sin comentarios: los cinco diseñadores más tímidos ante los medios

Hay ocasiones en las que enfrentarse a lo medios parece algo así como buscar un novio en el instituto –cuanto más evasivo sea el diseñador, más atractivo nos parece-. Desde Phoebe Philo hasta el diseñador de Supreme, James Jebbia, os presentamos a...

por i-D Staff y Courtney Iseman
|
11 Mayo 2015, 2:09pm

Photography Francois Guillot for Getty Images

Desde los tiempos de Yves Saint Laurent, los diseñadores de moda más queridos son casi igual de famosos que las celebridades a las que visten. Pensemos si no en Ralph Lauren, Marc Jacobs, Karl Lagerfeld. Los directores creativos deben representar a sus marcas en interminables apariciones ante el público, los medios, y, cada vez más, en las redes sociales. 

De hecho, esta creciente presión por estar en el ojo del huracán ha hecho le ha pasado factura a algunos diseñadores, algo de lo que Dana Thomas habla en libro sobre las carreras de Alexander McQueen y John Galliano. Pero para ellos hay una alternativa a las entrevistas y a la publicación de las fotografías de sus vacaciones: alejarse de los medios por completo y concentrarse en su trabajo al 100% (una táctica que funciona mucho mejor cuando el diseñador en cuestión tiene un talento inconmensurable, claro). Aquí presentamos a cinco diseñadores que se han alejado explícitamente de la opinión pública, y te contamos a qué extremos han llegado para conseguir su objetivo: pasar desapercibidos. 

Rei Kawakubo
Rei Kawakubo de Comme des Garçons ha sido durante más de 40 años una de las diseñadoras más respetadas en la industria, y eso a pesar de haberse mantenido apartada de ella. Un artículo de 2005 en The New Yorker explica, con información de primera mano, el silencio de esta diseñadora: Thurman entrevistó a Kawakubo junto a su esposo, Adrian Joffe, quien ve a su esposa sólo una vez al mes, ya que respeta su deseo de estar sola. Thurman señala que "charlar -o hablar de cualquier cosa- no es una habilidad de Kawakubo". 

Aunque algunos de sus amigos, como Azzedine Alaïa, dicen que Kawakubo es encantadora, nunca socializa en los grandes eventos, y está considerada como una persona estricta. "Prefiere que su trabajo sea el que hable por ella",  dijo Joffe a South China Morning Press. Kawakubo sostiene que la mejor manera de conocerla es a través de sus prendas, y otros diseñadores, editores, compradores y escritores respetan su silencio como si se tratara de una cualidad de los genios como ella

James Jebbia de Supreme
Supreme es probablemente una de las marcas de ropa casual más reconocida en el mundo, un lugar increíble al que todo el mundo puede acudir, desde un joven skater hasta Kate Moss. A pesar de que la insignia es omnipresente, su fundador, James Jebbia, prefiere alejarse de los medios. ¿Por qué? Porque, según lo que le dijo a 032C en 2012, la gente generalmente no lo entiende, ni a él ni a su marca: "Todas las revistas, cuando son amables, creen que somos una pequeña tienda de patines que se dedica a hacer piruetas en el centro. Siempre escriben lo mismo". 

Jebbia nunca quiso ser un rostro publicitario, y decide omitir su presencia en los medios, ya que cree que hacerlo no le agregará mayor significado a la identidad de Supreme. Cuando en el pasado se ha filtrado información de su vida privada -como cuando se publicaron unas imágenes de su increíble apartamento en Nueva York en la revista italiana Case Da Abitare-, ésta ha sido posteada y reposteada obsesivamente por los fans del streetwear. Su perfil bajo solo logra incrementar el sentimiento de exclusividad que proyecta Supreme.

Phoebe Philo
Al igual que Kawakubo, Phoebe Philo asegura que sus colecciones hablan por ella. La diseñadora de Céline nunca se deja llevar por una competencia feroz en el mundo de la moda, pues le da prioridad a su familia (es vox pópuli que no quiso llevar a su familia de Londres a París para el trabajo de Céline y que renunció a Chloé para pasar más tiempo con su hija) y decide mantener su vida personal privada. 

Su preferencia por mantener una vida tranquila se traduce de forma maravillosa en sus diseños minimalistas. Si recopiláramos toda la información de sus entrevistas, nos daríamos cuenta de que Philo es simplemente una persona normal y modesta -con un impresionante talento para su trabajo-. De acuerdo con The Cut, Philo le dijo a Alexandra Shulman en el British Vogue Festival: "Decidí dedicarme a lo que me hacía sentir cómoda. Siempre le he temido a la fama. Nunca me gustó la idea de ser famosa".

Martin Margiela
¿Qué sería de un listado de diseñadores evasivos sin el hombre que inventó el anonimato en el mundo de la moda? Aunque ya esté retirado, la invisibilidad de Martin Margiela es un tema candente gracias al documental The Artist is Absent, que se estrenó este año en el Tribeca Film Festival. Margiela es vanguardia: la combinación perfecta entre diseñadores puristas, futuristas y anónimos. Habla con la prensa sólo por medio de un fax, no permite que se le hagan fotografías, y se niega a aparecer en público. 

Su identidad es tan oculta que en 2008 la gente se preguntaba si seguía trabajando en su propia marca (un rumor que OTB Group creó en 2002 al decirle al personal que se iría en cualquier momento), y, en 2009, se confirmó su salida. La marca siguió con la tradición del anonimato hasta que Suzy Menkes "desenmascaró" al diseñador Matthieu Blazy en un desfile de primavera/verano de Alta Costura -ahora Blazy trabaja en Céline y el para-nada-anónimo John Galliano lo ha sustituido-.

Melitta Baumeister
Es la diseñadora más joven en esta lista, con solo 29 años de edad, y es la prueba de que incluso los diseñadores millennial pueden odiar a los medios. Siguiendo los pasos de Kawakubo, Baumeister se ha ganado su lugar en el mundo exclusivo de los vanguardistas visionarios del mundo de la moda. Esta diseñadora alemana con residencia en Nueva York terminó sus estudios en Parsons e inmediatamente puso su colección a la venta en Dover Street Market, y empezó a vestir a estrellas como Rihanna. 

Baumeister es especialista en crear piezas moldeadas en silicona y otros materiales táctiles experimentales, logrando que sus looks sean clínicos y de alto impacto. Su estilo minimalista empata con su silencio frente a los medios. Rechaza las entrevistas de forma habitual, apenas sí tiene presencia en Instagram, y ya siente los efectos de que los medios no la entiendan. Baumeister prefiere sumergirse en sus creaciones antes que estar en la boca de todos los medios de comunicación de moda.

Recomendados


Texto Courtney Iseman