen a jóvenes mujeres experimentando las complejidades de la vida en Nueva York.

por Emily Manning
|
01 Septiembre 2016, 7:30pm

Kids.
El padrino de los filmes coming-of-age en Nueva York se enfoca ante todo en los hechos históricos nihilistas de Casper el skater amante del licor de malta y Telly el "experto en vírgenes". Pero un aspecto mucho más interesante del filme es su representación de la juventud femenina. Enfocadas en Ruby (Rosario Dawson) y Jennie (Chloë Sevigny), las historias femeninas del filme ilustran sexo, amistad, problemas familiares, y la experiencia de vivir en Manhattan con una autenticidad fascinante. En una de las escenas más características del filme, el director Larry Clark intercala grupos de chicos adolescentes y chicas juntándose para charlar sobre sexo. Casi todas las afirmaciones que los chicos hacen sobre sus conquistas es quebrantada por las jóvenes mujeres; la escena muestra a las chicas como honestas, alentadoras, listas, graciosas, vulnerables, pero tan fuertes como lo son las neoyorquinas.

All This Panic
El primer filme de Jenny Gage y Tom Betterton estaba entre los destacados del Tribeca Film Festival del año pasado. Filmado en tres años y medio, el documental sigue a siete amigas de Brooklyn mientras crecen, sueñan, salen, besan, y averiguan su futuro. Su reparto carece de la audacia de la pandillas del Downtown de Larry Clark, pero las chicas de All This Panic también se enfrentan a momentos difíciles. Ellas luchan para conseguir trabajos, consideran las identidades queer —una incluso batalla con la falta de vivienda después del divorcio de sus padres. "Sin hablar entre ellas, nos dijeron individualmente que estaban dispuestas a hacer cualquier cosa, menos, hablar negativamente de alguna de ellas", Betterton le dijo a i-D en el estreno del filme. "No había manera de dirigir una película en la que ellas pelearán y se destrozaran entre ellas".

Pariah
El drama de 2011 aclamado por la crítica sigue a Alike, una chica de 17 años viviendo en Fort Greene en Brooklyn y explorando su identidad como lesbiana. Mientras tiene amigos queer que la apoyan y acceso a lugares en la ciudad, su familia es una fuente de ansiedad y opresión. Su madre religiosa, Audrey, obliga a Alike a usar ropa más femenina, intenta disolver su amistad con la abiertamente lesbiana Laura, y la alienta a salir con Bina (una chica de la iglesia que, sin el conocimiento de Audrey, es "bicuriosa"). Adam Sewer argumentó en una reseña de Mother Jones que, una de las fortalezas clave del filme es su autenticidad como un relato oscuro de llegada a la adultez. "El entorno único de Pariah es más evidente en cómo la película de Rees parece no preocuparse por la gente blanca. Su ojo cinematográfico raramente abandona las caras de sus sujetos, y mucho menos el vecindario de Brooklyn donde Pariah toma lugar", Sewer escribe. "Ese enfoque es un recordatorio implícito que, aunque la relación de la gente negra con la gente blanca sigue siendo el drama principal en el filme estadounidense, no es necesariamente tan central sobre cómo realmente vive su vida cotidiana la mayoría de la gente negra".

White Girl
El debut como directora de Elizabeth Wood es un descendiente de Kids. Como con la obra de Clark, la autenticidad descontrolada es también lo que hace al filme de Wood que destaque como una controversia salvaje. White Girl sigue a dos caucásicas de 19 años (interpretadas por Morgan Saylor e India Menuez) que se mudan a Queens, se mezclan con el tráfico de drogas, e intentan navegar el sistema de justicia criminal cuando las cosas se ponen torcidas. De algún modo, estos protagonistas están más cerca a los chicos de Clark que a las chicas: tienen mucha más confianza que conocimiento, son las privilegiadas (al menos por un tiempo), y no todas son tan simpáticas. Pero son muy reales.

