Publicidad

la mujer en el hip hop

Posiblemente el hip hop sea el género musical que con más énfasis celebre la figura humana (femenina) en todas sus facetas. Desde Lil’ Kim y hasta Nicki Minaj, la tónica es sencilla: más es más y menos es simplemente peor.

por Hattie Collins
|
18 Noviembre 2014, 12:25pm

Aceptémoslo de una vez: el hip hop puede ser misógino e idiota. Sí, se le reconoce por su ideología sexual hiperrealista del cuerpo femenino. Y sí, no es reconocido por la profundidad y sensibilidad para con el feminismo y todo lo que tenga que ver con él. También puede ser, sí, algo asqueroso.

Pero el hip hop ama los cuerpos (todos ellos): los grandes y también los pequeños. Celebra los brazos gordos, adora los culitos (y los culazos), hace las tetas más grandes y el resto de la anatomía, sea como sea, le parece bien. Cuando hablamos del cuerpo, el hip hop es eufórico, alegre, dulce y, a veces, algo descarado. Pero también puede ser completamente escandaloso y no nos molesta si viene servido con un poco de sentido del humor.

El hip hop es un reflejo de la sociedad; tanto las estrellas de rap como la sociedad en su conjunto está últimamente más desinhiba sexualmente. A veces, el hip hop tiene que tener una pequeña conversación consigo mismo, pero la sociedad también. ¿Es el culpable de que las mujeres se blanqueen la piel y se inyecten grasa de pollo? Es obvio que el cine, las revistas y la publicidad son igual de responsables. ¡Y J-Lo! Ella también es responsable. ¿Quién no hubiera querido tener las posaderas de la artista cuando salió If I Had Your Love? Definitivamente, podemos echarle la culpa o darle las gracias al efecto ex de Ben Affleck, porque gracias a él están apareciendo por doquier culos tan épicos como los de Nicki Minaj y Kim Kardashian. ¿No es mejor acaso regocijarse con un buen culamen (evitando horribles inyecciones) en lugar de idolatrar al look de chica heroinómana y/o matarnos de hambre para meternos en una talla 32?

Aunque el hip hop solo usa a las mujeres en sus vídeos como decoración, al menos siempre hay variedad. El hip hop adora a las mujeres; raramente se ve una talla 38 -olvídate de una talla 32-, así que no todo en el hip hop es taaaan malo. Lo mejor es que celebra la belleza y el cuerpo femenino en todas sus formas, tamaños y colores. Y de hecho lo hace mucho más que cualquiera de las sosainas delgaduchas del indie o de las chicas photosopeadas del Playboy. ¿Quien más, aparte de Common, ficharía a tu vecina para su vídeo Ode to love? Aunque el hip hop enfatice nuestra obsesión e idealización de la belleza (brillante, alegre, con las extensiones bien puestas, manicura francesa, etc.), ¿en qué otro género musica podrías ver a una mujer grande negra y hermosa como un objeto de deseo?

¿Y qué hay de las raperas? Durante años la figura predominante fue la de marimacho (MC Lyte, YoYo, Latifah, Da Brat) o la de monstruo sexual (Lil Kim, Trina, Foxy Brown). Pero después llegaron Missy y Lauryn Hill y con ellas todo cambió. Missy solo era Missy. Vestida con total look denim, como una pelota de plástico hinchable negra o con camisas de mezclilla, siempre fue y será Supa Dupa Fly. Lauryn era simplemente un bellezón natural: sin pelucas ni extensiones, negra y orgullosa. Años más tarde, la historia ha sido reescrita. La manera en la que las mujeres se expresan en el rap representa al género en sí mismo: diverso, cada vez mas liberal y listo para un cambio. Angel Haze adopta la androginia y la sexualización indefinida; Azealia Banks es una sirena, y Brooke Candy hace vibrar al mundo con sus uñas y sus trenzas. También tenemos a las bohemias de Nitty Scott y Junglepussy con sus himnos feministas, y, por último, la máscara para esquiar marca Chanel en Leikeli47.

Estamos de acuerdo en que el hip hop debería de avergonzarse porque muchas veces celebra el cuerpo de la mujer como si de un pajillero adolescente se tratase. Pero también podemos dar gracias al hip hop por haber redefinido los angostos márgenes de la belleza; la belleza no es un color, un tamaño o una forma: es negra, mulata, blanca, delgada, con curvas y gorda. De vez en cuando, además, la belleza tiene el pelo muy encrespado.

La belleza tal y como la conocemos está en la mirada del espectador y, cuando este espectador es el del hip hop, hay como mínimo más de un estereotipo de perfección. Nos encanta la ultima frase de Skateboard P en su ultima oda, Dear Girl: "Lo que te hace diferente es lo que te hace especial". ¡Arriba el hip hop!

Recomendados


Texto Hattie Collins