así es como los jóvenes escapan de la realidad en ucrania

El fotógrafo Chris Nunn ha capturado los breves momentos de paz e intimidad dentro de un panorama en constante conflicto.

|
05 Mayo 2016, 10:30am

Christopher Nunn

En diciembre, cada uno de los 23.000 ríos de Ucrania se congela. Atravesando el país, los canales helados permanecen inmutables hasta marzo, cuando empiezan a fluir poco a poco, manteniendo lazos que unen un país en una época en la que ha corrido mucho más que agua. Aunque esa no es la razón de ser de esta serie.

Lee: Daniel King documenta a la juventud ucraniana antes de la revolución
Lee: Seis años de raves en Ucrania

El fotógrafo Chris Nunn se encontraba en Kalush un año antes de la Revolución Maidan con el objetivo de conocer mejor la historia de su familia. Viajando por todo el país, acabó en Donetsk justo cuando estaba comenzando el conflicto y, mientras lidiaba con tal situación, comenzó a sentirse atraído por el silencio que reinaba en las calles. Los caminos fluviales proveen el escenario perfecto para las imágenes de Nunn, pues se convirtieron en una vía de escape para los habitantes. Un lugar idóneo para hacer un picnic, darte un baño o simplemente acostarte en la hierba.

Chris comenzó a capturar esos momentos de paz e intimidad, convirtiéndose así en un observador anónimo de la otra realidad del país. Al igual que los ríos congelados, estos instantes se presentan como una animación suspendida junto al agua.

Recomendados


Texto Matthew Whitehouse
Fotografía Christopher Nunn