la 'terrorista drag' christeene es una nueva raza de 'celebrity' americana

Nos ponemos al día con la irreverente artista que hace twerk en el Walmart y asaltó la Iglesia de la Cienciología.

por Philippa Snow
|
27 Septiembre 2019, 8:43am

Esta historia apareció originalmente en The Post Truth Truth Issue, no. 357, otoño de 2019. Puedes pedir tu copia aquí.

Antes de conocer a Christeene, la músico y autodenominada "terrorista drag", ya la había visto tocar su par de mejillas como dos bongos, la había visto asaltar la Iglesia de la Cienciología y hacer twerk en Walmart, y pedirle a alguien que "le arroje [ese] filete de res", y "le arregle la polla".

Había pasado cinco minutos hechizados viendo el vídeo de su balada deprimente que habla de llorar por tu coño, un pastiche que podría haber sido un megahit si tuviera letras diferentes y no se llamara literalmente Tears From My Pussy. En un vídeo de Parkteatret, en Oslo, la había visto cantar una versión de You Dont Own Me de Lesley Gore con un par de globos de fiesta de colores primarios atados directamente a su trasero.

1568129710631-IDM170719_0184_CMYK

"Soy tu nueva celebrity, soy la nueva América", gruñe en el vídeo de una canción llamada, inexplicablemente, "African Mayonnaise". "Ven a tomar un pedazo de mí y quémalo en tu cuarto trasero". Me pareció ser el sueño de John Waters y la pesadilla de América Central: salvaje, aterradora, sucia, divertida y tan alienante para los rectos como es posible publicar.

Su amigo cercano Rick Owens, que aparece en el vídeo de su single "Butt Muscle" de 2017, en el que finge beber su orina, la llamó "teatro, una composición de comedia de arte, kabuki, musicales de Busby Berkeley Hollywood, [y] Grand Guignol". Una descripción que también es tan perfecta y exquisitamente jodida como una prenda de Rick Owens. Un comentario que aparece en el vídeo de "Fix My Dick" la llama un "genio estúpido y asquerosamente asombroso".

Acepté encontrarme con Christeene en público en un parque, esperando lo inesperado y preparada para escandalizarme. Lo que no imaginé que sucedería es que, aunque aparecerió disfrazada, también resultó ser una persona increíblemente amable y educada. La contradicción en el centro de Christeene es su fusión de provocación sexual extrema y sus mensajes políticos y sociales optimistas, predicando la igualdad y exaltando las virtudes del trabajo al mismo tiempo y con el mismo énfasis. Al igual que su creador Paul Soileau y su hermana del alma, Britney Spears, ella es originaria de Louisiana. Sus ojos, realzados con sus habituales lentillas azules, a veces están ocultos detrás de un par de sombras: "para evitar que las personas que están pasando un mal momento tengan que lidiar con un demonio mirándoles en el metro".

1568129754810-IDM170719_0499_CMYK

Sus metáforas se despliegan casualmente, completamente formadas. "Muchos de nosotros, gente creativa", dice, acelerando el tema de la colaboración artista-artista, "somos conscientes del trabajo de los demás, y hay algo agradable en navegar unos en la órbita de otros. Los planetas se acercan. A veces puedes chocar, y a veces no. Lo que más me gusta es acercarme y agarrarme, y follar con la fuerza gravitatoria de las cosas por un tiempo”. Su último proyecto, en lo que respecta a la gravedad, es importante: este septiembre ha interpretado en The Barbican, solo por una noche, un álbum completo de Sinéad O'Connor —en concreto el debut de O'Connor, The Lion and The Cobra— para una multitud agotada de poco menos de dos mil fanáticos. "La gente no sabía qué esperar", se encoge de hombros. "¡Es una noche! Pero me encanta ese tipo de actuacionesr". Compartiendo el escenario con Christeene estarán el artista electrónico sueco Fever Ray y el provocador punk canadiense de Peaches (“ambos con voces que tienen algo que decir y que provienen de lo femenino"), asegurando que no hay posibilidad de que el evento se parezca a una noche de homenaje ni tributos. Cualquier persona presente que no estuviese familiarizada con el trabajo de Christeene, sin duda, ha visto el evento como algo totalmente fuera de lo normal.

1568129772683-IDM170719_0550_CMYK

En la revisión original de 1988 de The Lion and the Cobra, Rolling Stone describió la música de Sinéad como "un gemido de banshee [en la cultura popular irlandesa, banshee se refiere a un espíritu femenino que, según la leyenda, se aparecen a una persona para anunciar con sus llantos o gritos la muerte de un pariente cercano] a través de los pantanos". Es una línea que podría aparecer fácilmente en una reseña de un espectáculo de Christeene. "Ella hizo ese álbum a los 19 años, tan joven y con un bebé en el vientre", dice Christeene. “Y muy enojada, pero usando su cuerpo, su voz y su guitarra como una hermosa máquina para liberar sus sentimientos. ¡Y qué máquina! ¡Qué poder!"

1568129731560-IDM170719_0407_CMYK

"Nacida" hace once años, antes de evolucionar, "o delegar, como quieras decirlo", en clubes húmedos, en YouTube y en fiestas en el sótano, Christeene también trata su cuerpo como una máquina hermosa: una herramienta para las perturbaciones de buen carácter. "Siempre me han atraído las fuentes de energía, inquietud o calor", continúa, "así que siempre he sentido un profundo respeto por Sinead y una atracción por su trabajo como alma rebelde y jinete solitario. Por supuesto que a veces necesita ayuda, pero esa es una necesidad humana; y cuando golpea, golpea fuerte y golpea en sus propios términos. Y no puedo encontrar muchas situaciones en las que ella dijese algo y estuviese completamente equivocada, desde el punto de vista de una mujer, o desde el punto de vista de alguien que realmente sufrió una mierda dura a manos de la iglesia y su familia".

Para conmemorar el evento de una noche que ha ideado para rendir homenaje a su heroína, tiene sentido que Christeene encuentre una nueva forma de revelarse ante nosotros. La desnudez no sería suficiente; ni tampoco otra foto de ella con uno de sus atuendos 'pop-babe-on-metanfetamina'. Así que se le ocurrió aliarse con la artista Katerina Jebb para que la escanease en 3D. El resultado fue una versión de Christeene que parece más grande que la vida misma.

1568129792023-IDM170719_0674_CMYK

En un guiño a su espíritu salvaje y su terrorífica peluca, ha llamado al espectáculo The Lion, The Witch and The Cobra. "Recuerdo haber escuchado The Lion and the Cobra por primera vez después de haber escuchado su segundo álbum", reflexiona, justo antes de dirigirse al estudio de Juergen Teller para esta sesión de fotos, "y me pregunté: ¿por qué ella no es mainstream? ? ¿Por qué estamos escuchando a todas esas mujeres tristes y arregladas, cuando podríamos estar escuchando este punk hecho con violencia, poder femenino y una fuerza incontrolable?"

El pasado 22 de septiembre, el público de The Barbican ha podido disfrutar de un punk hecho con violencia, con un poder cuasi-femenino y una fuerza incontrolable. Espero que Sinéad O'Connor lo sepa; espero que si lo hace, la haga feliz. Christeene tiende a tener ese efecto en las personas.


Créditos

Fotografía Juergen Teller.
Estilismo Christeene.

Creative partner Dovile Drizyte.
Asistente de fotografía y técnico digital Karin Xiao.
Posproducción Catalin Plesa de Quickfix Retouch.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
DRAG
christeene
Barbican
Juergen Teller
The Post Truth Truth Issue