grindr ha abierto sus puertas a todos, ¿qué consecuencias tendrá esto?

En un movimiento radical, la app de citas queer está ofreciendo a sus usuarios opciones cis o trans, entre otras.

por Jake Hall; traducido por Eva Cañada
|
dic. 13 2017, 9:04am

Este artículo fue publicado originalmente en i-D UK.

La semana pasada, Grindr anunció una serie de nuevas funciones para que la famosa app de citas específicamente queer sea más inclusiva. Aunque desde 2013 existe una "tribu trans", estos nuevos cambios abren todavía más la app a los usuarios no conformes con su género y no binarios ofreciendo varias opciones de identidad de género, además de una sección de preguntas frecuentes y la opción de añadir tu propia identidad si no la encuentras en la lista. Las mujeres cisgénero también tendrán un lugar en la aplicación por primera vez. Se trata de un movimiento radical, pero que es muy necesario y tiene todo el sentido del mundo en el contexto de una app que ha sido señalada por discriminación en el pasado, un tema que están tratando de solucionar.

“Hacer que Grindr sea todavía más inclusivo con respecto a las personas trans ha sido un proceso constante", explica por mail el vicepresidente de marketing Peter Sloterdyk. “Introdujimos la 'tribu trans', pero más tarde nos dimos cuenta de que no era suficiente. Recientemente, en nuestra fiesta anual del Orgullo, Slumbr, un número de personas trans compartieron con nosotros comentarios acerca de su experiencia en Grindr y eso fue lo que provocó el cambio. Queríamos hacerlo bien y la única forma de conseguirlo era a través de un conocimiento profundo de la comunidad trans global y recibiendo comentarios y feedback por parte de líderes mundiales de la comunidad trans”.

Esta filosofía de inclusividad es admirable, igual que la predisposición de Grindr a reconocer el problema y trabajar codo con codo junto a sus usuarios trans para hacer progresos auténticos. Sin embargo, surge una pregunta: si una app específicamente queer "se abre" a todo el mundo, ¿no se pierde esa cualidad específica? Ahora es posible lograr encuentros heterosexuales a través de Grindr, lo que podría hacer que algunos se sientan hastiados. “Grindr está centrado en servir a la comunidad LGBTQ y a todas las fabulosas y variadas identidades que abarcan esas siglas", afirma Sloterdyk cuando le preguntamos acerca de la ambigüedad de que Grindr ahora esté abierto a cualquiera. "Estamos emocionados porque este nuevo conjunto de funciones lleva esa intención un paso más allá".

"Sin embargo, surge una pregunta: si una app específicamente queer 'se abre' a todo el mundo, ¿no se pierde esa cualidad específica? Ahora es posible lograr encuentros heterosexuales a través de Grindr, lo que podría hacer que algunos se sientan hastiados".

Para el estudiante no binario Mads, estos cambios son más que bienvenidos. “Creo que es una buena idea. Todos queremos poder ser quienes somos en realidad en todos los aspectos de nuestra vida, incluyendo las citas o los encuentros sexuales", afirma a través de email. “También puede proporcionar más opciones para encontrar y conectar con gente que sea como tú, lo que resulta especialmente importante si vives en una localidad pequeña". La presencia de Grindr en países que todavía castigan la homosexualidad (existen más de 70 en todo el mundo) tampoco puede subestimarse. En estos rincones del mundo, la aplicación permite la creación de comunidades queer que de otro modo serían sofocadas por leyes represivas y obsoletas y por la violencia estatal.

La app es también un refugio relativamente seguro para las mujeres como la escritora y activista trans Juno Roche, cuyo libro de debut Queer Sex se publicará en abril del año que viene. Según su punto de vista, los cambios tienen sentido y representan el primer paso en la dirección correcta hacia un "espacio más sostenible, seguro y sexualmente abierto en el que las personas marginalizadas puedan conectar libremente".

Grindr ha dado pasos muy positivos en el reino de la salud sexual, permitiendo a sus usuarios publicar su último chequeo de salud sexual y ofreciendo una sección de preguntas frecuentes donde se explican términos como "indetectable". Esto hace referencia a cuando el virus está presente en el organismo pero mediante un tratamiento la carga vírica se reduce a un nivel indetectable y no puede transmitirse a ninguna pareja sexual incluso sin utilizar protección, según los Centros Norteamericanos para el Control de las Enfermedades.

