2017, ¿estás ahí? esto es todo lo que te pedimos

Olvídate de ponerte a dieta, encontrar el amor o apuntarte al gimnasio. Porque no hay un año nuevo sin sueños que cumplir, estos es lo que queremos conseguir durante los próximos 365 días.

por i-D Staff
|
30 Diciembre 2016, 11:40am

Imagen vía @olviab33

"Para bien o para mal, este ha sido un año de constantes cambios y giros inesperados, —tanto para mí como para todos los que me rodean—. A 2016 le pedí cosas superficiales, pero lo que ha venido es mucho mejor: nuevos amigos, retos profesionales y un chico muy especial que está revolucionándome la cabeza.

En 2017, solo espero que no se tambalee todo por lo que llevo tanto trabajando, que mi equipo siga tan unido como ahora, que mis amigos sigan siendo fabulosos y que Rihanna siga dándonos looks con los que seguir soñando. También me gustaría aprender a viajar (porque todos coincidimos en que no sé) y que no nos deje más gente como Franca Sozzani". — Álvaro Piñero, editor jefe de i-D

"No volver a perder el móvil y ser menos desastre. Aprender a cocinar, e incluso cogerle gusto a la cocina. Salir un poco más y trabajar un poco menos. Decorar la casa de una vez. Tener menos prisas y prestar más atención a la gente que me rodea. Viajar, vivir aventuras de las que contar y sobre todo reirme mucho más". — Álvaro Dols, social producer de i-D

Imagen vía @alvarodols

"La nochevieja es la noche más sobrevalorada del año, pero me encanta porque funciona como una catarsis que pone nuestro contador a cero como si nada antes hubiese pasado. Todos los años deseo grandes cosas para mí, pero a 2017 solo le pido que todo me de un poco más igual. No mirar al futuro, no tener miedo a todo y empezar a vivir (de verdad) el aquí y el ahora. Puede que suene a uno de esos ridículos mantras de la peña new age, pero en realidad, cuando pasas una mala época lo único que de verdad deseas es ser una persona normal (y de paso, ser un poco menos dramática).

Si nos podemos a pedir, me encantaría que mi cerebro hiciese click y se me ocurriese una brillante idea para empezar mi primer libro y, de paso, ponerme un piercing en el ombligo (siempre hay que tener un deseo superficial).

Por último, me encantaría viajar mucho con el tío más guay que conozco sin tener que tomarme un Diazepam para coger un avión, escribir cosas que le encanten a la gente y, cuando lea estos párrafos a finales de 2017, que todo sea tan bonito que no desee poner de nuevo el contador a cero". — Raquel Zas, editora online de i-D

"En 2017 me gustaría perder menos el tiempo, preocuparme menos, leer más, aficionarme al té y seguir dudando de casi todo. Que Pablo y Errejón hagan las paces y que Kiko Rivera siga siguiéndonos en Twitter. Que Pérez Reverte deje de escribir. Que a los tipos que dicen eso de "ni machismo ni feminismo, igualdad" les bajen de golpe el sueldo y empiecen a sentir un miedo irracional cuando caminan solos de noche por la calle. También me gustaría dejar de oír eso de "en Vice solo habláis de sexo y drogas", básicamente porque no es verdad y debemos huir de la mentira si queremos dejar un mundo mejor a nuestros hijos". — Laura Conde, editora jefa de Vice España

Imagen vía @vice_spain

"En 2016 he alcanzado retos personales de los que estoy muy contenta y orgullosa así que podemos decir que ha sido un buen año, ahora quiero más. A 2017 le pido que sea un año bonito y tranquilo; que nieve en Barcelona, levantarme contenta cada día, reír más, dedicar más tiempo a no hacer nada y saber disfrutarlo, hacer algo nuevo y que se me de bien, seguir descubriendo vinos y restaurantes, que todos dejemos de usar el teléfono comiendo en compañía, caminando o conduciendo, ser menos antipática y darle importancia sólo a las cosas que la tienen.

Desde hace un tiempo me he convertido en una de esas personas que teme por si de repente se acaba el mundo (o mi propio mundo), así que pido que dejen de ocurrir desastres, que todos seamos mejores personas, que cuidemos lo que tenemos y que dejemos de matar a la tierra porque joder, ¡aún tenemos mucho que hacer!". — Andrea Oleart, mediaplanner de Vice España

"Mis propósitos para 2017 son: recuperar la fe en el ser humano (2016 no ha sido el mejor año para el mundo que digamos), aprender a tocar la guitarra de una vez, aprender a comer un poquito más sano pero sin dejar de disfrutar, compartir una serie infinita en cama con la editora online de i-D (para no tener que volver a ver Lost), tener/dar el orgasmo más largo del mundo, salir y reír mucho con mis amigos, pillar un pedo con mi familia y básicamente aceptar que ya no tengo 20 años". — Marc Rodríguez, jefe del departamento digital de Vice España

