Publicidad

versace y gigi hadid como icono de las modelos 'reales'

Para Versace en Milán, Gigi Hadid inauguró un desfile que rindió homenaje a la forma femenina y plantó cara a las críticas en la era de las redes sociales.

por Anders Christian Madsen y Edgar Hernández
|
29 Febrero 2016, 1:15pm

versace

Versace y las supermodelos van siempre de la mano. Cuando pensamos en la identidad visual de la casa, nos vienen a la mente al instante esas campañas con Naomi, Linda, Christy, Carla y Claudia. Eran los 90, unos tiempos en que los ideales de belleza respondían a la MTV, y la MTV emitía vídeos musicales con unas supermodelos que eran como mujeres amazónicas construidas como caballos de carreras, nacidas para llevar los vestidos lenceros de Versace. 

Sin querer quedarse anclada en el pasado, tres décadas después, Donatella Versace ha trasladado su casa familiar hasta unos tiempos donde la diversidad es la clave, y es algo en lo que ella cree, no solo desde un punto de vista ético, sino desde el de una mujer que tomó los mandos de una marca creada por su hermano. Puede que los hombres babeen por las chicas sobre la pasarela de Versace, pero ver a Gigi Hadid caminando con garbo en el desfile otoño/invierno'16 el pasado viernes en Milán enseñando un pezón de improvisto, dejó claro que la mirada femenina era la que dirigía el desfile.

Lee: Versace otoño/invierno'16
Lee: Gigi Hadid defiende sus curvas en Instagram

Versace otoño/invierno 16

"Haced que sea sexy", exclamó Donatella Versace justo cuando este periodista de moda llegó al backstage, confirmando lo que ya era aparente: no se trataba de una colección complicada, sino de una colección que pretendía hacer hincapié en el empoderamiento femenino, la diversidad y la aceptación de lo que defiende Donatella media vida después de que su hermano Gianni estableciera su identidad original. 

Presentaron los estampados barrocos de Versace en versión digitalizada, diminutos vestidos lenceros, trajes ajustados al cuerpo (algunos con minifalda) y algunas prendas de abrigo de piel y cuero dignas de una estación de esquí italiana. Fue sexy de forma bastante directa. "Con que fuera eso estaba bien", dijo la matriarca restándole importancia, aunque fue una declaración que lo dice todo. Muy interesada en la era de internet y en lo que significa para la moda, Donatella capta el espíritu de las redes sociales, donde se analiza todo movimiento y look de modelos como Gigi Hadid.

Versace otoño/invierno 16

Hadid forma parte de la generación de las llamadas "it-models", y gracias a su madre y estrella de Real Housewives of Beverly Hills, Yolanda Foster, y a un círculo de amistades en el que se incluye el clan Kardashian-Jenner, su popularidad se encuentra a un nivel diferente de la de las modelos corrientes. 

Tras el desfile de Versace para la última temporada, lanzó una petición a sus trolls para que dejaran de meterse con su cuerpo y forma de desfilar; y si te estás preguntando por qué lo hacen, al parecer es a causa de sus curvas más pronunciadas (que las de las modelos raquíticas) y su caminar más relajado (que el de las modelos que brincan por la pasarela). 

"Represento una imagen del cuerpo que no estaba aceptado antes en la alta costura, y tengo suerte de contar con el apoyo de diseñadores, estilistas y editores", escribió. El hecho de que Donatella le dejara abrir su desfile de esta temporada, fue todo una declaración convincente de apoyo femenino. "Fue muy potente", dijo la diseñadora acerca del desfile.

Versace otoño/invierno 16

Por supuesto, los críticos de las redes sociales estaban listos para atacar. "La forma de desfilar de Gigi es terrible. Se esfuerza en lo que para el resto de modelos es algo natural, o lo tienes o no lo tienes, no es algo que se pueda aprender… solo hay que preguntar a Naomi o Gisele", escribió alguien en los comentarios del Instagram de i-D, sin entender el mensaje de Versace por una mayor aceptación en la diversidad del cuerpo de las mujeres. 

"Los diseñadores están tan desesperados por las relaciones públicas que contratan a estas ordinarias solo para llamar la atención", escribió otro, "y mientras las modelos que te dejan sin aliento se dejan de lado para dar cabida a estas niñas ricas mimadas que han comprado sus carreras". Con su fama, esas "niñas ricas mimadas" están ayudando a crear una imagen más amplia y más saludable de la feminidad en la industria de la moda. Tal y como apunta a menudo Kendall Jenner -que también fue víctima de los trolls de las redes sociales el pasado viernes- su apellido o popularidad en los realities  no se lo ponen más fácil para conseguir el reconocimiento en una industria a menudo dominada por un elitismo refinado.

Versace otoño/invierno 16

"El casting mezclaba la chica cool con la chica real", dijo Donatella, refiriéndose a una mezcla de modelos como Natasha Poly con modelos como Gigi Hadid. En unos tiempos en los que las estrellas de los realities de la tele desfilan por las pasarelas de moda, sus palabras no podían tener más sentido. En lugar de mofarse de este tipo de estrellas que se han infiltrado en la moda, los que las critican deberían agradecerles que aporten un poco de realidad a la industria, al menos en lo referente a la diversidad y a una amplia representación de las muchas formas femeninas. 

Versace otoño/invierno 16

Recomendados


Texto Anders Christian Madsen
Imagen principal vía @versace_official