conoce a las actrices de 'orange is the new black' que están abriendo camino a la diversidad en la televisión

Con la sensación de Netflix forjando el camino para una mayor diversidad en nuestras pantallas (laptops u otros dispositivos), nos ponemos al día con tres de las estrellas del show para discutir el impacto cultural que está teniendo la serie.

por Lula Ososki
|
20 Junio 2016, 10:23pm

En un mundo de #oscarssowhite y de considerables diferencias salariales de género entre actores y actrices, Orange Is the New Black [OITNB] es un respiro de aire fresco. El show, que es la serie original de Netflix más vista, está abriendo camino para lo que el mundo de la televisión debería ser: una amplia gama de personajes de diferente raza, tamaño, edad y preferencia sexual, que nos da una representación más real y sin censura de las mujeres que rompen cualquier tipo de etiquetas en su camino, no solo en la pantalla sino también detrás de cámaras. En palabras de Jenji Kohan, director de OITNB, "El talento, sin importar el tipo de genitales, es lo que puede originar series y películas exitosas", lo que si bien parece obvio, es una afirmación que tristemente es necesario decir fuerte y claro. Después de tres temporadas cautivantes, que sin duda han sido ampliamente vistas en todo el mundo, hoy llega la tan esperada cuarta temporada. Hablamos con tres de las talentosas actrices de la serie: Yael Stone que interpreta a la reclusa Lorna Morello, Dascha Polanco que interpreta a Dayanara Díaz y Lea DeLaria conocida para el mundo como Big Boo, para discutir el impacto cultural del show y lo que podemos esperar de la cuarta temporada.

Cuéntanos un poco acerca de la cuarta temporada...
Dascha: La cuarta temporada es más que nada sobre la llegada de nueva población a la prisión. Hay una gran cantidad de conflictos, una gran cantidad de angustia otra vez y creo que en su mayor parte verán la evolución de muchas de las historias principales.
Lea: Creo que probablemente el cambio más grande entre esta temporada y las otras es la oscuridad que la rodea. He estado usando mucho la palabra excruciating [atroz]. La cuarta temporada de Orange Is The New Black es atroz. Es muy oscura, así que es un poco más difícil para mí porque soy más una actriz de comedia. Estoy obligada a exteriorizar más mis emociones.

¿Crees que fue complicado conseguir un equilibrio en la comedia al tiempo que se abordan ciertos temas?
D: Creo que la directora Jenji Kohan usa el drama-edy como un genio. Jenji está tratando de hacer una diferencia en el mundo con esta serie y también utiliza la misma herramienta que yo uso cuando hago stand up comedy. La llamo el método de la cucharada de azúcar. Ayuda a pasarse la medicina, o sea que la gente estará más dispuesta a aprender una lección de ti o a obtener algo de ti si la haces reír. Esta temporada es mucho más oscura, pero por supuesto la comedia también está presente porque es mucho más fácil decir algo importante de esa manera.
L: Me he encontrado en la vida con que siempre es una línea increíblemente fina la que separa una cosa de la otra, cuando las cosas se están poniendo muy mal uno no sabe si reír o llorar, y he escuchado decir a personas que han tenido experiencias reales en prisión que el sentido del humor es importante porque las circunstancias en que se encuentran son nefastas. Encontrar esos momentos de comedia es lo que ilumina la tragedia, si nos fijamos en autores como Chéjov veremos que esto es una gran tradición en la narración de historias, tener tanto a la comedia como a la tragedia haciendo ese baile tan sincronizado.

Más de i-D: La vida de las mujeres con bebés en la cárcel

¿Qué piensas del impacto cultural que ha tenido la serie?
Yael: Una gran cantidad de mujeres ha construido este increíble cambio emblemático y dinámico en la televisión, y ser parte de ello es un privilegio, así como una responsabilidad también. Finalmente las mujeres jóvenes se están viendo reflejadas en la televisión y tienen diferentes tipos de modelos a seguir en lo referente a las maravillosas mujeres que presentan estos modelos. En esta serie todos vamos a acabar con las etiquetas y queremos ver que este cambio continúe en toda la industria. Nos gustaría ver más diversidad, más mujeres delante y detrás de la cámara y nos emociona decir que tal vez el cambio comienza con nosotros.
L: Creo que es una de las razones por las que tanta gente ve nuestro show, la gente ha estado hambrienta de poder verse a sí misma en la televisión, más aún cuando todo lo que han visto es el concepto de Hollywood de lo que las mujeres son. Y no solo las mujeres, los hombres en nuestra serie también, porque representamos a personas reales y creo que es eso lo que atrae a las personas. Es evidente que como la gente ha estado ansiándolo, el resultado es indiscutible.
Dascha: Cuando Jenji escribe, algo mágico sucede, es como una psíquica. Hay algunos aspectos de la cuarta temporada que realmente reflejan lo que está pasando en Estados Unidos ahora con toda la situación de la inmigración, como lo que ocurre con la gente que entra a la prisión, que es rechazada o no es aceptada, y creo que eso pasa mucho con los migrantes o los inmigrantes que entran a un nuevo territorio. Esta temporada es muy poderosa y hay circunstancias individuales, grupales, de tribu, de los guardias, del gobierno y del mismo sistema con las que nos podemos relacionar enormemente -se explora una gran cantidad de temas.

