el mundo ideal de john waters

50 años asombrando al público con su excéntrica visión de la idiosincrasia americana.

por Emily Manning
|
16 Enero 2015, 12:25pm

Image courtesy of the artist and Marianne Boesky Gallery, New York © John Waters

Vestido de pies a cabeza de Comme des Garçons (hablamos de uno de los mayores fans de Rei Kawakubo en el mundo), el emblemático director americano John Waters dio un tour por su última expo Beverly Hills John en la Marianne Boesky Gallery de Chelsea (Nueva York). Desde su primer corto, Hag in a Black Leather Jacket, proyectado por primera vez hace 50 años, el emblemático director se divierte provocando, asombrando y provocando al público con su genial punto de vista de la idiosincracia de la cultura americana.

John Waters, Mom and Dad, 2014. 3 C-prints. Cortesía del artista y de Marianne Boesky Gallery, New York © John Waters 

Beverly Hills John aplica esta misma visión en distintos medios: desde parodias pornográficas de literatura clásica al tacatá que creó para su retoño ficticio (hecho con indumentaria sadomasoquista de cuero y logos de famosos clubes gay impresos en azul pastel brillante), pasando por la reapropiación de imágenes de filmes de otros directores dispuestos en mordaces storyboards (incluyendo She Shoulda Said 'No,' actualizada con imágenes de la Princesa Diana y Amy Winehouse). Pero no se quedó ahí: Waters también sometió, a él mismo y otras celebridades como Justin Bieber y Lassie a 'extremos makeovers hollywoodenses' -retratos con más que aparente Botox, con escalofriantes inyecciones de labios y transplantes de cabello salidos directamente de las colinas de Hollywood.

John Waters, Library Science #8, 2014. Cortesía del artista y de Marianne Boesky Gallery, New York © John Waters 

Pero tal vez el clímax de la exposición de Waters sea el remix de una de sus películas más míticas: Pink Flamingos. Beverly Hills John presenta la premiere de Kiddie Flamingos, un video de 74 minutos en el que un grupo de niños hace la lectura de la versión reescrita como si fuera una película para niños. La exposición se mantendrá hasta el 14 de febrero, una cita obligada para esta temporada en Nueva York.

Recomendados


Texto Emily Manning
Imágenes cortesía del artista y de Marianne Boesky Gallery, New York © John Waters

Tagged:
john waters
Nueva York
Divine
cine