el a-z de la moda española

¿Quien es quien en la moda española? En este A-Z de la moda española mezclamos sin pudor lo “nuevo” con lo “viejo”, lo clásico con lo moderno. Una lista en continuo movimiento en la que analizamos las claves del éxito de lo mejorcito del talento...

por Leticia Orúe
|
15 Septiembre 2015, 7:55am

A de Ana Murillas
Los estilismos de Ana Murillas tienen tanto carácter como ella -y esto hay que entenderlo como algo del todo positivo-. Icónica, explosiva, amante de lo vintage y con un potente sentido estético, Ana reinterpreta, adapta y crea sin seguir demasiado las tendencias. Es de las pocas estilistas que consiguen aportar atmósferas únicas con una visión muchas veces más cercana al arte que a la moda. Vive a caballo entre Barcelona, Paris y Milán y ha trabajado en (casi) todas las publicaciones más cool del mundo. Echadle un vistazo a su instagram y me decís si no podría ser estilista y fotógrafa a la vez.

Campaña de Pepe Jeans London. Estilismo de @anamurillas

B de Bimba Bosé
Modelo, cantante, diseñadora, Dj, madre, sobrina… Puede que la personalidad de Bimba haya estado marcada por el ambiente artístico ha respirado desde pequeña y del que nunca se ha separado. Musa de Davidelfin, su look andrógino y una gran fuerza contrastan con la sensibilidad de su faceta como cantante. Nos gusta porque -además de haber protagonizado una portada para i-D en , a medida que avanza el tiempo ella crece y sigue manteniendo esa sensibilidad espontánea y esa valentía intimista de la que están hechas las mujeres fascinantes. También porque la hemos visto cambiar de pelo más veces que a Linda Evangelista.

@bimbasecas

C de Coco Capitán
En muy poco tiempo Coco Capitán se ha convertido en una de las jóvenes fotógrafas que mejor han sabido desarrollar una personalidad propia. Desde pequeña apuntaba maneras. Quizá el haber formado parte de un equipo de élite de natación sincronizada hasta los 11 años le ha aportado esa concentración y disciplina que se han transformado en los dos puntos fuertes de su trabajo: la honestidad y la pureza. Coco juega con la composición, los modelos, la luz y la energía que proyecta en lo que fotografía para construir unas imágenes con las que intenta transmitir su particular universo. Un universo del que todos queremos ver más. ¡Maison Margiela no puede estar equivocado!

Imagen vía @cococapitan

D de Davidelfin
Trascendiendo la idea de lo que puede ser un diseñador al uso, el trabajo de Davidelfin ha estado siempre ligado al arte y al cine. En sus orígenes, la marca nace de la idea de colectivo artístico que empleaba la moda como forma de expresión, creando prendas atemporales, minimalistas y conceptuales, pero que al mismo tiempo están llenas de emoción. Davidelfin siempre nos adentra en su rico universo personal no sólo a través de las piezas, sino empleando la fotografía, la música o la puesta en escena. Sus colecciones son sobrias y elegantes pero nunca aburridas. Sus desfiles, su Instagram y sus fans tampoco.

Imagen vía @davidelfn_co

E de Edu García
A pesar de su juventud, Edu es una "fiera" insaciable con una única misión: editar, editar y editar revistas sin parar. Bajo el paraguas de Abhfya.com se han propuesto llenar de aire fresco y modernidad el universo editorial español. Son la mano visible detrás de Fucking Young!, Fuet magazine o Vein Magazine entre otros. Nació alternativo, pero pronto le conocerá todo el mundo.  

Imagen vía @edufy

F de María Ke Fishermann
El universo de Víctor y María bebe de la estética "kawaii", combinando la escena club futurista y millenial y utilizando materiales como el ganchillo con estampados tridimensionales con pieles sintéticas o el charol herencia del cyberpunk tardío de los noventa. Su trayectoria ha estado intrínsecamente ligada a la viralidad de la red. Pese a no tener agencia de comunicación ni showroom, su tercera colección se propagó como un virus a través de las cuentas de estilistas y trendsetters, lo que les ha llevado a vestir a celebrities como Miley Cyrus, Kate Perry, Brooke Candy o Lindsay Lohan. Venden en sitios tan geniales como Opening Ceremony, Candy (Tokio) o Lab & iD (Toronto).

Imagen vía @mariakefisherman

G de Alba Galocha
Ha demostrado que ser modelo no es simplemente ser mona y medir 180cm. Un modelo es un referente al que seguir, una persona que inspira y que transmite algo que va más allá. En sus inicios no se imaginaba que su carrera despegaría y viajaría por todo el mundo. Ni que desfilaría en Paris en la primera colección de Ghesquière para Louis Vuitton. En su blog, su instagram o su tumblr, Alba nos enseña su vida como modelo a través de fotos, canciones y pequeñas historias que muestran que para triunfar en la moda necesitas vivir en un universo especial. También sabe que hay que seguir creciendo. Y su siguiente reto es ser actriz.

