Todas las fotografías de Dana Kasap

La fotógrafa que retrata a personas desnudas en sus sofás

Dana Kasap, de Tel Aviv, pensó que el mueble más importante de la casa sería el lugar ideal para documentar a las personas en confinamiento.

por Rolien Zonneveld
|
19 Mayo 2020, 9:30am

Todas las fotografías de Dana Kasap

Al igual que cualquiera que perdió su trabajo debido a la pandemia de coronavirus, la fotógrafa israelí de 26 años de edad, Dana Kasap, vio disminuir su agenda tan pronto como la enfermedad golpeó a su país de origen. Sin mucho que pudiera hacer al respecto, Dana estaba lista para sucumbir a la vida en el sofá viendo Netflix. Pasar a fotografiar bodegones no era una opción. Antes de la pandemia, ella siempre estaba en movimiento, visitando y retratando a personas en sus hogares. Tel Aviv, generalmente una ciudad animada y llena de turistas, se había convertido en una ciudad fantasma.

"A pesar de lo cliché que pueda parecer, creo que puedes encontrar inspiración en casi todo", dice Dana. "Es una teoría que ha demostrado ser cierta a lo largo de los años. Para mí, la belleza se encuentra en todas partes. Ya se trate de arrugas en la cara de una anciana, una sonrisa sin dientes, un niño pecoso pelirrojo, o incluso un chico con un speedo en la playa. Normalmente me siento más inspirado cuando toco fondo".

1589797696761-final18

Fue entonces cuando a Dana se le ocurrió la idea de fotografiar a la gente, desde una distancia segura, en su sofá y desnudas. "Nuestras casas es el lugar más íntimo, los lugares donde nos quitamos las máscaras exteriores, literalmente, durante estos días", dice ella. "Como alguien que inicialmente había planeado estar atrapada en su sofá [durante] el aislamiento, parecía un buen lugar para comenzar. El tipo de desnudez que estaba buscando tenía que ser sutil e íntimo, en lugar de ser frontal o provocativo. "La única premisa que les di a los modelos fue que se acostasen boca abajo en el sofá de la forma en que se sintieran más cómodos", explica. "Para algunos significaba piernas en el aire, para otros, manos cerca del cuerpo; muchos miraron a la cámara mientras que otros no evitaron el contacto visual. El hecho mismo de pedirle a la gente que se desnudara delante de mí creó un espacio íntimo entre nosotros".

Inicialmente, no tenía idea de quién estaría de acuerdo con este tipo de retratos, por lo que comenzó a fotografiar a personas que conocía: amigos cercanos que inmediatamente dijeron que sí, sin hacer preguntas. Pero luego, después de correr la voz en las redes sociales, comenzaron a llegar numerosos mensajes de personas que querían participar. "A partir de entonces, supongo que fue como una bola de nieve", dice Dana. "Las personas que fotografié se lo dijeron a otras personas, y esas personas se pusieron en contacto conmigo. Sabía que quería expandirme a todo tipo de cuerpos, edades y tamaños diferentes. Estos eran más difíciles de encontrar, pero no imposibles".

El resultado es un proyecto documental sincero, que ofrece una visión apacble de la vida de las personas que, aunque están separadas por la distancia, están experimentando exactamente lo mismo que tú: largos días encerrads en el interior. "Hasta ahora he fotografiado a más de 80 personas y tengo la intención de seguir filmando mientras estemos encerrados", dice. "Las historias que escuché y las palabras que intercambié con estas personas durante este proyecto permanecerán conmigo.mucho tiempo después".

1589797713713-final28
1589797735817-final20
1589797756585-final31
1589797779593-final12
1589802619375-noam
1589797821283-final6
1589797838178-final2
1589798826729-final10
1589798923007-final27
1589798963835-final25
1589799000484-final24
1589802657697-final11
1589803502729-final13

Créditos

Fotografía Dana Kasap

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Documentary
Tel Aviv
documental
Cultură
Portrait
quaratine
dana kasap