Publicidad

el poder de las mujeres de 'mad men'

El final de la serie se acerca y en i-D queremos hacerle un pequeño homenaje a la serie de culto americana mostrando las mejores escenas donde las mujeres toman el mando.

por Sarah Raphael
|
13 Abril 2015, 10:05am

Hay un test circulando por Internet titulado "¿Qué mujer de Don Draper eres?". La pregunta número 4 -lo cierto es que todas resultan bastante ofensivas- dice: "Si Don tiene hambre, ¿qué haces? Opción A: Dejas que se las apañe él solo; B: Le preparas su plato italiano favorito". El feminismo se trata de tomar decisiones. Mientras que el universo machista de Don Draper y sus amigos dominan los primeros episodios de Mad Men, a medida que la serie transcurre Joan, Peggy, Betty, Megan y Trudy empiezan a defenderse y a ganar terreno a través de la manipulación sutil y la psicología inversa.

Los 60 son los protagonistas de la segunda y tercera temporada en las que la revolución sexual americana y la segunda ola de feminismo comenzaron a hacer efecto. Las mujeres de Mad Men se cansaron de sentirse utilizadas y tratadas con condescendencia. En esta última temporada esperamos que brillen con toda su fuerza y esplendor. A continuación, os mostramos una selección de escenas donde son ellas las que dominan la situación desbancando a los caballeros de la oficina y demostrando el poder de la furia de una mujer.

El sorbete de Megan
Si saltamos al minuto 4:00, podemos ver a Megan comiéndose con gran 'devoción' el sorbete de naranja que su marido ha escogido para ella con el fin de que Don entienda que ella también puede tomar sus propias decisiones. 

Joan, Greg, y el florero
Todos recordamos aquella secuencia de la dulce Joan tocando el acordeón para sus invitados, pero sin duda la segunda parte con el florero es todavía mejor. 

El 'tiro al blanco' de Betty
En la primera temporada, el personaje de Betty Draper es muy aburrido: solo se dedica a cocinar, a fumar cigarrillos y dar golpecitos con las uñas en la mesa esperando a que Don llegase a casa y le dijese alguna grosería. Pero poco a poco sus uñas se fueron conviertiendo en garras: este -ya mítico- arrebato de ira con la escopeta es una muestra de su metamorfosis.

El Regalo de Jane
Megan le hace un regalo muy sensual a su marido Don delante de todos los invitados a su fiesta de cumpleaños. Entre un mar de bocas abiertas -y alguna que otra baba-, la subtrama entre Roger Sterling y su esposa Jane es la más entretenida. En los últimos segundos de la escena, Roger le dice a Jane: "¿Por qué no cantas así?", a lo que ella responde con un "¿Y tu por qué no te pareces a Don?".

El 'no' de Peggy
Hay cientos de escenas donde Peggy Olson gana la batalla: es la primera mujer de la oficina en obtener un puesto que no es de secretaria, le dan un despacho más grande, acaba siendo la mano derecha de Don y hasta soborna a Roger Sterling por 400 dólares. Su éxito y astucia como mujer en un mundo de hombres le hace brillar como nadie. 

La guerra de Trudy
"Si te atreves a bajarte la bragueta aunque solo sea para mear, te prometo que te destruiré" es una de las mejores frases que una mujer le ha dicho jamás a un hombre que se está quedando calvo.

No te pierdas:
*Las mujeres que dominan la televisión.

*Las 'femmes fatales' de David Lynch.
*Las mejores películas de Julianne Moore.

Recomendados


Texto Sarah Raphael
Imagen vía Mad Men