la clave para triunfar en el mundo del arte es ser narcisista (según un estudio)

Una nueva investigación relaciona el éxito en el mercado del arte comercial con la frecuencia en que un artista habla de sí mismo.

por Blair Cannon
|
24 Marzo 2016, 9:31am

Un nuevo estudio del catedrático de finanzas Yi Zhou, publicado en el Diario Europeo de Finanzas, ofrece pruebas de que el éxito económico de un artista está relacionado con su nivel de narcisismo. Con los datos que obtuvo de artinfo.com, Zhou pudo establecer una correlación entre el comportamiento del mercado de las obras de arte y el ego de los artistas. 

Algunos de los criterios que llevan al éxito artístico son el reconocimiento por parte de la élite del mundo del arte, la cantidad de exposiciones en solitario y en grupo y la cantidad de obras de un artista determinado que un museo o galería tiene en su poder. Por otra parte, el criterio del narcisismo tiene que ver con el tamaño de la firma (que está en relación con la autoestima), el número de autorretratos y la frecuencia con la que utiliza la palabra "yo" en las entrevistas

Zhou afirma que el número de autorretratos aumenta el precio del mercado de la obra de un artista en un 13%, y el uso del pronombre de primera persona se relaciona con un aumento del 4% en el precio de mercado. Zhou no explica las razones que llevan a estos números, pero con un vistazo rápido a la historia de la humanidad (hasta llegar a la actual cultura del selfie) podríamos descubrir la explicación por nosotros mismos. Parece que esta actitud egocéntrica vale la pena, pues estos artistas simplemente son mejores (o están más cómodos) a la hora de exigir atención.

Lee: Christopher Kane: "No me gusta el narcisismo, es como una maldición".
Lee: ¿Las mujeres lo tienen más difícil para ser artistas?

Artnet

sugiere que a los artistas con un mayor autoestima se les da mejor convencer a otros de que son unos genios (piensa en Pablo y Kanye). Los compañeros de Zhou en la investigación de la economía financiera han observado que el narcisismo de los Directores ejecutivos es un beneficio para sus carreras, y en última estancia también para sus empresas, a pesar de que normalmente se predice como una característica negativa. 

Así que, aunque el narcisismo sea un rasgo poco atractivo, acaba permitiendo tanto a los ejecutivos como a los artistas que ganen poder, atención y una compensación mayor. En nuestro mundo contemporáneo lleno de narcisistas famosos (seguramente se te ocurren unos cuantos), este estudio no solo está en línea con nuestra percepción del arte, sino también con nuestra cultura en general.

Recomendados


Texto Blair Cannon
Imagen vía Instagram

Tagged:
Cultură
estúdio
amalia ulman