Publicidad

conoce al chico que le presta ropa a rihanna y a kanye west

La colección de David Casavant es un auténtico tesoro y, gracias a prendas únicas de diseñadores como Raf Simons y Helmut Lang, ha conseguido hacerse un hueco en la industria de la moda.

por Devin Barrett
|
05 Junio 2015, 4:45pm

Photography Christelle de Castro

David Casavant es uno de los coleccionistas de moda del momento y su apartamento en el distrito financiero de Nueva York estaba abarrotado de piezas de firmas como de Jil Sander, Dior Homme y Yohji Yamamoto.

La sala de estar de Casavant estaba repleta de burras de las que colgaban algunas de las prendas más preciadas de la historia de la moda masculina; el suelo de su dormitorio estaba lleno de zapatos de Raf Simons y Saint Laurent e incluso su horno se había convertido en el lugar idóneo para guardar los accesorios. Casavant no vivía con su colección: vivía en ella.

Ahora, cuatro meses después, este joven de 24 años y ha conseguido reagrupar toda esta ropa en una habitación en la que destaca un mural del artista Raizk RJ. Casavant presta a menudo sus piezas a artistas como Rihanna, Kanye West y hasta Paul McCartney (que llevaba su chaqueta de Helmut Lang en el video de FourFiveSeconds). 

Su colección se ha convertido indiscutiblemente en uno de los secretos mejor guardados de la industria de la moda y es fácil saber por qué: Casavant tiene prendas que van desde los pantalones de campana con estampado de serpiente de Gucci hasta la parca de cuero de la colección otoño/invierno 2003 de Raf Simons para Peter Saville. Su archivo está lleno de cientos de extraños hallazgos que harían babear a cualquier amante de la moda.

Lo que comenzó como el hobby de un adolescente de Tennessee, se convirtió en algo mucho más significativo. "Me encantaba la ropa cuando era un crío. Iba a las tiendas vintage a comprar prendas extrañas", explica y añade: "Me sentía muy identificado con lo que estaba haciendo Raf Simons como diseñador en comparación con el resto y el siguiente fue Helmut. Hicieron lo que nadie había hecho en el mundo de la moda masculina; algo nuevo para la época. La ropa para hombre no había cambiado casi con el paso de los años".

A pesar de la cantidad de prendas y accesorios que ha conseguido adquirir en tan poco tiempo, no se considera un coleccionista y nos cuenta: "Todo lo que tengo es ropa, no es como si coleccionase muñecas".

Su propiedad ha comenzado a ser el foco de atención cuando se trasladó a Nueva York después de graduarse en Central Saint Martins para trabajar como ayudante de Mel Ottenberg, Carine Roitfeld y Katie Grand. "Empecé a llevar algunas de mis piezas a las sesiones de fotos, pero lo cierto es que no compraba la ropa para ponérmela", asegura. No pasó mucho tiempo hasta que se dio cuenta del potencial que tenía entre manos: "Comencé a pedir que se acreditasen mis piezas y entonces pensé en la posibilidad de alquilarlas". Casavant puede llegar a alquilar una media de 200 prendas a la semana y hasta un centenar de estilistas acuden a él para que les preste ropa para sus editoriales. Sin embargo, Kanye se pasa por su casa.

"Le echó un ojo toda mi colección y le encanto. Si puedes complacer a Kanye, puedes complacer a cualquiera. Fue genial hablar con alguien como él -que tiene acceso a todo lo que quiere- y es un placer escuchar su opinión y descubrir que lo que le gusta es escoger él mismo lo que se va a poner", nos cuenta Casavant.

Cuando no está en casa de Kanye u organizando préstamos para revistas como Vogue Italia, Casavant colabora con otros artistas de su generación. Cuando hablamos con él, estaba preparando un proyecto con su amigoJacolby Satterwhite, al que le interesa más la combinación entre el arte y la moda: "Me gusta la idea de poner 'Jacolby' en ciertas prendas o 'old Raf Simons' en otras. Queremos hacer algo que no se haya hecho antes. Una de las razones por las que colecciono ropa y la presto es porque me encanta la forma en que cada uno interpreta la moda".

El extenso archivo de Casavant es como un tesoro para las generaciones creativas más jóvenes y añade: "Para mí lo importante es la energía de la juventud: hacer algo completamente nuevo. Hago préstamos a muchos de mis amigos y jóvenes estilistas porque me encanta ofrecerles recursos. Aunque trabajes con prendas antiguas, en la moda todo es transgredir y eso mismo es lo que hicieron los diseñadores cuando las crearon".

No te pierdas:
*Las provocadoras imágenes de Kanye West para Adidas
*Kim, Kanye y Emma Watson son los líderes del 2015
*La historia de amor de Kanye West y Kim Kardashian

Recomendados


Texto Devin Barrett
Fotografía Christelle De Castro

Tagged:
kanye west
Μoda
Christelle de Castro
Raf Simons
helmut lang
david casavant