Publicidad

imágenes del racismo en los bailes de graduación americanos

Después de leer una carta de una chica blanca que no podía llevar a su novio negro al baile de graduación, la fotógrafa Gillian Laub viajó a un pequeño pueblo en el Condado de Montgomery y descubrió una comunidad con profundos problemas raciales.

por Alice Newell-Hanson
|
23 Junio 2015, 11:39am

Durante trece años la fotógrafa neoyorquina Gillian Laub era una huésped habitual del motel AmericInn de Vidalia, Georgia. Al final de la primavera, las habitaciones están ocupadas durante meses debido a la cantidad de gente que llega para el Vidalia Onion Festival. Pero para la comunidad de Mount Vernon -con una población de 2.301 habitantes- abril también es época de los bailes de graduación. 

Fotografía Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

El resultado de su proyecto se recoge en Southern Rites, un retrato que va desde el comienzo de los segregados a la escuela secundaria de Mount Vernon en 2002 hasta su primer baile de graduación en 2010. Una visión de más de una década en la vida de los habitantes de la pequeña localidad rural, un lugar donde todavía puedes ver a mujeres vistiendo camisetas de la bandera confederada. 

También cuenta la historia de Justin Patterson, un joven negro asesinado en 2011 a manos de un hombre blanco por haber tenido relaciones con su hija. Patterson había sido el acompañante en el baile de promoción y primer amor de Keyke Burnos, una de las estudiantes con las que Laub llegó a tener más relación. 

Fotografía Gillian Laub / cortesía Benrubi Gallery

El proyecto de la artista capturó las intensas relaciones entre los estudiantes de la escuela secundaria -en particular los de las parejas de mestizos- aunque también la relación que ella misma entabló con la comunidad. Fueron las imágenes de Laub -publicadas en un reportaje fotográfico para la revista New York Times en 2009- las que desencadenaron la decisión del pueblo de reflexionar sobre su costumbre de mantener un "Baile Blanco" y un "Baile Negro" coronando a una "Chica Blanca" y una "Chica Negra".

El trabajo también incluye un vídeo documental que se estrenó en mayo y que se muestra actualmente en la galería Benrubi de Nueva York y como broche final del proyecto ha lanzado una monografía disponible a través de Damiani. Hablamos con Gillian sobre todo lo que ha cambiado desde el año 2002. 

Fotografía Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

¿Expones alguna conclusión con el lanzamiento de la monografía?
En los últimos trece años, he sido testigo de los cambios en esta comunidad y tuve la oportunidad de compartir las historias de gente que me abrió desinteresadamente las puertas de su vida. Sin embargo, fue un trabajo muy complicado. Niesha -la reina del baile negro de 2009- dijo que se sentía orgullosa de que finalmente se integrasen ambas fiestas y de ser de alguna manera responsable de ese cambio. 

Por otra parte se sentía horrorizada por el asesinato de su amigo Justin Patterson: "Damos un paso adelante y dos hacia atrás", confesó. Así que es difícil hacer conclusiones. De todas formas, ver que los chicos de la comunidad continúan evolucionando me da esperanza. 

Fotografía Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

Háblanos sobre tu primera visita a Mount Vernon.
Descubrí Mount Vernon por la carta de una valiente estudiante de la escuela secundaria a SPIN magazine pidiendo que alguien fuese a su pueblo para enseñarle al mundo lo que allí estaba sucediendo. Fue un auténtico grito de auxilio. Estaba molesta por no haber podido llevar a su novio al baile de graduación tan sólo porque era negro.

Cuando vi la carta ya había pasado la fecha del baile, pero viajé al Condado de Montgomery en otoño de 2002 para fotografiar las 'fiestas de regreso a casa'. Estaba tan fascinada por lo que allí me encontré que sentí la necesidad de indagar para entender cómo los miembros de esta comunidad escogieron separar a sus hijos por razas. 

Había sentimientos opuestos, pues era una comunidad mucho más integrada que la mayoría de los lugares donde había estado -incluyendo mi propia ciudad, Nueva York-, pero el racismo era extremo. 

Fotografía Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

¿Cuántas parejas de raza mixta conociste? ¿En qué medida los jóvenes estaban en contra de las costumbres del pueblo?
Conocí a muchas personas que mantenían en privado su relación por las represalias que podrían tener por parte de sus padres y de la sociedad. Estos chicos crecieron juntos desde la guardería, pero ahora parece que las cosas han cambiado y veo un montón de relaciones mixtas públicas. 

Fotografía de Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

¿Quién estaba detrás de la decisión de unir ambos bailes después de tu reportaje en el New York Times? ¿Hubo un verdadero cambio en las creencias de la comunidad o tan sólo fue una cuestión de imagen?
Creo que la mayoría de los estudiantes querían tener una fiesta con todos sus amigos juntos. Pero tan sólo sucedió cuando los padres, que intentaban mantener la tradición, se dieron cuenta de que el resto del país lo veía como algo deplorable. 

Fotografía Gillian Laub / cortsía de Benrubi Gallery

En un momento del documental, una de las cámaras de vídeo se cae de tus manos, ¿qué pasó?
Fui atacada por el Sheriff del condado mientras estaba grabando una manifestación pública. Era una autoridad, se supone que estaba ahí para proteger mis derechos y no para violarlos. Por eso resultó bastante traumático para mí, pero ahí comprendí en mis propias carnes el miedo que tiene la gente a aquellos que mostramos la verdad.

Fotografía Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

Fotografía Gillian Laub / cortesaía de Benrubi Gallery

'Southern Rites' se expone hasta el 4 de julio en la Benrubi Galleria de Nueva York. 

No te pierdas:

*David Magnusson retrata a las vírgenes americanas
*Los adolescentes más irresistibles del mundo*Daniel King documental la juventud ucraniana antes de la revolución

gillianlaub.com
southernritesproject.com

Recomendados


Texto Alice Newell-Hanson
Imágenes de Gillian Laub / cortesía de Benrubi Gallery

Tagged:
Cultură
gillian laub