retratos de mujeres llevando los artilugios de belleza más extraños de amazon

Evija Laivina no cree que los enderezadores de nariz y los reductores de mejillas encargados por correo funcionen. Pero sí cree que son un fascinante signo de nuestros tiempos.

por Alice Newell-Hanson; traducido por Eva Cañada
|
10 Noviembre 2017, 8:57am

Por aproximadamente 1,5 euros puedes comparar un par de clips "genéricos" elevadores de nariz y enderezadores de tabique en Amazon. Estos dispositivos de plástico vienen juntos en un kit y ambos parecen un cruce entre instrumental ginecológico y accesorio de Barbie.

“El de color rosa es muy doloroso. No se lo recomiendo a nadie. No te deja respirar bien", ha escrito una clienta insatisfecha bajo la descripción del producto. En lugar de ese, recomienda un modelo diferente que "me hace tener una nariz bonita para ocasiones especiales".

“¿Funcionará esto para la nariz de un ciudadano de edad avanzada?”, pregunta un comprador que no se deja intimidar. "Tengo la nariz torcida, ¿esto la arreglará?", se pregunta otro. Y un tercero añade, "¿Este artilugio hace que una nariz caída vuelva a subir?”.

evija laivina amazon objetos extraños belleza

Recuerdo el dolor que sentí cuando una de mis hermanas me colocó una pinza de tender en la nariz cuando era pequeña y me preocupan las fuerzas societarias que pueden animar a alguien a someterse voluntariamente a tanta incomodidad. Me gustaría que estos compradores potenciales se ahorraran el dolor de cabeza y 1,5 euros.

La fotógrafa Evija Laivina compró uno de esos artefactos elevadores de nariz el año pasado para su proyecto Beauty Warriors. Se lo enviaron desde China hasta su casa en Inverness, Escocia.

evija laivina amazon objetos extraños belleza

“Estaba trabajando en un proyecto sobre belleza e identidad para la universidad", explica. "No estaba segura de qué trataría exactamente, pero entonces empecé a coleccionar estos artilugios". Se refiere a la abundancia de dispositivos baratos que se venden online y que prometen elevar párpados, eliminar papadas y ampliar sonrisas.

El largo tiempo de espera hasta que llegaban ―a menudo desde China o Corea― hasta Escocia, proporcionó a Evija tiempo para planificar sus retratos. Reclutó a amigas, familiares y conocidas de Facebook para que posaran. Sus modelos aparecen frente a fondos moteados, a menudo algo giradas hacia un lado. Las composiciones recuerdan a fotos de anuario, si no fuera por los estrafalarios artefactos de plástico, látex y goma que sobresalen de sus rostros (rarezas que no parecen registrarse en sus serenas expresiones faciales).

evija laivina amazon objetos extraños belleza

Entre los productos que Evija ha fotografiado se encuentran un "fabricador de sonrisas" de plástico de color verde lima que mantiene los labios en una permanente mueca maníaca gracias a sus diminutos extremos curvados (fabricado en Corea, aproximadamente 8 euros a través de Amazon Prime), un "cinturón para la cabeza" eliminador de papadas hecho de neopreno rosa claro cuya descripción promete que elevará hasta las "papadas más blandas" (fabricado en China, unos 2 euros en Amazon) y un "entrenador de párpados" que no es sino un par de gafas invertidas de aspecto extraño que asegura "redefinir el párpado sin cirugía plástica" (unos 7 euros a través de Amazon Prime, donde una de las reseñas sobre el producto simplemente dice "basura").

“Me gusta combinar la fotografía clásica con los artilugios, para crear fotos de aspecto muy extraño", explica Evija, que empezó a fotografiar como hobby en 2007, no mucho después de mudarse al Reino Unido desde Letonia. “Quería algo sofisticado e interesante, pero que al mismo tiempo resultara perturbador". Estamos a 31 de octubre cuando charlamos y bromea diciendo que los aparatos "¡son como máscaras de Halloween!".

evija laivina amazon objetos extraños belleza

Pero la finalidad de su obra es seria. "Actualmente existe un problema enorme", afirma. "Vivimos con miedo a que si no encajamos perfectamente en los estándares sociales no somos suficiente". El proyecto de Evija es un intento de mostrar tanto los efectos divertidos como los tristes de nuestro afán por encajar en unos ideales de belleza arbitrarios y a menudo inalcanzables.

“Yo también siento la presión", indica Evija. Me cuenta que sufrió bullying en el colegio a causa de su nariz. "Sé cómo se sienten las mujeres cuando no encajan en esas normas. Se supone que todo el mundo debería tener una nariz clásica, pero eso es una estupidez. Si no encajas te deprimes y haces idioteces. Debemos hablar más sobre este tema".

evija laivina amazon objetos extraños belleza

Sin embargo, las fotografías de Evija ―que espera publicar en forma de libro― no representan a las mujeres como víctimas de estas presiones. Tal y como sugiere el título de la serie, Beauty Warriors (Guerreras de la belleza), Evija ve a sus modelos como mujeres empoderadas. Participando en el proyecto, están haciendo un corte de mangas a la industria de la belleza.

evijalaivina.com

evija laivina amazon objetos extraños belleza
evija laivina amazon objetos extraños belleza
Tagged:
Cultură
belleza
evija laivina