¿es este el calzado más feo (y menos original) de la semana de la moda de milán?

La creación de Dsquared2 es lo que sucede cuando nadie te dice que tal vez no es tan buena idea como crees.

|
jun. 18 2018, 4:23pm

Imagen vía @luke_leitch

Para este momento, el premio al “ugly shoe” ya debería ser una categoría establecida en los galardones de la industria de la moda, con la enorme cantidad de nominados que podrían obtenerlo surgiendo cada vez que se celebra una semana de la moda en el mundo. No obstante, los precursores de todo, Balenciaga (tanto el de Gvasalia como el Ghesquière), han presentado creaciones que son tan feas como ingeniosas, que pasan al salón de la fama de la moda por romper con lo establecido.

Pero, ¿qué pasa cuando esta tendencia es copiada en un nivel muy básico? Ah pues, obtienes un monstruo de zapato, justo como el que se vio ayer en la pasarela de DSquared2 en Milan. Los diseñadores de la marca Dean y Dan Caten decidieron que no podrían quedarse sin tener una versión de esta amorfa tendencia, incluyendo en su colección lo que podría ser el hijo de una Triple S de Balenciaga con alguna de las criaturas de la franquicia de Alien (sin referirnos a Michael Fassbender), y elevándolo del suelo con un tacón de 13 centímetros.

El genial dúo de Diet Prada, comentadores de las injusticias de la moda en esta época, no se quedaron callados e hicieron un post al respecto, señalando otras dos referencias que pudieron ser las que dieron origen a este “fugly shoe”: el infame tacón alienígena de McQueen de primavera/verano 2010, y el avant-garde de Balenciaga de otoño/invierno 2007. “Cuando ese zapato de @dsquared2 no es tan genial como la suma de sus partes… 🤢”, escribieron en el subtítulo.

Aunque definitivamente no es una copia y la industria de la moda basa su modelo económico en tendencias, los diseños de Dean y Dan Caten de esta pasarela carecen de una chispa de ingenio o sentido del humor que podemos ver en otras marcas. Si vas a llegar tarde a la fiesta, al menos tienes que verte deslumbrante. Al día de hoy, ellos ganan como el premio al “ugly shoe” definitivamente, pero la Semana de la Moda Masculina aún no termina, y esperamos con ansias (y un poco de morbo) el debut de Virgil Abloh en Louis Vuitton.