Imagen vía @chusanton

"En 2017 quiero escribir las cosas que sueño en una libreta para reírme de mi propia mente o aprender algo de ella. Quiero comer más pulpo á feira en mi ciudad natal para no sentir que me estoy perdiendo el paso del tiempo por vivir fuera. Quiero bailar más música pedorra y que se estrene alguna película que me haga llorar. También quiero ejercer más y más todos los poderes que tengo por ser tía, en el sentido más práctico pero también el más místico. Quiero ver más árboles, tomar menos azúcar y jugar más. Quiero que mis amigos me quieran más todavía y que se me ocurran más ideas buenas. Además me gustaría que 2017 nos acercara a un futuro de ciencia ficción y robots, pero que sigan emitiendo Los Simpson y me siga partiendo con sus bromas. Y que nunca, nunca pasen de moda los vídeos de gatos". — Noa Cid, platform manager de Vice España

"La verdad es que soy bastante abuela en el sentido de que siempre pido "ser feliz", pero bueno voy a estirarme y al 2017 me gustaría pedirle además una huelguita general o alguna manifestación para que la gente salga a la calle en masa y quememos todo lo que se ponga en nuestro camino y lancemos muchos objetos a la policía. También deseo con todas mis fuerzas que ninguna mujer muera asesinada a manos de un hombre. Pero sobre todo al 2017 le pido que no sea el año en el que muere Morrissey". — Alejandra Núñez, editora jefa de Broadly en español

Imagen vía @carolinemackintosh

"A 2017 le pido paciencia y salud. Poniéndonos quisquillosos, más de lo segundo que de lo primero. También que deje de cargarse cantantes como su antecesor, aunque la solución para que dejen de palmarla sería que volviésemos a 1990, no que sigan cumpliendo años. Ojalá también volviera a hacer deporte. Qué tiempos aquellos. Al margen de todo esto le permito que me sorprenda, siempre que sea para bien, si no, nos veremos las caras". — Álvaro Ballén, social editor de Vice España

"La verdad es que mi 2016 ha estado bastante bien: no he vuelto a la hostelería, me he ido a vivir con mi pareja y todo está en orden. Al 2017 sólo le pido que siga con la tendencia al alza de este último año y de paso le pediría solamente rockear un poco más con mi grupo, sacarme el carnet de conducir y retomar los estudios; no soy un tipo ambicioso. Pero bueno, con que no se me desmonte el chiringuito me conformo". — Gonzalo Herrera, editor online de Vice España

"Este año quiero ir a Cuba o hacer la ruta 66, exponer mis fotos aunque sea en el baño de casa y buscar nuevas caras a quien retratar. Pasar más horas viendo a la gente y tomando vermuts que contando mi vida vía Whats App. Me gustaría poder seguir viviendo en Barcelona sin tener que pagar un alquiler abusivo y que nos importen algo más las injusticias y los dramas humanos de nuestros vecinos. Atreverme con mi primer tatuaje y darle una nueva oportunidad a la bici, igual este año quedan menos ladrones por la ciudad. Estaría bien tener que decir adiós a menos compañeros de trabajo y que sigamos con la misma salud. ¡Haced (y leed) deporte, que es muy sano!" — Laura Muriel, editora jefa de Vice Sports

Imagen vía @lauramuriel

A 2017 le pido más paz interior y firmeza con mis objetivos, amar y querer libremente. Hacer ejercicio y llevar una vida más sana. Decorar mi casa nueva y que sea preciosa. Querer a mis amigos y que ellos no se olviden de mi nunca pese a la distancia y que a muchos ya no los tengo en mi día a día. Ahorrar y empezar a pensar de vez en cuando en el futuro. Seguir siendo espontánea y aprovechar todas las posibilidades que me da la vida. — Elianne Sastre, Comunicación y Marketing de Vice España

Me gustaría que mis uñas siguieran creciendo; aprender a bailar bachata para no dar pena cuando intento bailar mientras escucho a Romeo Santos y, finalmente, tener mucho dinero para comparme un piso de puta madre y no sentirme mal al mirar a mi hija a los ojos y ver que lo único que puedo ofrecerle a nivel de refugio es ese pequeño piso oscuro en el que vivimos. Pero también deseo cosas buenas para los demás, que la misericordia es uno de mis dones principales: quiero que ese pequeño niño senegalés de doce años que vive en mi casa y que me limpia la casa y baila cuando silbo una bella melodía, viaje mucho, haga amigos nuevos (casi no tiene) y mire la vida desde un lado más positivo. También me gustaría hacerme, de una vez por todas, ese tatuaje en mi brazo. Ese que pone "solo los peces muertos siguen la corriente".No, en serio. No espero nada. Estoy totalmente abierto a lo que el 2017 me tenga que ofrecer. Afronté el 2016 con odio y tristeza y ya estoy cansado. Quiero ser un tipo feliz. — Pol Rodellar, redactor de Vice España

Imagen vía @toby.harvard