sexo, satán y hollywood: celebramos el cumpleaños de kenneth anger con sus películas más icónicas

Nos sumergimos en la emblemática mezcla de arte, contracultura y, por supuesto, ocultismo de este icono del cine.

por Georgie Bretherton
|
07 Febrero 2017, 8:15am

Marianne Faithfull in Kenneth Anger's most famous film Lucifer Rising.

El pasado 3 de febrero fue el nonagésimo cumpleaños del cineasta ocultista Kenneth Anger. Si no estás familiarizado con su exclusiva mezcla de sexo, magia y Hollywood antiguo, deja que aprovechemos esta oportunidad para ilustrarte. Siendo uno de los más grandes cineastas experimentales underground que emergieron en la Norteamérica posbélica, la fama legendaria y la maestría cinematográfica de Anger no tienen rival.

Tras una larga y variada carrera, sigue siendo conocido por sus cortometrajes surrealistas, a menudo violentos, cuyos temas abarcan desde la homosexualidad hasta la religión, pasando por la cultura pop. Ahora que ya estás al día, ¿por qué no celebrar su gran día descubriendo (o revisitando) algunos de sus filmes más icónicos? Estas son nuestras recomendaciones.

Fireworks, 1947
Fireworks fue la primera película de Anger en obtener un reconocimiento serio. Hacia mediados de la década de 1940 empezó a explorar su homosexualidad mediante la realización de cortometrajes. Siguiendo los pasos de otros cineastas queer de la década como Willard Maas, Fireworks se centra en un joven, interpretado por el mismo Anger, que se asocia con varios marineros que finalmente se vuelven contra él con catastróficos y violentos resultados. Cuando se estrenó, el director fue arrestado por obscenidad, pero salió en libertad cuando el tribunal acabó convencido de que la película era arte y no pornografía.

Rabbit's Moon, 1950
Rabbit's Moon, la primera película producida por Anger tras mudarse a París, gira en torno a la imagen de un payaso que mira fijamente a la luna, donde habita un conejo. El director afirmó haber sacado la idea de la mitología japonesa. El cineasta abandonó el proyecto durante 20 años y no lo completó y estrenó hasta 1970. Es un buen argumento para retomar nuestros planes abandonados, además de un ejemplo de la capacidad del director para emplear canciones populares y jugar con su significado entretejiéndolas con sus progresistas creaciones.

Scorpio Rising, 1964
Junto a Lucifer Rising, esta exploración de la emergente cultura motera de los 60 es una de las obras más famosas de Anger. La película combina una mezcla de controvertidos elementos visuales que abarcan desde la iconografía nazi hasta la vida de Jesucristo, y su banda sonora consiste en una sucesión de éxitos de la década. El Blue Velvet pre-Lynchiano de Bobby Vinton y el bellamente inocente I Will Follow Him de Little Peggy March proporcionan un fantástico contrapunto para la violencia que está ocurriendo en la pantalla.

Lucifer Rising, 1972-1981
Lucifer Rising, un hábil cóctel de dioses egipcios y el distintivo satanismo del ocultista Aleister Crowley, es sin duda el magnum opus de Anger. Considerada como su gran película final, a lo largo de las décadas que estuvo en producción toda una generación de estrellas culturales se fueron uniendo al proyecto en un momento u otro. El guitarrista de Led Zeppelin Jimmy Page fue elegido para producir originalmente la banda sonora, Mick Jagger se unió para la parte de Lucifer y Dennis Hopper y Alejandro Jodorowsky asistían a las ruedas de prensa. El reparto final incluyó a Marianne Faithfull en el papel de Lilith y al socio de Charles Manson, Bobby Beausoleil, como creador de la banda sonora. A pesar de haber sido completada en 1972 y de estrenarse en 1974, no se distribuyó entre el gran público hasta principios de los 80. El filme fue bien recibido y ha llegado a convertirse en un tótem cultural que nunca pasa de moda y del que nunca se ha dejado de hablar.

Recomendados


Texto Georgia Bretherton
Imagen vía Flickr

Tagged:
Hollywood
Sexo
Cultura
Kenneth Anger