keanu forever: por qué creemos que keanu reeves es un ser perfecto

No podemos dejar de quererte, Keanu.

|
sep. 4 2018, 9:17am

"¿Alguien tiene una lista de hombres en Hollywood que no me hayan acabado decepcionando?". Recuerdo este "tuit" que vi en algún momento a finales del año pasado, en pleno auge del escándalo #MeToo. "¿La respuesta quizá sea un post-it en el que pone 'Keanu Reeves'?".

La razón por la que Reeves es considerado por muchos como el tipo perfecto y poco habitual en Hollywood, es decir, en el contexto de la industria cinematográfica, es por tener ese tipo de amabilidad silenciosa que evita abusar de su poder o dar cachetadas en el culo a sus compañeras femeninas. Es cierto que en los últimos tiempos ha hecho dos películas de acción un tanto cuestionables, John Wick y John Wick: capítulo 2, pero también ha fundado su propia editorial, X Artists Books.

Mientras que la norma de Hollywood para la comedia romántica es emparejar a un hombre con una tía buena 20 años menor que él, Reeves (53) está a punto de protagonizar junto a Winona Ryder (46) una película llamada Destination Wedding. El resultado ha sido uno de los recorridos de prensa más encantadores de la década, y nos ha regalado noticias como esa en la que Winona confiesa que se casaron accidentalmente mientras grababan Drácula, de Bram Stoker en 1992.

Personalmente, he pensado en Reeves como la encarnación de la alegría de Hollywood desde que encontré un hilo de Reddit que detallaba anécdotas en las que se demostraba las innumerables acciones de bondad hacia sus compañeros de trabajo, a su familia y a los miembros del público en general. Por ejemplo, cuando grabó Matrix, repartió 50 de los 70 millones de dólares que cobró entre el equipo de efectos especiales y caracterización. "El dinero es lo último en lo que pienso", dijo entonces. "Podría vivir de lo que ya he hecho durante los próximos siglos". También regaló las motos del equipo de acrobacias; se convirtió en el cuidador de su hermana; fundó una organización de caridad contra la leucemia a la que dona un gran porcentaje de lo que gana con cada película; le gustan tanto los gatos como los perros; todavía va en metro; su idea de la felicidad eterna es "pasar tiempo con los amigos y la familia, con vino, buena comida y buenas noticias".

"Keanu le dio al equipo de efectos especiales y al personal de maquillaje en las numerosas secuelas de Matrix 50 de los 70 millones de dólares que cobró, diciendo que 'podría vivir de lo que ya he hecho durante los próximos siglos'".

"¡Va!", Exclamó en una entrevista con Esquire el año pasado cuando surgió este hilo específico de Reddit. "Solo soy un tipo normal, hombre... [pero ser un buen tipo] es algo bueno, al menos que yo sepa". Por supuesto que es bueno y, en su industria, extremadamente raro. Black Twitter a menudo bromea diciendo solo los hombres blancos que no son problemáticos, como Paul Rudd, envejecen bien. Reeves, con descendencia china-inglesa-irlandesa-portuguesa-hawaiana, nacido en Beirut y criado en Canadá, tiene un aspecto tan bueno a la edad de 53 años que con frecuencia es acusado de ser inmortal.

En la película The Neon Demon, interpreta el papel de un violador propietario de un motel y, cuando se le pidió que amenazara a Elle Fanning con un cuchillo, dijo que no mostró tanto ímpetu ni fuerza detrás de escena como en la pantalla. "El cuchillo era de goma", dijo luego Fanning a la revista New York Magazine. "No era real, pero él estaba como: '¿Estás bien? ¿Estás bien?'. ¡Estaba temblando! Es el tipo más educado que he conocido. Fue muy dulce".

Su amabilidad es tan famosa que justo en el momento en el que arrestaron a Harvey Weinstein, empezó a circular un 'meme' imitando el titular del New York Times que decía "Keanu Reeves es acusado por varias mujeres de ser extremadamente amable en las citas". A él no le molestan en absoluto estas cosas: ha sido Sad Keanu, Happy Keanu y, en los últimos días, Brutal Horseriding Keanu. Si bien admite que hubiese preferido que no le vieran tan triste como cuando se comía ese bocadillo, cree que el famoso 'meme' de Sad Keanu es "inofensivo, bueno, limpio y divertido". Además, se siente tan cómodo protagonizando un romance queer como aceptando un extraño rechazo por parte de Diane Keaton (pregúntale a cualquier mujer cuerda: incluso teniendo en cuenta los inmaculados interiores y la aparente riqueza, lo más improbable de Cuando menos te lo esperas es que Keaton elija a Jack Nicholson en lugar de a Reeves).

"Si bien admite que preferiría que no le vieran tan triste como cuando se comía ese bocadillo, cree que el 'meme' Sad Keanu es 'bueno, limpio y divertido'".

¿Son estas razones suficientes para amar a Keanu Reeves? Por supuesto que sí, pero aquí hay una más: contrariamente a lo que algunos críticos pueden sugerir, Keanu Reeves sabe actuar. "El poder de Keanu no radica en la transformación o la capacidad de envolver su boca en juegos de palabras ingeniosos", escribe la crítico de cine Angelica Jade Bastién. "Keanu está en su momento más poderoso cuando la película está en su punto más elemental... Una mirada simple o un labio rizado puede desplegar una larga historia de personajes o anular todas las expectativas. Para Keanu, actuar no es un modo de transformación sino un estado del ser. Transmuta la historia y la convierte en carne y hueso". En otras palabras: es mucho más experimentado de lo que pueden demostrar sus habilidades. Al igual que Kristen Stewart, que también es una gran actriz, tiene un toque vaquero, un trasfondo muy tierno. Tengamos en cuenta su papel en el Drácula producido por Francis Ford Coppola; la dualidad del carácter de Ted, el afable idiota que viaja en el tiempo en Bill y Ted, y el seductor rebelde sin causa en Mi Idaho privado. El acento profundo y sincopado de California que tiene Reeves puede parecer desconcertante, pero no es sino una marca de su comportamiento extremadamente sensible y relajado, tan honesto como él mismo.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.