Imagen vía @albagalocha

H de Heridadegato
María Rosenfeldt y Jacobo Salvador se han convertido en poco tiempo en una de las marcas referencia del nuevo diseño español. Sus diseños son sobrios, reflexivos y unisex, pero al mismo tiempo emanan esa influencia de los 90 y de la arquitectura que convierte su estilo en reconocible. Cada una de las colecciones de Heridadegato nace de un universo diferente y, aunque aún es muy pronto para adivinar que les deparará el futuro, puede que su bagaje creativo, el hecho de expresar la idiosincrasia concreta de una generación y su finura en acabados y patronaje les conduzca a un lugar de lo más interesante. De momento presentan su nueva colección en París.

Imagen vía @heridadegato

I de i-D Spain
Hablar de lo que somos, de los que pasa a nuestro alrededor, de los que nos emociona y de lo que nos inspira… i-D tiene como misión documentar, descubrir e impulsar las corrientes y personas creativas que están en el ojo del huracán de ese torbellino constante creado por el arte, la moda, la música, el cine, la fotografía… i-D es un espíritu libre, joven y crítico. 

Imagen vía @i_Dspain

J de Jon Kortajarena
Es el bilbaíno más guapo del mundo y nos encanta porque además de haber figurado en el top 10 de los modelos más influyentes, ser fetiche de Tom Ford para Gucci durante nueve temporadas, hacer de chapero en A single man, estar comprometido con causas como el calentamiento global, haber desfilado en todo el mundo, salir del armario tranquilamente, no parar de trabajar y ser de la cuadrillita de Madonna, lo puedes ver con los colegas en las txosnas de fiestas de Bilbao sin perder esa sonrisa seductora.

Imagen vía @kortajarenajon

K de Diana Kunst
Pequeña pero matona, Diana Kunst se mueve como pez en el agua entre la moda, la fotografía y la realización audiovisual. En sus primeros fashion films ya apuntaba maneras, lo que la llevó a fichar rápidamente por una productora audiovisual y adentrarse en la publicidad. Desde entonces, su carrera se está convirtiendo en meteórica (no hay que olvidar que tiene 25 años). Pero lo mejor de todo es que las atmósferas de Diana son densas, oscuras, llenas de una intensidad emocional y estética que juguetea sin tapujos con la moda y sobre todo con la música. Y con la foto le pasa lo mismo.

Imagen vía @dianakunst

L de Luis Venegas
Director creativo, editor y coleccionista empedernido de revistas desde los 13 años (se compra una media de 20 revistas al mes: haced cálculos…). El trabajo editorial de Luis Venegas trasciende rápidamente la escena española para posicionarse como un referente en la escena internacional. Sus trabajos C☆NDY, Fanzine 137, The Printed Dog, Ey! Boy Collection o Ey! Magateen se mueven a caballo entre una estética high-fashion de exquisita factura y la fresca irreverencia con la que aborda temas tan actuales como la androginia, la transexualidad y sus aledaños o la homosexualidad. Independiente y autoeditado, fiel creyente de las ediciones limitadas y de la distribución selectiva, Luis ha conseguido recuperar el papel cuando todo el mundo creía que estaba perdido.

Imagen vía @byluisvenegas

M de María Escoté
De llevar las dos tiendas de prendas a medida del negocio familiar en Barcelona a mudarse a Madrid y convertirse en la Jeremy Scott española y desafiar a la crisis y al rollo de las temporadas vendiendo sus colecciones a los 20 minutos de terminar el desfile. Lo quieres, lo tienes. El universo de María Escoté bebe de la estética ghetto latina, de los 80, de Miami... Pero sobre todo está lleno de color y estampados animales que transmiten la misma fuerza que ella. Sus mujeres son hípersexys y  sus bikers se han convertido en objeto de deseo. No contenta con retarnos a que seamos las más sexys del barrio, ya podemos vestir a primos, sobrinos o si queréis muñecos con su línea infantil.

Imagen vía @maria_escote

N de Nacho Alegre
Mientras estudiaba derecho comenzó asistiendo a un par de fotógrafos para ganar algo de dinero. En seguida se dio cuenta de que nunca iba a trabajar como abogado. Nacho Alegre es de los pocos fotógrafos que se mueven como pez en el agua entre la moda, el documental y el bodegón. Aunque pueda parecer que ha sido agraciado con una tripe personalidad visual, la calidez con la que aborda cualquiera de estas tres disciplinas, el diálogo entre ellas y el gusto por las composiciones equilibradas y geométricas podrían ser su seña de identidad. No contento con esto es el director creativo y editor de Apartamento, publicación bianual de culto que nos ha permitido convertirnos en voyeurs de lujo y conocer a una comunidad creativa a través de sus casas.