Más de i-D: 5 directoras primerizas para descubrir en el Tribeca Film Festival

Paris Is Burning 
El filme de 1990 de Jennie Livingston es uno de los documentales más vistos de todos los tiempos, y una ventana única a la escena dinámica de los ballrooms Nueva York. En su elenco de personajes predomina la gente queer de bajos ingresos y los trans neoyorquinos de color, para quienes estos espacios del ballroom no son solamente seguros, son también vitales para su expresión creativa y actualización propia. El documental es más que una representación del arte, humor, y talento; es un bosquejo complejo del género, raza, sexualidad y socio-economía. Probablemente, el componente más valioso del filme es su representación de la comunidad trans —particularmente a través de la intérprete italoamericana y puertorriqueña Venus Xtravaganza, quien está entre las voces más perspicaces en el filme a pesar de su corta edad. Ella habla poderosamente sobre experimentar la transfobia, la economía de intercambio de sexo en el trabajo (un segmento que es sampleado en el álbum de Dev Hynes Freetown Sound), y su ambición por convertirse en una chica blanca, rica y malcriada". La intención del filme no es ser una historia de coming-of-age ni una representación de la juventud femenina, pero gracias a su enfoque sobre voces típicamente marginadas, su audiencia busca una perspectiva valiosa sobre experimentar la identidad de género en la ciudad.

Más de i-D: Celebramos la influencia del legendario documental Paris is Burning

Crooklyn 
El filme de 1989 de Spike Lee Do the Right Thing —que muestra como las tensiones raciales se convierten en violencia en Bed-Stuy en el día más caluroso del año— es considerado uno de los mejores de todos los tiempos. La pieza muestra gentrificación, fanatismo, y otros prejuicios subliminales con un matiz increíble, pero podría decirse que sus personajes femeninos carecen de manera similar de perspectivas consideradas o voces con peso. Uno de los siguientes filmes de Lee, Crooklyn de 1994, también tiene lugar en Bed-Stuy. Su personaje principal no es un repartidor de pizza de 25 años, sino una niña de 9 años, Troy Carmichael. Situada en 1973, el filme semi-autobiográfico sigue a Troy mientras descubre las lecciones difíciles sobre ser una mujer hoy en día —a menudo permaneciendo estoica y concentrada cuando carga con las responsabilidades de sus hermanos.

Heaven Knows What
Mientras los hermanos Josh y Benny Safdie estaban buscando un proyecto diferente en Diamond District en Nueva York, conocieron a Arielle Holmes, una joven adicta a la heroína en recuperación. Los Safdies estaban tan cautivados con la historia de Holmes que la animaron a documentar sus experiencias en una biografía. Los textos de Holmes aún no se publican, pero los hermanos adaptaron su trabajo a un filme, y la eligieron para interpretar a su personaje principal. La protagonista de Heaven Knows What —una joven adicta llamada Harley que duerme en pensiones de mala muerte del Upper West Side y vagones del metro, roba y vende las tarjetas de regalo de los empleados de correos para comprar heroína, y se aferra a un romance fallido con su antigua amiga adicta, Ilya. "El uso de Nueva York como un personaje es un cliché que escuchas en una sesión de preguntas y respuestas en una proyección, pero raramente ha sido tan apta", Jordan Hoffman escribió en su reseña para The Guardian. "Lo que es muy extraordinario, y realista, es cómo todo pasa más allá del drama. Como alguien que ha vivido en esta ciudad por casi toda su vida, no puedo decirte que tan fácil es ignorar en la calle a una pareja como Harley e Ilya que se están gritando entre ellas", escribe Hoffman. 

Únete a la conversación mientras exploramos lo que significa ser una mujer hoy en día en nuestro The Female Gaze Issue.

Credits


Texto Emily Manning

Tagged:
kids
NY
Tribeca Film Festival
Paris Is Burning
larry clark
Feminismo
Cultură
Documentales
all this panic
jenny gage
The Female Gaze Issue
tom betterton