Fotografía Marin Driguez 

jóvenes parisinos reflexionan sobre el incendio de notre-dame

"400 millones de euros en donaciones para reconstruirlo. ¿De dónde vienen? ¿Están imprimiendo dinero nuevo? Hay gente que se muere de hambre. ¡Dadles ese dinero!".

por Matthieu Foucher
|
22 Abril 2019, 7:42pm

Fotografía Marin Driguez 

Este artículo apareció originalmente en i-D FR.

En las últimas horas de la tarde del lunes 15 de abril, una llama blanca sospechosa comenzó a elevarse desde el techo de Notre-Dame en Paris, atrayendo la atención de muchos turistas y transeúntes. El fuego se propagó rápidamente a través de las redes sociales: en todo el planeta, la gente comenzó a especular, llorar y compartir.

En tan solo unas pocas horas, toda Francia estaba en duelo y, en un contexto de alta misa patriótica y religiosa, comenzaron a hacerse las grandes declaraciones. El presidente prometió en seguida que Notre-Dame se reconstruiría, mientras que un presentador de televisión bautizó a la catedral como "un pariente cercano de todos los franceses". Mientras tanto, las empresas más ricas de Francia, que seguramente vieron una ganancia comercial, comenzaron a tratar de superarse con promesas de donaciones. "Somos un pueblo que construimos; tenemos mucho que reconstruir", declaró Emmanuel Macron al día siguiente en su "discurso a la nación", instando al país a unirse y olvidar los disturbios de los últimos meses (por no mencionar otros incendios). Y de hecho, en un momento en que abunda la ira por la desigualdad, cuando los jóvenes se están movilizando por la supervivencia de la Tierra y los católicos rechazan a la Iglesia después de los escándalos de abuso sexual, ¿comparte todo el mundo esta angustia?

Nos adentramos en las calles de París para preguntar directamente a la gente qué opinan acerca de lo que ha desencadenado el incendio de Notre-Dame.

Axel, 21 años, estudiante en la Escuela Nacional Superior de las Artes Decorativas de París

1555497912258-ND1

¿Cuál fue tu reacción cuando te enteraste de la noticia?
Recibí la noticia por mensaje. Corrí a la catedral para verlo por mí mismo, pero el techo ya se había quemado. Es extraño decir esto, pero fue precioso: la gente lo recordará como un espectáculo increíble. Las catedrales siempre han sido un tema importante en la pintura; cualquier pintor querría pintar a Notre-Dame en llamas. Al menos, yo lo haría.

¿Representa algo para ti pérdida de este edificio?
Estoy triste, pero los incendios son un hecho de la vida. Muchos edificios han sido quemados y reconstruidos a lo largo de la historia. Si lo piensas, solo tenemos una parte del Louvre, y eso no impide que la gente se quede maravillada.

¿Qué piensas de las reacciones de la gente y de la prensa?
El duelo es un poco demasiado. Es algo material y, en estos tiempos, tenemos que aprender a separarnos de las cosas materiales. En el contexto de la humanidad, Notre-Dame es importante, pero este incendio en 2019 no lo es.

Muchas empresas han anunciado que donarán millones de euros para reconstruir Notre-Dame. ¿Qué piensas de eso?
Uno se podría cuestionar la legitimidad de los 200 millones de euros de LVMH.

Florine, 23 años, estudiante de Historia del École Nationale des Chartes de París

1555498125423-ND2

¿Cuál fue tu reacción cuando te enteraste de la noticia?
Estaba estupefacta. Es un sentimiento que te agarra de las entrañas. Te sientes impotente: vimos que la catedral estaba en llamas y no pudimos hacer nada.

¿Viste el incendio como símbolo de algo?
Soy católica y creyente. Es muy tentador encontrar una metáfora en esto: muchos escándalos han estado sacudiendo a la Iglesia, particularmente a los altos cargos del clero. Entonces, ver una iglesia quemarse desde el techo, bueno, es bastante sorprendente. Y aunque ya no estamos en la Edad Media, es fácil ver esto como una imagen de la Iglesia como una institución que sufre.

¿Qué piensas de las reacciones que se han generado?
Me han sorprendido: como es un monumento religioso, y en Francia nuestra relación con la religión está fundamentalmente relacionada con el secularismo, pensé que nuestra reacción sería más modesta. Es bueno ver que la gente se preocupa por nuestra herencia, que a menudo se pierde en la confusión.

¿Crees que a los jóvenes no les importa lo suficiente la historia?
Sí. En total, se ha anunciado que se va a donar mucho dinero para su reconstrucción, y nuestra reacción inmediata es: bueno, habría sido fantástico que hubiesen dado ese dinero a otras causas. Sin embargo, en última instancia, la cultura es sobre lo que se construye nuestra sociedad. A corto plazo, podríamos pensar que necesitamos ese dinero para otras cosas, pero a largo plazo, si se desea que la sociedad perdure y prospere, debemos cuidar el pasado para asegurar el futuro.

Adam, 17 años, estudiante de bachillerato del distrito XIX de París

1555498152654-ND3

¿Cómo reaccionaste cuando te enteraste de la noticia?
Al principio me sorprendió. Hace 700 años que está ahí; es un edificio histórico y es triste para todos los que adoran Notre-Dame. A mí, personalmente, no me importa mucho Notre-Dame. No es algo que vaya a afectar a mi vida.

