¿por qué sigue habiendo censura en el cine?

Después de la reacción del público por la severa clasificación de 'Diario de una adolescente', ¿por qué seguimos viviendo actos de censura en el cine?

por Emily Manning y i-D Staff
|
11 Agosto 2015, 10:50am

A pesar de que el director Gaspar Noé aseguró que Love, su nueva película, es apta para mayores de 12 años, ya anticipó que la restricción de edad sería mucho más severa dado que la obra contiene escenas de sexo explícito en 3D.

La sospecha fue confirmada cuando, tras debutar en el Festival de Cannes, los legisladores decidieron que en Francia solo la podrían ver los mayores de 16 años, pero la semana pasada, después de la presión política y religiosa por parte de la derecha, han subido la restricción a 18. Estos sucesos han hecho que el director se cuestione el futuro de la libertad de expresión en el cine.

Noé habló con el periódico francés Libération después de la reclasificación y la tachó de "sin sentido." Aunque presenta escenas de sexo y el director ha declarado que espera que "los hombres tengan erecciones y que las mujeres acaben mojando su ropa interior", Gaspard mantiene que no se trata de pornografía, sino que -como sugiere el título- describe la belleza de la intimidad sexual.

Noé también le ha manifestado su preocupación a la administración sobre los riesgos que conllevan este tipo de acciones. "Los directores y los productores pueden empezar a asustarse por este tipo de medidas y existe el riesgo de que los cineastas o los escritores empiecen a autocensurarse", le confesó al periódico.

Esta decisión aparece casi a la par que la de calificar (también) Diario de una adolescente para mayores de 18 años en el Reino Unido. "Creo que es algo muy triste y patético que sea un grupo de hombres el que decida qué puede ver y pensar una mujer joven", nos confesaba recientemente en una entrevista la directora Marie Heller.

En 2010, la apelación para revocar la controvertida clasificación "NC-17" (no apta para menores de edad) de la película de Ryan Gosling, Blue Valentine, resultó ser todo un éxito y el film se recalificó como "R" (es decir, para mayores de edad o menores acompañados de un adulto) poco antes de su lanzamiento. Con suerte, Noé podrá conseguir lo mismo y reclamar su derecho a la libertad de expresión.

No te pierdas:
*El cine comercial y la industria del sexo
*Las 10 películas más esperadas del Festival de Cannes

Tagged:
Love
gaspar noe
Sexo
Cultură
cine