chanel nos lleva a una villa mediterránea con su desfile de alta costura

La ola de frío es irremediable, pero Karl Lagerfeld quiere transportarnos a un lugar más cálido.

|
23 enero 2019, 5:07pm

El último desfile de Alta costura de Chanel se presenta como un oportuno recordatorio de que, en los Campos Elíseos de la Alta Costura, Karl Lagerfeld es un visionario monumental, en todos los sentidos de la palabra. A sus 85 años, el káiser todavía es capaz de coleccionar suspiros tanto de editores y compradores pasen las temporadas que pasen. Para su última presentación de Alta costura, Karl nos llevó de paso por una fabulosa villa mediterránea, con palmeras, césped y una piscina. Algo que resulta más impresionante todavía si tenemos en cuenta que el desfile transcurría mientras París se veía acechada por una tormenta de nieve.

chanel haute couture 2019

En el centro de la narrativa encontramos la técnica del pliego artístico, no muy diferente del origami. Esto se aplicaba a todos los elementos más "Coco" de la firma, pero, en este caso, la sastrería se presenta como un rasgo especialmente fuerte. La colección se definía por sus collares, dobladillos enrollados o doblados perfectamente redondeados en chaquetas, faldas y escotes de forma arquitectónica. Los pliegues anchos y los dobladillos de las faldas acampanadas aparecían en forma de pliegues inversos, ceñidos a la cintura y abriéndose en las caderas como si fuesen pétalos. Algunas de esas piezas están hechas de cuero, por lo que estamos seguros de que la maison habrá tenido que acudir a los servicios de algún ingeniero.

chanel haute couture 2019

El desfile transcurría en un periodo de dos siglos; de la década de 1780 a la década de 1980. Ambos fueron periodos de decadencia: las musas eran María Antonieta y la princesa Diana. El maestro peluquero de Chanel, Sam McKnight, describía los peinados como "un cruce entre los bouffants empolvados de Fontage del siglo XVIII (estilo Kirsten Dunst interpretando a la última reina de Francia) y los peinados eléctricos de Blitz Kids y el David Bowie de los 80". Esto se reflejaba de manera similar en la colección. Había iteraciones modernas de 'robes de style': vestidos de cóctel de malla que fueron pioneros en los años 20 en homenaje a las mantuas de la corte de Versalles. Esta vez, los vestidos se presentaban confeccionados en una deliciosa paleta de rosas claros, verdes y azules que parecían sacados directamente de una pintura de Fragonard.

chanel haute couture 2019

Sin embargo, también encontramos trajes ochenteros que evocan a los que Tom Wolfe describió como los Rayos X de la sociedad: las señoras que almorzaban, el club de la Alta costura original. Un look monocromático, delineado en blanco con hombros puntiagudos, no estaría fuera de lugar en un serie de televisión como Dinastía. Sin embargo, encontramos una falda suavemente redondeada por encima de la rodilla. Estos gestos sutiles renuevan lo que podría ser una silueta abiertamente retro.

chanel haute couture 2019

En la colección, encontramos piezas absolutamente magníficas: un traje de marfil bordado con motivos de porcelana Sévres; una sección dedicada a los amados LBDs de Coco Chanel; una blusa que revoloteaba con rombos hechos a mano, sostenidos por 650 cuentas; bordados florales adornados hechos de mezclas de plexiglás, plumas e incluso piezas cerámicas.

chanel haute couture 2019

Vittoria Ceretti cerró el desfile en el papel de la novia, enfundada en un traje de baño deslumbrante y un gorro de natación cubierto de velo. También terminó con el anuncio de que Karl Lagerfeld no iba a poder salir a saludar debido a una estado de indisposición por temas de salud. En su lugar, su mano derecha, Virgine Viard, se encargó de hacer la reverencia final. No obstante, la colección fue testimonio de su talento. Esperamos que se recupere pronto.

chanel haute couture 2019
chanel haute couture 2019
chanel haute couture 2019
chanel haute couture 2019
chanel haute couture 2019

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.