¿Qué representa para ti la pérdida de este edificio?
Soy musulmán y debemos respetar otras religiones. Así que respeto a los cristianos que están tristes por esto. Si la Meca estuviera ardiendo, me sentiría muy molesto.

¿Qué piensas de las reacciones que están surgiendo?
Creo que algunas personas se están excediendo un poco; veo algo de hipocresía. En Snapchat, he visto muchas historias; no hay necesidad de exagerar tanto. No ha sido un atentado. Muy pocas personas resultaron heridas. Nadie murió, todo está bien.

Dieynabou, 34 años, directora artística

1555498178392-ND5


¿Cómo te sentiste cuando te enteraste de la noticia?
Estaba conmocionada y triste; para mí, fue tan intenso como si hubiese sido un atentado.

¿Qué significa para ti ver arder Notre-Dame?
Soy musulmana practicante, pero soy francesa, así que para mí esto es, ante todo, historia y herencia. Así que ver este tipo de edificio arder, duele. Recuerdo mi primera visita allí cuando tenía seis años: me impresionó la capacidad de la humanidad para construir algo tan hermoso. Va más allá de cualquier tipo de culto institucionalizado.

Algunas empresas se han comprometido a donar cientos de millones de euros para reconstruir Notre-Dame. ¿Qué piensas sobre eso?
Me siento un poco incómoda: si podemos ahorrar 100 millones de euros y destinarlos a un edificio, podemos ahorrarlo por otras causas. Pero hacer ese tipo de comparaciones realmente no ayudará en nada.

Jonathan, 21 años, artista procedentede Israel, Alemania y París

1555498195611-ND4


¿Cómo te sentiste cuando te enteraste de la noticia?
Pensé que era triste, pero hermoso. Es una lección importante: nada dura para siempre, todo llega a su fin. Estamos viendo el inicio de una nueva modernidad; la religión y la Iglesia no tienen la misma influencia que tenían antes, y siempre es bueno que el hombre blanco pierda poder.

Desde un punto de vista espiritual, ¿esto significa algo para ti?
Vi el fuego con mis propios ojos; fue realmente bello, como si Satanás nos estuviera hablando a los humanos para decir "¡se acerca el fin de vuestro mundo!". Me identifico como gay o queer, soy una persona espiritual y creo en la misma luz que quemó la catedral. Creo que necesitamos quemar todas las iglesias y deshacernos de todas las religiones organizadas. Necesitamos reconectarnos con la espiritualidad, para entender que todos los seres humanos somos iguales y así finalmente podamos aceptarnos unos a otros.

¿Qué opinas de las reacciones en redes sociales y en la prensa?
En los países musulmanes, cuando ISIS llegó al poder, destruyeron lugares egipcios y religiosos que eran claramente más importantes, y a nadie le importó. Ahora esto pasa en París y el mundo entero se siente invertido; es muy cínico. Si me preguntas, ¡es una locura que en tan solo unas pocas horas la gente haya donado más de 450 millones de euros por una iglesia! Tenemos muchos otros problemas que afectan a la vida humana.

Awa, 21 años, estudiante de máster en Política Internacional en Toulon

1555498252132-ND6


¿Cómo reaccionaste cuando te enteraste de la noticia?
Me sorprendió: inmediatamente, mi mente se dirigió a quién hizo esto y por qué. ¿Cómo empieza un incendio desde el techo? ¿Quién se fuma un cigarro en el techo de Notre-Dame? Nadie. Además, estoy loca por la cultura, el patrimonio y la historia. La presencia de Notre-Dame representa todo tipo de cosas: de dónde venimos, a dónde vamos. Francia tiene mucho de eso; muchos edificios que tienen esta historia, y ya ni siquiera los vemos. ¿Tiene uno que prenderse fuego para que recordemos que existe?

Desde un punto de vista espiritual, ¿significa esto algo para ti?
Creo en Dios, soy deísta, pero veo la religión como una abominación. Algo sagrado que ha sido puesto en manos del hombre, pero lo pervertimos en cuanto lo tocamos: la religión no es más que misoginia, racismo y guerra. Para mí, esto simboliza que ninguna religión está exenta de ataques, pero quemar algo no sirve de nada.

¿Qué piensas de algunas de otras reacciones que han ido surgiendo?
Escuchas a la gente decir: "Es un crimen contra la religión, es un crimen contra nosotros...". Esto es solo un delito, punto. No hay que pensar en contra de quién fue. No importa de dónde vienes, quién eres; lo que pasó es abominable, y eso es todo. A nadie le importa una mierda tu "agenda".

¿Y de las donaciones de los multimillonarios para reconstruir Notre-Dame?
Bueno, eso no lo he podido superar todavía. ¡Mira el París en el que vivimos! 400 millones, de repente, ¿de dónde vienen? ¿Están imprimiendo dinero nuevo? Hay gente hambrienta, joder, ¡dadles ese dinero!

Créditos


Texto Matthieu Foucher
Fotografía Marin Driguez

Tagged:
Paris
francia
Cultură
Notre Dame