¿cómo se puede vivir de la música en españa?

Las Hinds, The Parrots, Trajano!, Triángulo de Amor Bizarro y Extraperlo nos sacan de dudas.

por Sara Peláez
|
09 Mayo 2016, 9:50am

Imagen vía @hindsband

"Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida". Qué fácil decirlo en el siglo VI a. C., ¿eh, Confucio? Si en la actualidad alguien soltara esta frase en mitad de una conversación, la reacción involuntaria y casi automática del oyente sería soltar una carcajada, sobre todo si este se dedica -o aspira a dedicarse-  al mundo creativo. No nos cansamos de repetir que la crisis mundial, de la que parece casi imposible salir, se ha cebado especialmente con el sector de la cultura, y que trabajar de lo que te apasiona, en lugar de aquello que "tiene salidas", parece casi una utopía.

Prueba a buscar en Google "vivir de la música en España", aparecerán decenas de resultados en un intento por dar respuesta y esperanza, o todo lo contrario, a aquellos que en algún momento creyeron posible pagar el alquiler, las facturas y las vacaciones de verano con su música. Una ilusión que se va desvaneciendo a pasos agigantados cuando entran en juego obstáculos como el 21% de IVA y un gobierno para los que la música -y, en general, la cultura- son invisibles. Además, tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de una industria tradicional y todavía reacia a aprovechar las bondades de las nuevas tecnologías e internet.

Lee: ¿Por qué no hay programas de música en la televisón española?
Lee: La guía de los festivales de música en España

No se venden discos como antes. Para ser sinceros, no se venden discos. Punto. A no ser que seas Beyoncé o Taylor Swift, prácticamente despídete de que una parte sustancial de tus ingresos vengan de ahí. Y a las pruebas me remito. Desde hace unos años, las tiendas de discos no hacen más que bajar sus persianas, o, en casos excepcionales y algo kamikazes, sobrevivir a duras penas como lugares de culto para los románticos que aún creen en el formato físico.

Las listas de ventas han cedido el testigo a las de descarga y escuchas en streaming, y el porcentaje de ganancias es, en ambos casos, nimio para el artista. Entonces, ¿de dónde saca beneficios? Para dar respuesta a esta pregunta, había que ir directamente a la fuente. Los músicos, y todas las bandas consultadas coinciden: del directo aunque, cada una, con sus propios matices.

Rodrigo Caamaño, de Triángulo de Amor Bizarro: "Nuestra fuente principal de ingresos son los conciertos aunque, por ejemplo, a taquilla la cosa está complicada: entre impuestos y porcentajes suele quedar, antes de gastos corrientes, poco más de la mitad del precio de la entrada para distribuir entre grupo y manager".

Álvaro Gutiérrez, de Trajano!: "Pues, en teoría, de tocar. Aunque prácticamente todo lo que ganamos lo reinvertimos en el grupo. Hasta para tener una banda hay que pagar, así está montado el mundo".

Alba Blasi, de Extraperlo: "Principalmente del directo, sobre todo de las actuaciones en festis, que es de donde puedes sacar un poco más de margen. (...) También puede "tocarte la lotería" y que alguien te compre una canción para una publicidad...".

Carlotta Cosials, de Hinds: "Hoy en día, del merchan y el publishing. Bueno y, por supuesto, de tocar".

Álex y Diego, de The Parrots: "Se saca dinero de los directos y de vender merchandising cuando sales de gira".

En los primeros días de una banda, cuando la ilusión aún está intacta, las pretensiones son muchas (aunque humildes): llegar a dar, al menos, un concierto; grabar un disco; vivir la experiencia en sí de ensayar y tocar a diario... Por la cabeza de pocos pasa la idea primigenia de llegar a vivir de ello en algún momento.

Y es que, como decía al principio de este artículo, parece una cuestión casi utópica. Sobre todo teniendo en cuenta que, al igual que ocurre con los estratos sociales, en general, la clase media musical se ha diluido, y solo parecen quedar los extremos, con una balanza porcentual que se inclina, claramente, hacia el más bajo: "un sector precario dentro de un país precario", como afirma Caamaño.

Queda claro en este punto que el concierto es la principal fuente de ingresos para el artista pero, ¿es necesario tener otros trabajos para pagar las facturas?

Rodrigo Caamaño: "En nuestro caso, nos dedicamos a la música por completo. Abandonamos nuestros otros trabajos en enero de 2007, cuando salió nuestro primer disco. Bueno, Rafa también es profesor de batería en Lugo".

Álvaro Gutiérrez: "Todos tenemos trabajos alimenticios. Si tuviéramos que mantenernos con lo que nos da la música, supongo que viviríamos en una comuna hippie y nos alimentaríamos a base de arroz con frijoles. Uno de nosotros trabaja en la industria, el resto no".

Alba Blasi: "Todos tenemos otros trabajos, aunque están relacionados con la música. Borja y yo llevamos el sello CANADA Editorial, que es también el sello de Extraperlo y Pau hace música para publicidad. Sin embargo, Aleix y Cacho tienen trabajos al margen".

Carlotta Cosials: "Imposible tener otro empleo. Hinds genera tantísima cantidad de trabajo que, a veces, es inabarcable incluso solo dedicándonos a ello (...) Siendo sinceros, en un principio daba miedo dejar todo de lado por la banda, pero ha merecido la pena".

Diego: "Vamos teniendo trabajos esporádicos de producción, fotografía... Casi siempre suele estar relacionado al mundo audiovisual. Y Álex toca el bajo en un musical (...) Pero ninguno tenemos trabajos fijos para poder dedicarnos a esto y girar".

Crisis en la industria, generación de ingresos por concierto y no por venta de discos, y la necesidad (o no) de tener otros empleos. Con todo, llegamos finalmente al quid de la cuestión, ¿es posible llegar a vivir de la música en España?

Rodrigo Caamaño: "Nosotros ya estamos viviendo de ella simplemente porque el coste de oportunidad de dedicarse a esto es bastante bajo para nosotros: no nos perdemos nada fascinante en cuestión de ofertas de trabajo en otro sector. Galicia está muy mal para trabajar y la música, aparte de ser lo que más nos gusta, también nos permite vivir en nuestra tierra. Si nos hubiésemos dedicado a lo que estudiamos, habríamos tenido que emigrar hace años".

Álvaro Gutiérrez: "'Posible es, 'probable' ya es otro asunto. Posibilidad vs. probabilidad, nada que ver. Eso es lo que nos enseñaron en clase de lengua en el colegio".

Alba Blasi: "Sí, todo depende de lo que puedas generar y del estilo de vida que esperes tener. Se puede vivir muy bien, vivir siendo mileurista o incluso vivir con menos si te dedicas a la música; pero todo depende de lo que te compense. También hay que saber moverse, conseguir mucha visibilidad y de ahí saldrá lo demás. Todo es proponérselo".

Carlotta Cosials: "Sí, pero hay que tener mucha paciencia. Paciencia y perseverancia".

Álex y Diego: "Realmente es una cosa muy jodida de conseguir. Creemos que estar girando siempre es la solución a los problemas de pagar alquileres y demás gastos que tenemos en la ciudad. Nosotros no tenemos gustos caros, con tener unas birras en la mano e hierba cuando estamos tocando somos felices".

Recomendados


Texto Sara Peláez

Tagged:
hinds
Triángulo de Amor Bizarro
ESPAÑA
Cultură
The Parrots
Extraperlo
Trajano!