Imagen vía @nachoalegre

?' de Seseña
Resulta fascinante descubrir cómo la familia Seseña lleva produciendo capas desde nada más y nada menos que 1901. En su tienda de la calle de la Cruz en Madrid han comprado, por citar algunos, Rodolfo Valentino, Picasso, Buñuel, Gary Cooper o Federico Fellini. Se me olvidaba Bruce Springsteen. De hecho la mitad de su producción se vende en el extranjero. Su especialidad: la tradicional capa española, hecha a mano, de lana maravillosa y cierto aire bandolero. Su mérito: la calidad, el trabajo artesano y el hecho de que cada generación de Seseñas haya sabido adaptar algo tan de antes a los tiempos tan de ahora.

Imagen vía @capas_sesena

O de Outumuro
Director de arte y diseñador hasta los 40, Outumuro cayó en la fotografía de moda casi por accidente. De hecho, cuenta que en sus primeras sesiones no sabía utilizar los flashes de estudio, por lo que siempre les decía a sus clientes que era "mucho mejor disparar en exteriores". Sin embargo, aprendió rápido y este gallego afincado en Barcelona terminó trabajando para medios internacionales tipo Vogue y para casi todas las cabeceras nacionales. El cine está muy presente en su obra, tanto por dar un nuevo punto de vista en la revista Fotogramas a las fotos que hasta entonces se hacían de celebrities españolas, como por crear un estilo visual que ha trascendido a lo largo de los años. Se lo comió todo en su época.

Imagen vía @outumuro_oficial

P de Pepa Salazar
Es una "loca" del patronaje, de la técnica y de cómo el proceso va llevando a la construcción de las prendas. También tiene afición por ganar concursos de moda. Lleva dos ediciones del Mercedes Benz Fashion Talent (aka el Ego) y también se llevó el Samsung Ego Innovation Project. Reconocerías una prenda suya, porque ha conseguido crear una identidad propia llena de plisados, fruncidos y complejos patrones. La tenemos en el punto de mira y tenemos ganas de ver qué será lo próximo.

Imagen vía @pepasalazar

Q de Quentin de Briey
Belga de nacimiento, Quentin, que vive a caballo entre Paris y Barcelona, comenzó en la moda por accidente, como muchos de los integrantes de esta lista. Un accidente literal, ya que sufrió una lesión severa patinando y tuvo que dejar el patín. Había colabrado con marcas como Carhartt o Nike, por lo que comenzó a trabajar como asistente y así comenzó todo. En una gran mayoría de sus fotos los espacios, la naturaleza, la narrativa, el paisaje y el mobiliario que acompañan a los personajes tienen tanta o más importancia que ellos mismos. Y si con estas fotos Quentin nos muestra su universo personal, recomendamos disfrutar de la serie que está disparando junto a su novia, la modelo Steffy Argelich. Siempre hemos querido que alguien nos vea de esa manera.

Imagen vía @quentindebrey

R de Daniel Riera
La fotografía de Daniel Riera está marcada por el uso de la luz natural. Sus fotos son calmadas, sencillas, equilibradas y muchas veces están bañadas en la luz dorada del mediterráneo, aunque también utiliza sin complejos -y con gran maestría- el blanco y negro. Mientras salta de Paris a Londres, Nueva York o Barcelona, ciudades entre las que vive y trabaja, no para de disparar preciosas editoriales para revistas como Fantastic Man, Hercules o Vogue Hommes International. Es de los pocos fotógrafos que al ver su portfolio no sabes si te gustan más sus editoriales o su trabajo comercial y, definitivamente, uno de los genios de su generación.

Imagen vía @dianelreare

S de Steffy Argelich
No nos extraña nada que su novio no pare de sacarle fotos. Steffy Argelich es una de las modelos más interesantes que han salido de España en los últimos años. ¿Por qué? Porque tiene un aire masculino y desenfadado pero respira elegancia y frescura. Juega a la perfección el contraste entre un cierto aire rebelde, irreverente y hasta y pelín decadente con una frescura y una profundidad que impactan. Sus ojeras son fantásticas. Ha sido la reina de los lookbooks mainstream españoles (Mango, Oysho, Bimba y Lola, Pedro del Hierro…) y ahora empieza a saltar a la pasarela (Louis Vuitton, Anna Sui, Jacquemus...) y a las portadas. Nos encanta porque forma parte de una nueva generación de modelos más andróginas y especiales.

