Migos's Takeoff and Offset at the 2017 BET Awards. Photography Johnny Nunez/Getty Images.

¿por qué todo el mundo lleva estas gafas de sol blancas y ovaladas?

Cómo 2017 se convirtió en el año de las 'gafas de la influencia'.

por Maggie Lange; traducido por Eva Cañada
|
dic. 21 2017, 9:05am

Migos's Takeoff and Offset at the 2017 BET Awards. Photography Johnny Nunez/Getty Images.

En primavera de este año empezó a florecer un par de gafas de sol con montura blanca y gruesa. Un puente curvado que conecta dos suaves óvalos: según cómo les da la luz, parecen el símbolo del infinito flotando frente a una cara. Con otra luz distinta, parecen un par de gafas de las que llevan los niños a la playa. Durante uno de los fines de semana del Coachella en el mes de abril, Takeoff —de Migos— y Pharrell las llevaron en sus conciertos. Takeoff después llevó su versión a la Met Gala. Su par de gafas, de la marca Acne Studios, se agotó el primer día que llegó a Opening Ceremony.

Renovadas y brillantes, con el esplendor de las cosas más innovadoras, estas gafas de sol blancas son el look definitivo de 2017. Y también son el look definitivo de 1993, porque Kurt Cobain las llevó durante su serie de retratos más emblemática. Se sabe que se las puso y no se las quitó en toda la sesión de fotos, que duró el día entero, mientras se mordía la descascarillada manicura roja de sus uñas.

Ahora, en diciembre, cuando escribo “Kurt Cobain” en mi buscador, la palabra "gafas" es la primera sugerencia predictiva, seguida de "muerte", "frases", "hija" y "documental". Vaya momento para el legado de Cobain: la mayor curiosidad sobre él es algo que utilizó para ocultar una evidente resaca. El fotógrafo Jesse Frohman recuerda que Cobain llegó tres horas tarde a la sesión de fotos, llevando esas grandes gafas y pidiendo inmediatamente un cubo.

"Claro, tenemos un cubo. ¿Para qué lo necesitas?", recuerda Frohman en una entrevista que concedió a Rolling Stone sobre las imágenes. “Y dijo, 'Porque creo que voy a potar'. Y así fue como conocí a Kurt". Las fotos que le hizo aquel día de noviembre de 1993 ―impactantes por sí mismas, un conmovedor retrato de la reticencia, el resentimiento, la resaca y el éxtasis― fueron la primera imagen que mucha gente tuvo de Cobain. El poster de Last Days (2005), de Gus Van Sant, la película sobre los últimos momentos de Cobain, centra toda la atención en las gafas.

Lil Yachty en los Premios MTV de 2017. Fotografía Kevin Winter/Getty Images

Hay algo acerca de la deslumbrante blancura de estas gafas de sol, su tamaño y su efecto monocromático que atrae la mirada hacia ellas. Ves las gafas de sol, después el rostro que hay tras ellas y después la imagen al completo. Aunque cuenta con un lugar inamovible en el grunge de los 90, este accesorio fue una elección insólita para el músico alternativo más destacado de la época. Frohman las llama gafas “Jackie O” [por Jackie Onassis], glamurosas y muy sesentas. Antes de Cobain, la modelo más memorable de gafas de sol blancas fue la santa patrona del chic de la delgadez extrema Audrey Hepburn, con una montura redonda de Oliver Goldsmith.

Unos pocos meses antes de la famosa sesión de fotos de Cobain, habían aparecido un par de grandes gafas de sol blancas en la portada de agosto de la versión francesa de Elle, llevadas también por un ser humano con laca de uñas de color rojo sangre, aunque en su caso impecablemente aplicada. Aportan un toque deslumbrante y osado, diametralmente opuesto a la ropa sucia y desgastada que llevaba de la estrella del rock alternativo de los 90. Se trata de una elección que no acaba de encajar. Añade la caótica combinación de independencia rollo "que nadie me moleste" y arrogancia rollo "puedo hacer lo que me dé la gana".

Los excéntricos raperos jóvenes de 2017 utilizan las gafas de manera similar. Conforme salen del underground y se sitúan en el mainstream, llevan consigo este talismán de otro músico que ya dio ese paso antes que ellos, con ambivalencia, irreverencia y sinceridad. Existen vínculos temáticos entre los raperos de SoundCloud y el nihilismo, la depresión, la autodestrucción, la tela vaquera desgastada y el cabello hasta la altura del hombro (actualmente trenzado y teñido de colores brillantes) de Cobain.

Las letras de Takeoff a menudo parecen ser una lista de agentes anestesiantes que le permiten pasar el día y el tema más depresivo de Lil Uzi Vert es una defensa del suicidio. Pero recordemos también a Pharrell con sus gafas ovaladas blancas de Chanel cantando "Happy" en el Coachella. Estas gafas también han sido llevadas por it-kids, fashionistas y músicos de todo tipo: Mike Will Made It, Gucci Mane, Harry Styles. Toda una gama de actitudes diferentes. Incluso hay cierta reticencia a llamarlas gafas Cobain, o simplemente gafas.

En junio, el rapero Denzel Curry declaró con contundencia: “Tío, esto no son gafas a secas, son las 'gafas de la influencia'". Si llevas ahora estas gafas estás hablando el idioma del prestigio mediático. En 2017 se han convertido en un objeto tan adorado por los jóvenes raperos sedientos de seguidores (de "influencia") que se han convertido en un meme.

Pero las gafas siempre han servido como complemento para personas con un look muy definido. El día que Cobain fue fotografiado llevándolas, también llevaba un gorro de cazador y una chaqueta con estampado de leopardo. Lil Yachty las ha llevado con una sudadera de Mickey Mouse, brazaletes de diamantes y shorts de camuflaje. Son tan grandes y ridículas que cuando más destacan es llevadas con un conjunto maximalista: cuando hay demasiadas cosas en tu vestimenta y entonces añades una cosa más. La forma de la montura también se conoce como estilo "alien" y crea un efecto bulboso de expansión de la frente que parece implicar tanto un cerebro grande como un alma juguetona. Su proporción es exagerada, no es humana. No pertenecen a este mundo ni a esta época.

Como sucede con todas las gafas de sol de tamaño exagerado, también son una paradoja. Capturan nuestra mirada pero también son evasivas. Conjuran la energía de un artista que quizá es demasiado sensible para la fama. Frohman explicó sobre el día en que Cobain llevó las gafas de sol blancas: "¿Sabes? Es un hombre atractivo, sus ojos son muy expresivos. Estas imágenes son diferentes y resultan interesantes. Pero para mí hay algo acerca de estas fotos que va más allá de la conexión con una persona". A veces, la mejor forma de hacer una conexión es hacerlo de forma indirecta. A veces tienes una resaca terrible y te molesta la luz. Sea como fuere, las gafas de sol de montura blanca son un regalo divino.