conoce a kirby jenner: el mellizo perdido de kendall

El 'influencer' nos muestra los entresijos de su vida y de su Instagram, absolutamente reales y no falsificados. Totalmente 'ikónico'.

por Georgie Wright; traducido por Eva Cañada
|
05 Enero 2018, 8:53am

Imagen víaInstagram

En nuestra columna semanal, contactamos con los cerebros responsables de algunas páginas de Instagram que quizá todavía no conozcas para que elijan sus cinco publicaciones favoritas y las compartan con nosotros.

Están Kim, Kourtney y Khloe; está Kylie y está Kendall. Está Kris, al frente, obteniendo contratos de belleza multimillonarios en nombre de todas ellas, diciéndoles a todas ―pero sobre todo a Kim― que todo está yendo fabulosamente. Pero, pero, ¿sabías que hay uno más? No, no hablamos de Rob. Es otro, el gemelo perdido de Kendall, el hermano olvidado para el que la abuelita siempre olvida colocar un cubierto en la cena de Nochebuena.

Te presentamos a Kirby Jenner. Kirby es e real y absolutamente no falsificado o photoshopeado hermano gemelo de Kendall Jenner. También es "un modelo amateur, un campeón en la disciplina de darse panzadas cuando se tira a la piscina y un entusiasta de los sándwiches".

Puede que no estés familiarizado con Kirby gracias a que Kendall siempre está haciendo el clásico movimiento entre hermanos de fingir que no existe y le recorta groseramente de todas sus fotos. Pero Kirby no se lo toma como algo personal, siendo como es un modesto millennial: “Me borra de muchas de sus fotos porque es una modelo más famosa y yo normalmente salgo estornudando, o con los ojos cerrados, o involuntariamente dormido, o cubierto de salsa de espaguetis, pero me siento feliz de formar parte de su carrera”.

Se trata de un gesto muy humilde por parte de Kirby y en cierto modo le hace parecer como un mártir, pero su cuenta de Instagram narra una historia muy diferente. Kirby ha estado junto a Kendall durante todo este tiempo, en los buenos momentos y en los malos. Ahí está, haciendo un calvo desde el yate de Biebs. Llegando a Coachella en calzoncillos con toda la #gang. Cantando entusiasmado al karaoke bombazos de los Sum 41 al fondo del selfie de Kendall con su perro. Todo un héroe de nuestro tiempo.

Puede que Kendall haya sido la modelo mejor pagada de 2017 y que la empresa de cosméticos de Kylie lleve al parecer camino de facturar 1.000 millones de dólares (unos 830 millones de euros) en 2020, pero Kirby sabe bien lo que es trabajar duro. Aparte de su trabajo como influencer en Instagram, explica: "Actualmente estoy técnicamente en paro, pero anteriormente he trabajado en todo tipo de sitios.

Trabajé en Costco dando la bienvenida a los clientes durante un día, pero me pidieron que me fuera porque daba apretones de manos a todo el que entraba a la tienda. Yo qué sé, pensaba que así es como se da la bienvenida, pero supongo que me equivocaba. No conozco las normas". ¿Sus sueños para el futuro? “Probar/acabarme todos los tipos de sándwiches que hayan existido jamás, pero sigo inventando sándwiches nuevos, así que es posible que tarde un poco", afirma. “Un poco abrumador, para ser sincero”.

Y tanto que sí, pero si alguien es capaz de llevar a cabo esta tarea, ese es el miembro olvidado del klub Kardashian, que sin duda tiene a Martha Stew en marcación rápida en el móvil y una selección de trufas con códigos de color en su gigantesco frigorífico. Le distrajimos momentáneamente de su labor de perfeccionar su última obra maestra ―pastrami entre pan de masa madre sin gluten, acompañado de jengibre encurtido y kale deshidratado― para que escogiera sus mejores momentos con su gemela. Bienvenidos al mundo de Kirby, corazones.

1. Steve Jobs en la playa
Esta podría ser una de mis fotos favoritas porque tuve que elegir toda esta ropa maravillosa que llevamos. En el negocio lo llamamos "estilismo" o "ropismo". Me decanté por el tema "Steve Jobs en la playa", que fue inspirado por un sueño que tuve en el que iba a la playa con Steve Jobs. El sueño terminaba con el brutal ataque de un tiburón, pero afortunadamente esta sesión de fotos no [risas].

