este proyecto fotográfico muestra la intimidad masculina coreana

'Boys of Seoul' de Lindsay Ryklief busca documentar la diversidad más allá de los estereotipos.

|
ago. 28 2018, 8:51pm

Este artículo ha sido publicado por i-D México.

“Mi musa es cada persona que elijo fotografiar”. Lindsay Gary Ryklief es un DJ, promotor y fotógrafo originario de Ciudad del Cabo, Sudáfrica que se mudó a Seúl en 2013. Además de ser un acto regular en clubes como Cakeshop, en el barrio de Itaewon, Lindsay se ha dedicado a documentar rostros para su serie fotográfica, Boys of Seoul. “Quería mostrar otras expresiones de masculinidad. Quería mostrar la comodidad y la intimidad que existe entre los hombres coreanos, independientemente de su sexualidad”, nos cuenta al respecto del proyecto que sigue creciendo cada vez más. Hablamos con Lindsay acerca de la representación de la belleza en la industria de la moda coreana, la creciente visibilidad queer en una sociedad conservadora y la importancia de la intimidad.

¿Qué te hizo comenzar una serie fotográfica?
Vivir en Corea del Sur durante los últimos seis años me ha ayudado a apreciar la rica cultura coreana de diferentes maneras, incluida la belleza de la gente de aquí. La serie de fotos comenzó porque quería colaborar con modelos para capturar su belleza en momentos crudos, sin filtros; cuando comencé a trabajar con ellos –la mayoría de origen coreano– los temas de masculinidad, feminidad, y hermandad, comenzaron a emerger orgánicamente y fue entonces cuando empecé a ver mi trabajo desde una perspectiva diferente. Ahora me enfoco en eliminar cualquier estereotipo negativo que pueda existir sobre los hombres asiáticos en los medios convencionales, y hacer lo que pueda para mostrar las diferentes facetas de la masculinidad coreana y la masculinidad en general.

¿Cómo eliges a los sujetos que conforman tu serie?
No tengo ningún criterio específico, pero los escojo porque creo que son interesantes o forman parte de alguna minoría dentro de Corea –como chicos con tatuajes, pintores, raperos, o fotógrafos. Los encuentro a través de Instagram, por amigos de amigos, o como paso mucho tiempo en clubes tocando como DJ, cuando conozco gente nueva, les hablo sobre mi proyecto y veo si les interesa.

Como un outsider recientemente integrado a la comunidad LGBTQ+, ¿cómo te sientes acerca de la evolución de la visibilidad queer en Seúl?
En general, siento que la generación más joven es mucho más abierta y consciente de la identidad queer. Cada año aumenta el número de asistentes al Seoul Queer Culture Festival –definitivamente hay más visibilidad queer que cuando comencé a asistir hace algunos años. Y, aunque también están presentes los manifestantes anti-LGBTQ+, este año hubo mucho menos. Ahora es posible encontrar más espacios y eventos enfocados a la cultura queer.

¿Crees que la actual industria de la moda coreana presenta una amplia gama de caras y cuerpos?
No, Corea es una sociedad muy homogénea con estrechos estándares de belleza, por lo que en términos de cuerpos y caras no creo que represente la diversidad de la belleza coreana. Sin embargo, está cambiando, poco a poco.

¿Por qué es importante para ti retratar la intimidad masculina?
Usualmente hay una idea de lo que significa ser masculino, y hay muchos problemas en torno a las representaciones tóxicas de la masculinidad. [Con estas fotos] Quería mostrar otras expresiones de masculinidad. Quería mostrar la comodidad y la intimidad que existe entre los hombres coreanos, independientemente de su sexualidad. Este tipo de cercanía podría ser desconocida para las culturas occidentales. Existe una hermandad entre amigos varones en Corea, y para mí, hay algo muy especial acerca de ello, y es justo lo que quiero retratar.

¿Cómo crees que tus imágenes desafían el estereotipo de la figura masculina en Seúl?
Brindo un espacio para que los modelos colaboren en un proyecto en el que pueden explorar la energía masculina y femenina. Los modelos pueden explorar cómo sentirse cómodos con sus cuerpos, independientemente de su forma, tamaño y orientación sexual. Permite a las personas ver distintas dimensiones de la figura masculina en Seúl.

Para ti, ¿quién está haciendo una contribución valiosa a la escena creativa en Seúl en este momento?
Tengo algunos fotógrafos y creativos en general favoritos: las eróticas fotografías de Yejin Jung; Soomin Yim, la cual es una fotógrafa que captura la vida cotidiana de los coreanos en la calle; Annie Hong, quien es pintora y su arte se centra en el feminismo y la representación LGBTQ+.

¿Qué quieres que la gente se lleve al ver tus fotos?
Esencialmente, la apreciación de la masculinidad como multifacética, y específicamente que se aprecie la belleza masculina asiática más allá de las representaciones del K-Pop. Me gustaría que las personas vean la diversidad de los hombres coreanos y también sientan la relación íntima que existe entre ellos. Susan Sontag lo dijo mejor: 'Lo más hermoso en hombres es algo femenino; lo más hermoso en mujeres es algo masculino'.