Imagen vía @steffyargelich

T de Eugenia de la Torriente
Inteligente y crítica, algunos la llaman "la Diana Vreeland española". Empezó con 18 años en la revista AB, para pasar a El País, donde ha sido redactora jefa de El País Semanal y El País Estilo, además de editora de moda del mismo diario. La trayectoria de Eugenia se basa en entender el periodismo de moda desde la intelectualidad y temporada tras temporada nos lo ha demostrado con agudas crónicas de desfiles y entrevistas en profundidad. Con 34 años Harper´s Bazaar España la fichó como directora. Dice que lo que más le fascina de la moda es "pensar que cuando crees que lo has visto todo, vuelve a sorprenderte y emocionarte de nuevo". Os recomiendo que le echéis un vistazo a su Instagram y la sigáis ya. Resulta que también tiene un estupendo ojo para la fotografía.

Imagen vía @etorriente

V de Juan Vidal
Juan no es solo un diseñador: es algo así como una auténtica Maison de costura francesa de exquisita factura, encerrada en una sola persona. Cuarta generación de sastres, ha crecido rodeado de vestidos maravillosos, bolsos de ensueño y zapatos por los que llorar. Dice que su madre le inculcó un gusto ecléctico y su padre la obsesión por la disciplina, el corte y el acabado de las prendas. Siempre ha mirado más hacia Balenciaga que hacia el futuro y su formación en arte se intuye en su uso del color y en las proporciones arquitectónicas de muchas de sus piezas. Las mujeres de Juan Vidal son bailarinas chic y sensibles que salen por la noche a divertrise. Es como un constante recuerdo de la grandeza de la moda, del saber hacer y de la búsqueda de la belleza y la perfección.

Imagen vía @mrjuanvidal

W de Chloé Wallace
Es otra de las niñas prodigio de nuestra lista. Mitad americana mitad española, Chloé pasa la mayor parte de su tiempo en Londres, donde todavía está estudiando, aunque le estén pasando cosas como que la productora Canada la haya fichado, o que acabe de hacer un making of para Vogue con Penélope Cruz. Gran parte de sus trabajo gira en torno a las mujeres. Quizá sea porque sólo tiene 21 años, pero sus videos son tan dinámicos y llenos de vida como ella, y están llenos de fotogramas saltarines que le aportan un pequeño toque de locura a todo lo que hace, y que equilibra perfectamente con una sensibilidad visual y una delicadeza narrativa que promete. A Chloé Wallace le queda mucho por contar, y a nosotros por disfrutarlo.

Imagen vía @chloewallace_

X de Xevi Muntané
¿Se puede ser fotógrafo de moda y pasar de la moda?. Si. Y Xevi Muntané es un gran ejemplo. Su prenda favorita es el chándal, lo que no nos extraña, porque le quedan de muerte. Con 20 años se mudó a Nueva York y terminó asistiendo a David LaChapelle. Como tiene bastante carácter y no le gustaba que le mandaran empezó a trabajar por su cuenta y una de sus primeras publicaciones fue en i-D cuando tenía solo 22 años. Se ve más como fotógrafo de cultura popular que como fotógrafo de moda y no tiene cámara de fotos. La alquila. En su Facebook no tiene miedo a opinar sobre política, religión o lo que sea. Quizá sea esa distancia que tiene con la moda y esa "cordura", lo que le ha llevado a convertirse en un top español. De chándal y de foto.

Imagen vía @xevimuntane

Y de Txema Yeste
Otro fotógrafo más que comenzó trabajando con foto documental y terminó en la moda. Txema Yeste pasó de fotografiar a familias gitanas o escritores para medios como The Independent, The Observer o El País Semanal, a crear impresionantes imágenes editoriales en las que mezcla un sofisticado imaginario, un ojo incisivo y un uso del color y del encuadre fascinante. A menudo es casi pictórico y sus mujeres son fuertes, casi heroínas. Él ha dicho alguna vez que no le interesa la belleza vacía. "Intento que mis fotos sean todo inesperadas, sofisticadas e intensas que puedan ser". Ha sido la inspiración para muchos fotógrafos que conocemos.

Imagen vía @txemayeste

Z de Aingeru Zorita
Afincado en Nueva York, el estilo de Aingeru Zorita está marcado por la fuerza de unos personajes contundentes que aparecen congelados. Su trabajo siempre respira carácter. En muchas de sus fotos parece como si se metiera en el alma de los modelos, sacando a la luz toda la fuerza de sus rostros. Y con ellos, las prendas cobran vida. Sus composiciones son sencillas, y en ellas no hay demasiados elementos que puedan distraer nuestra atención de lo realmente importante. Consigue que lo comercial y sencillo resulte interesante. Y eso no es nada fácil.

Imagen vía @aingeruzorita

Recomendados


Texto Leticia Orúe