el 'falso bakala' y la vuelta del adolescente a la moda

¿Qué es el "falso bakala" y de dónde viene? Hoy en i-D te contamos la historia del día en que el fútbol y el 'skate' se encontraron.

por Dean Kissick
|
09 Febrero 2015, 9:05am

Palace x Umbro Collection

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

¿Pero qué demonios llevo puesto? Cómo… ¿Cómo? Es lo que a veces me pregunto cuando me miro al espejo pero, últimamente, mi caótica imagen se ha empezado a convertir en una especie de uniforme de los jóvenes de mi generación. Se llama algo así como "lad casual" o "falso bakala" (es decir, un chaval confuso que se pone un poco de todo). Seguro que sabéis de lo que hablo porque ya se ha expandido por todo el país; es una especie de combinación de gorras Supreme con camisetas Umbro, zapatillas Reebok (o similares) y un especial amor por el fútbol (aunque sea impostado) y, sobre todo, por beber en bares. Muchos de los que lo llevan son amigos míos y me encanta su estilo (ya que yo también lo adopto en mi día a día), simplemente me preguntaba de dónde venía.

A pesar de que esta estética está muy influenciada por los skaters de la costa este americana y los jóvenes ingleses de los suburbios en los 90, también tiene un punto de chicos que escuchan "deep house" con vaqueros pitillo recortados, camisetas básicas y zapatillas Free Run. Uno de mis mejores amigos dijo una vez: "Esos tíos que llevan zapatillas Nike, camisetas de tirantes y que bailan con tanto 'swag' deberían irse a la mierda y no volver", y aunque es cierto que detesto sus bailecitos y esa música -que es sencillamente horrorosa- tengo que admitir que me encantan sus zapatillas.

Ambos armarios tienen en común es una estética muy fresca que se centra la comodidad y el deporte. Me parece una buena tendencia aunque a algunos les pueda parecer una versión aniñada de la edad adulta como dice el escritor Clive Martin: "El nuevo choni es un movimiento que supone una antítesis a la idea de que a cierta edad nos tenemos que dejar crecer la barba, beber vino caro y vestirnos como leñadores. Este nuevo tipo de chico se afeita, es limpio y bebe latas de cerveza en la calle. No importa dónde sea la fiesta, es un chico informal que se adapta a lo que sea; una especie de retorno adolescente a la idea de masculinidad".

El "lad casual" es algo totalmente opuesto al hipster barbudo que parece abundar tanto últimamente y aunque me parezca genial que preparen un café delicioso y sepan tanto de queso suizo, no me pienso vestir como si fuese un pueblerino de principios del siglo XX ni pienso dejarme barba, ni bigote y, por supuesto, no tengo en mente llevar camisas de franela o poner una mesa de madera virgen en el salón. En realidad, es un universo de lo más misógino pero pretende ocultarlo tras un halo de ironía para demostrar que no lo es… Así que no puedo alegrarme más de que, al fin, los hombres empiecen a aparcar sus parkas de Barbour para dar paso a una nueva ola más moderna y joven.

La actitud de los nuevo bakalas es algo distinta a la de los chicos de los 90 (que eran ruidosos, groseros y deseaban haber nacido en Valencia. Los nuevos chonis son limpios, más ordenados y educados, se abrochan bien los pantalones y no creemos que vayan a estamparte una botella de cerveza en la cabeza. Su look es una mezcla entre la estética de los skaters y la de las clases obreras, que son una de las referencias principales. Palace es una de las marcas de streetwear (junto con la todopoderosa Nike, que nunca ha desaparecido) con más influencia ahora mismo y su reciente colaboración con Umbro ha significado un momento clave para el regreso de una tendencia algo olvidada. ¿Quién iba a llegarse a imaginar que la esencia del skate iba integrarse tan bien en una camiseta de fútbol?

Durante la última década, los estereotipos de la masculinidad en el fútbol se han descodificado por completo. La imagen del "macho" se ha derrumbado por competo por personajes como Cristiano Ronaldo o el elenco al completo de Gandia Shore: tíos musculados, depilados y bronceados. Ahora puedes convertirte en un icono de la moda con uno pitillos bien apretados y una camiseta con cuello en 'V' (una 'V' muy profunda por desgracia).

¡Los jóvenes de hoy están confusos! Podemos culpar a los padres, a los dependientes de H&M, a la FIFA o a David Beckham, pero no hay nada que hacer. Nadie debería echar de menos los tiempos en que los aficionados al fútbol y los skaters se peleaban sin parar. El bakala casual es una mezcla muy agradable de varias subculturas; tiene una gran connotación de violencia de las tribus urbanas adolescentes pero a la vez respira muchísima paz. Además, ya no tienes que ser un bakala para llevar este tipo de ropa ni tienes que saber hacer ollies con el monopatín. El 

Recomendados


Texto Dean Kissick
Imagen Alasdair McLellan