Más de i-D: Ellen Page dice que es ofensivo que los actores heteros sean llamados valientes por interpretar a gays

¿Cómo ha sido para ti interpretar tu personaje? ¿Ha sido una experiencia muy emocional dar seguimiento a un personaje a través de cuatro temporadas?
D: Siento cariño por Dayanara. Tengo una cierta compasión por ella, pues considero que es solo el producto del ciclo en que se vio involucrada. Se está encontrando a sí misma y no creo que sus intenciones sean maliciosas. La dinámica es muy atractiva, tiene algo mágico, emocional y que te rompe el corazón.
L: Big Boo soy yo, yo soy Big Boo. Me resulta muy gracioso haber ganado esos premios por este papel, ¡es la ocasión en que menos he tenido que actuar en toda mi jodida vida! O sea, he hecho papeles en los que soy irreconocible, tengo una voz completamente diferente, maquillaje prostético y aquí solo soy yo.

Yael, con tu personaje Lorna Morello, el tema de la salud mental ha emergido. ¿Cómo ha sido trabajar con ese personaje y meterse en el papel? ¿Crees que te ha dado un mayor entendimiento de los problemas de salud mental?
Y: Absolutamente, y por supuesto, no es el único personaje que tiene ese tipo de problemas. Creo que mucha gente podría argumentar que el sistema penitenciario de los Estados Unidos en algunos aspectos es muy pobre en cuanto al cuidado de la salud mental. Por lo que la mayor parte del tiempo tienes gente que necesita una gran cantidad de apoyo y ayuda y que termina dentro del sistema penitenciario y es muy difícil que logren salir. Creo que es un tema crucial, y en diferentes grados las personas luchan con ello. Creo que a veces Morello está bajo las garras de esa manía que a veces se traduce en una tendencia violenta y a veces no, creo que la mayoría de nosotros puede identificarse con eso.

Más de i-D: Lula Hyers está capturando la vivaz juventud queer de Estados Unidos

Es genial que la serie esté dirigida y escrita por mujeres, ¿crees que eso hizo una diferencia durante el rodaje?
D: Creo que la idea de que haya una directora es algo que debería ser una norma. No debería haber ninguna razón por la cual las mujeres de todos los diferentes orígenes étnicos, las formas, los tamaños o los colores, no debieran contar una historia. Estamos llegando a ese punto; sin embargo, muchos millones de espectadores, porque no importa si estás en Singapur, Berlín, Londres, América del Sur o Estados Unidos, todos podemos conectarnos con estas historias.
L: Siempre soy la primera en señalar que no se trata solo del reparto, ¿sabes? Son los escritores, los directores, es el director de fotografía, el maestro de utilería, el de vestuario, todos. Tenemos un grupo muy grande de mujeres que participan en este show y esto sucede en toda la industria. Estamos viendo más y más mujeres tomar estos empleos que solo habían sido realizados por hombres. ¡Es increíble! No soy la primera en decir esto y no seré la última; es un momento increíble en la industria para ser mujer.

¿Hay mucha camaradería entre tú y las otras mujeres?
L: Tuvimos camaradería de buenas a primeras. Creo que puedes verlo a través de las redes sociales. Siempre salíamos juntas, celebramos nuestros cumpleaños juntas, nos vamos de fiesta juntas. En varias series simplemente no lo hacen. Tengo que darle el crédito a Jenji Kohan por eso también, porque Jenji tiene una política muy estricta de nada de assholes. No quiere divas, no quiere nada de esa basura. No quiere nada de eso en ningún lugar alrededor de ella, alrededor de su equipo, o en el set.

Más de i-D: Cinco documentalers queer que ver este año

¿Cómo crees que el programa te ha afectado personalmente?
D: Me ha dado la oportunidad de tener un trabajo, lo que me ha costado muchos años. Además, estoy aquí en representación de esta increíble serie y estoy muy orgullosa de ello. Tenemos nuestra propia familia; he logrado trabajar con individuos tan creativos; actores y escritores tan talentosos y brillantes que sólo me inspiran a hacer mucho más.
L: ¡Consigo mucha más pussy! Han sucedido cambios sorprendentes. Yo vivo en un gueto hispano en Nueva York y soy una de las pocas personas queer en ese barrio, prácticamente todos los demás son familias latinas. Las abuelas presionan a sus nietas de 14 años para que consigan una foto conmigo y antes del show no me podían ni ver, puedo asegurarte que las abuelas me veían caminando por la calle y alejaban a sus nietas de mí, como diciendo 'ni siquiera te acerques a esa horrible lesbiana'. La gente está aprendiendo quiénes somos y a respetarnos como seres humanos y eso es con todas las mujeres en esta serie. Esta funcionando tanto para las cuestiones de raza y tamaño, como para las de edad. Es magnífico.

La cuarta temporada de Orange Is the New Black ya se transmite por Netflix.

Credits


Texto Lula Ososki

Tagged:
TV
LGBT+
gay
Netflix
Orange is the New Black
queer
OITNB
Dascha Polanco
lea delaria
yael stone