max schiller de eytys nos habla sobre el poder seductor de los impresos

Con una tienda en línea que selecciona ediciones tempranas de la revista 'Twen' junto a imágenes de la cultura callejera, la nueva ola del girl power y los frutos de varias uniones creativas, el medio impreso está lejos de morir en las mentes de Eytys...

por i-D Staff
|
19 Abril 2016, 9:45pm

Me enamoré de lo impreso a principio de mis veinte mientras hacía unas prácticas profesionales en la agencia de diseño Baron and Baron en Nueva York. Durante tres meses lo único que hice fue investigación de imágenes en la amplia y alucinante biblioteca de Fabien Baron. Los libreros enormes tenían de todo, desde revistas de hace varias décadas hasta ediciones poco conocidas con grandes maestros de la fotografía, el arte y la arquitectura. 

Estaba pasando las hojas tan intensamente que desarrollé una lesión en el brazo, como el hombro de tenista de un geek de libros. Al mismo tiempo comencé a pasar mis fines de semana en la Strand Bookstore en Broadway, explorando los estantes de segunda mano en busca de hermosas publicaciones que pudiera yo comprar. Estaba buscando libros de los grandes maestros de la fotografía de diferentes períodos, comenzando con cosas de Man Ray y André Kertész hasta Irving Penn y Richard Avedon y también de Wolfgang Tillmans y Juergen Teller. Pero pronto abandoné a los grandes nombres y me encaminé a descubrir libros de fotógrafos y artistas a los que no conocía previamente. 

En contraste con el mundo digital, coleccionar libros es un proceso lento y a largo plazo, y un librero es una representación intrigante de alguien y los distintos períodos en su vida. Para mí lo impreso y lo digital son dos cosas completamente diferentes, en mi mundo tienen muy poco que ver el uno con el otro, pero no podría vivir sin alguno de los dos. Utilizo la red constantemente para la investigación —pasando horas perdido en el mundo digital. Volteo hacia lo impreso para una experiencia más evocativa. Es todo un ritual estar solo en casa hojeando un hermoso libro. 

Habiendo dicho eso, el Internet ha convertido al mundo en una gigantesca comunidad que comparte y queremos darle la bienvenida de cualquier manera posible. Todos ganamos algo de eso y es lo que lleva a todo adelante. En Eytys lo vemos como nuestro deber ser completamente transparentes con el lugar de donde surgen nuestras ideas, cualquier persona que nos haya inspirado de alguna manera merece el crédito y lo digital es parte esencial de esto. Desde el comienzo, incluso antes de lanzar la marca, hicimos el moodboard de Eytys público en una página de Tumblr. El Internet invita al individuo a crecer —no solo le da espacio al big brother. Es democrático y cruza fronteras. La mayor parte de nuestras colaboraciones han comenzado como una búsqueda en Google que enloquece, yo pasando horas buscando y encontrando a alguien que es verdaderamente talentoso, pero que está basado en un lugar lejano de los lugares comunes del sistema de la moda y el arte. Me encanta cómo el Internet puede juntar a personas con intereses y estéticas similares sin importar su afiliación social o la distancia en el mapa. Eso es lo que sucede aquí. Descubrí por primera vez el trabajo de la estilista Gabrielle Kannemeyer en línea a través de un editorial increíble que hizo con el fotógrafo Travys Owen para el diseñador sudafricano Lukhanyo Dingi. Después de googlear un poco me llevó al trabajo de Kristin-Lee Moolman y me enganché por completo. Ella está basada en Johannesburgo y tiene una red de contactos única dentro de las escenas de la música, la moda y todo lo LGBT en la ciudad, las cuales retrata de una manera extraordinaria con Kannemeyer. Tienen una gran habilidad para crear imágenes hermosas con trasfondo, confianza y actitud.

Queríamos algo con ese espíritu para Eytys. Después de un par de días en la ciudad estuve fascinado con ella y la escena creativa que hace ebullición en las sombras de la violencia y los desafíos políticos y económicos. Delicious fue fotografiado por un joven sudafricano, presentando a jóvenes músicos, diseñadores y modelos sudafricanos que usan cosas de diseñadores sudafricanos emergentes. Los medios reportan la tristeza, pero hay una fortaleza impresionante en la creatividad que también merece ser comunicada. Espero que Delicious ponga el foco de atención sobre esto. 

Más de i-D:

Los editores que le están dando forma al futuro de las publicaciones

Una mirada exclusiva dentro del zine 'Typical Girls'

¿Hacia dónde se dirigen las publicaciones de moda?

Delicious launches this week on Eytys.com

Credits


Texto Max Schiller

Tagged:
delicious
Cultură
campañas
publicaciones
impresos
eytys
max schiller