estas fotografías muestran la amistad femenina en tokio

El nuevo libro de fotos de Francesca Allen 'AYA' documenta una ensoñadora amistad con la artista japonesa Aya Gloomy que atraviesa las barreras del idioma.

|
sep. 5 2018, 6:32pm

Hace dos años, la fotógrafa londinense de 25 años, Francesca Allen, viajó a Tokio y se enamoró perdidamente de su musa, Aya Yanase. También conocida como Aya Gloomy, la música es un año menor que Francesca y es parte de la familia de Big Love Records. A pesar de no poder hablar el mismo idioma, el dúo pasó un mes haciendo todo juntas, con Francesca capturando todo en filme. El libro de fotos resultante, AYA, documenta una hermosa amistad y una mirada íntima a la vida de una joven tímida pero muy fuerte en Japón.

"Conocimos a Aya por primera vez en los suburbios de Tokio", abre la propaganda que está a punto de convencerte de una sola vez: "Su pequeño apartamento está debajo del de su abuela, quien a veces le arroja snacks desde su balcón para que Aya los atrape. La casa de Aya está repleta de todo lo que uno pueda imaginar, con pilas de platos y ropa en todas partes". Durante todo el libro, el dúo sale, se reúne con amigos, viaja, tienen pijamadas y se vuelven mejores amigas.

Antes del lanzamiento de AYA en Londres en Tenderbooks, hablamos con Francesca para saber más sobre su mágico mes juntas.

¡Hola Francesca! ¿Fuiste a Japón con un proyecto en mente?
Fui a Tokio específicamente para hacer un libro, pero no creo que eso haya determinado cómo se verías las fotografías. No estaba segura de qué iba a tratar el libro y tomamos tantas fotos juntas que podría haberse convertido en muchas cosas diferentes; la edición jugó un papel importante en la configuración del estilo y la narrativa.

¿Cómo se conocieron Aya y tú?
Estaba visitando Tokio e intentando encontrar gente nueva para fotografiar; conocí a Nina Utashiro, quien me llevó a Aya, y por la cual estoy eternamente agradecida.

¿Recuerdas tus primeras impresiones de Aya?
Conocí a Aya en el templo de Gotokuji, lleno de figuras de maneki-neko. Era pleno verano y Tokio es increíblemente caliente y húmedo. Estaba con mi amiga Cosima y esperamos en la estación por Aya, bebiendo sake de una cajita. No recuerdo necesariamente mi primera impresión de Aya, pero recuerdo ese momento y recuerdo que Aya lo encontró gracioso.

¿Con cuáles canciones la asocias?
Come With Me de CEO y Only God Knows de Young Fathers. Ambas canciones las pusimos en el auto cuando Aya me llevó al aeropuerto para despedirse y las escuché en repetición mientras esperaba mi vuelo. Me hacen sentir al mismo tiempo tan feliz y tan triste, lo que creo que es la nostalgia.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos juntas?
Mi día favorito con Aya fue nuestra sesión de estudio. Un amigo nuestro nos ayudó a encontrar un estudio asombroso para usar durante el día: era un espacio tan grande y anduvimos todo el día juntas jugando a disfrazarnos y bailar. Se sentía muy frívolo, pues éramos dos personas pequeñas en un estudio lo suficientemente grande como para conducir un automóvil.

¿Qué pasó cuando el lenguaje era una barrera?
Cuando no tienes un idioma en común, te comunicas de una manera diferente, usando señales visuales a tu alrededor en lugar de hablar sobre tus experiencias pasadas. Pasamos mucho tiempo mirando perritos lindos, mostrándonos cosas o hablando de la comida que comíamos. Algunas veces usábamos apps de traducción cuando nos trabábamos con una palabra, pero a menudo recurrimos a otros métodos de comprensión.

¿Tienes una fotografía favorita de la serie?
¡Muchas! La edición fue increíblemente difícil para mí, ya que es tan difícil despegarse del recuerdo de tomar una foto y analizar la imagen como un objeto visual. Mis tres favoritas son del último día que Aya y yo no la pasamos tomando fotos; la primera en unos baños públicos, la segunda en el camino al autobús y finalmente en la parada de autobús. Tal vez había un sentido de urgencia ese día, pero todo parecía cerrar el círculo.

AYA es publicado por Libraryman y está disponible ahora.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.