Juno tiene ciertas preocupaciones en torno a los cambios en Grindr, especialmente el hecho de que abrir la app permitirá que reciba la misma discriminación que experimenta en otras plataformas no específicamente queer, incluyendo en lo relativo a la comprensión del VIH: “Empieza a enturbiar nuestras subculturas, lo cual probablemente esté bien, pero recibo un montón de mierda por ejemplo en Tinder. Para mí, Grindr al menos me ofrece atajos como la categoría 'indetectable' y también una 'tribu'. Eso no quiere decir que vaya a resultar en buen sexo, pero al menos nadie me insulta por ser trans ni me llama puta por tener VIH".

"En otras aplicaciones de citas me siento como una visitante que puede ser rechazada en cualquier momento, sobre todo por tener VIH, pero también porque ser trans te hace más fácil de rechazar en otras apps. Al menos en Grindr tengo una 'tribu'".

Aunque el VIH obviamente puede afectar a cualquiera, el trágico lugar que ocupa en la historia queer significa que la concienciación sobre este tema es más elevada dentro de las comunidades LGBTQ: “Creo que las mujeres cis podrían emplear estos espacios porque estoy segura de que les gustaría experimentar la seguridad que yo siento como mujer trans", explica Juno, "pero me preocuparía que abrirlo cambiara el sentido de comprensión cultural que existe ahí. No es ni mucho menos perfecta, pero es una comunidad. Nos entendemos los unos a los otros y eso nos hace sentir como en casa. En otras aplicaciones de citas me siento como una visitante que puede ser rechazada en cualquier momento, sobre todo por tener VIH, pero también porque ser trans te hace más fácil de rechazar en otras apps. Al menos en Grindr tengo una 'tribu'".

Aun así, la inclusión de mujeres cis podría ayudar a eliminar la innegable misoginia que sigue prevaleciendo en la comunidad gay. Conforme las conversaciones en torno a las mujeres en los bares gais y la "validez" de las drag queens femeninas (atención, spoiler: ¡las mujeres y las personas no binarias también pueden ser drag queens!) continúan teñidas de prejuicios, estos nuevos cambios ponen de manifiesto un hecho a menudo ignorado: las mujeres queer existen.

Aunque actualmente está en una relación duradera con una mujer, Louise Kealy se identifica como bisexual y estaría encantada de usar Grindr si estuviera soltera. “Opino que es algo muy bueno", dice cuando le comentamos los nuevos cambios. “Sé que muchas personas han tenido problemas con lenguajes y comportamientos transfóbicos que podrían solucionarse con esto, pero me da la sensación de que estos cambios abren la aplicación a mujeres cis hetero que recurren a la app para encontrar un 'mejor amigo gay'".

Rico Johnson-Sinclair se hace eco de estas preocupaciones. Aunque no ofrece ninguna opinión personal sobre los cambios, señala que muchos hombres usan Grindr por su exclusividad: “Podría desembocar en todo un conjunto de circunstancias imprevistas e incluso dar como resultado que menos hombres gais utilicen la app. Según mi experiencia, la comunidad gay se inclina hacia eso. En su mayor parte, creo que verán un incremento del número de hombres gais que compren Grindr Xtra (la opción Premium de la aplicación) para usar los filtros. Después de todo, lo último que quiere un homosexual que alanza el '6' en la escala Kinsey cuando busca sexo son mujeres y lo mismo sucede con las mujeres que buscan hombres. Quizá esa sea la auténtica finalidad de estos cambios”.

Es importante señalar que los hombres hetero ya utilizan la aplicación para encontrar mujeres trans, mientras que los hombres trans técnicamente ya podían utilizarla, pero solo si eran gais o bisexuales. Estas etiquetas son importantes en este contexto particular, pero recientes estudios han nombrado a los millennials la generación más queer de la historia. De modo que, ¿no son estos cambios simplemente otro indicador de que la gente está menos obsesionada que nunca con las etiquetas?

Y lo que aún es mejor, esta nueva inclusividad podría ayudar a solucionar el problema de la comunidad gay con la discriminación y de hecho fortalecer las comunidades queer. Después de todo, ¿por qué utilizarían las personas hetero una aplicación (todavía) centrada en la comunidad queer cuando tienen tantas otras opciones? “Conforme avanzamos hacia una época más fluctuante a nivel sexual, invitar a las mujeres cis a Grindr establece el terreno de juego sexual definitivo", afirma Johnson-Sinclair. Y tiene razón. Conforme la juventud actual continúa ampliando sus horizontes y se centra cada vez menos en las etiquetas, este nuevo enfoque fluido con respecto a las aplicaciones queer de citas parece más oportuno que nunca. Es literalmente ―por citar el popular meme― el futuro que los liberales desean.