Tengo un montón de sueños extraños pero superdivertidos que acabo utilizando en la vida real o dejando que mis amigos los usen para hacer cosas. Dejé que Donatella Versace utilizara mi sueño de "murciélagos acolchados" (el sueño no era más que un puñado de murciélagos obesos que volaban por ahí llevando chaquetas acolchadas) para el tema de su desfile en la Semana de la Moda de Milán de 2017.

La canción "No More Parties in LA" de Kanye fue inspirada por lo que yo pensaba que era un sueño pero en realidad fue una sesión de karaoke SÚPER ruidosa que Kanye y Mel Gibson protagonizaron en el piso de abajo, en la cocina, mientras yo intentaba dormirme una noche. Para ser sincero, al principio no me molestó EN ABSOLUTO... Pero me desperté cuando Mel intentaba gastarme una broma poniendo mi mano en un cuenco de agua caliente. Eso no mola. Escribí mis sentimientos, los puse en el casillero de Kanye por la mañana y lo siguiente que supe es que mi carta se convirtió en la letra de una canción para su nuevo álbum. Pero no estoy enfadado, ¡porque es divertido que te incluyan en cosas!

2. La Met Gala
Tengo un montón de sentimientos encontrados con respecto a esta foto. La amo y la odio a la vez, jajaja. La amo porque pude ponerme mi ropa más antigua y lujosa y llevar una espada. Lo cual siempre es súper divertido. Y, según una de las miembros del catering rompí el récord de "mayor número de aperitivos de salchicha jamás comidos en un evento en el que ella hubiera trabajado". Afirma que me comí 40, aunque creo que en realidad me comí 44, pero qué más da, aun así batí el puñetero récord, así que me da igual.

Y odio esta foto porque me recuerda cuando fui escoltado hasta la salida por el personal de seguridad por dar un golpecito a Jennifer Lawrence con mi espada. Lo que los tíos de seguridad no sabían es que J-Law y yo nos gastamos bromas mutuamente todo el tiempo. No paramos. A ella sinceramente no le importó lo más mínimo y apenas hubo sangre. Es una tía dura. Luchó en los putos Juegos del Hambre como cuatro veces y es súper fuerte. El caso, que seguimos siendo amigos. Me envió un mensaje sobre ello después y al día siguiente salimos a comer ramen.

3. Dormir
Me gusta mucho esta foto porque es súper bonita. De algún modo me gustaría no haber estado dormido en todas y cada una de las tomas, pero no pasa nada. Hicieron unas cuantas tomas en las que intentaron pegarme los ojos con cinta para mantenerlos abiertos, pero parecía mucho más extraño. En lugar de ello, dejamos mis ojos al natural. Cerrados. Sinceramente, creo que es muy artístico. Y mis botas son la leche.

4. Un caballo llamado Greg
Esta es probablemente mi foto favorita porque tuve ocasión de trabajar con un caballo de verdad. Era mi sueño de toda la vida, poder trabajar con un caballo. Su nombre era Greg, era súper dulce e incluso pude enseñarle unos cuantos trucos aunque su propietario me pidió que no lo hiciera. Le enseñé a mantenerse en pie súper erguido, a decir " cheese" antes de hacerse una foto (cosa que yo hago antes de hacerme todas las fotos) y a comer de mi mano. ¡Comió un montón! Comió zanahoria, mantequilla, terrones de azúcar, heno y una pila AAA... Que al parecer se suponía que no debía darle, jajajaja. ¡Vaya, hombre! El caballo se encuentra bien. Vive en Santa Clarita.

5. La obra teatral de Kanye
Kanye escribió una obra bastante loca titulada Kanye’s Play (La obra teatral de Kanye) sobre un sueño que tuvo una vez, así que decidimos interpretarla para toda la pandilla en el jardín trasero. Era súper larga (nueve actos), pero súper bonita. La mejor forma de describirla es que es como El cascanueces si El cascanueces tuviera lugar en un restaurante. Una puta locura. Accidentalmente me caí del escenario como a los tres minutos de empezar, pero mi papel no era demasiado importante, así que me quedé acostado en el suelo hasta que cayó el telón. Fue un placer participar y le debo muchísimo a Kanye. ¡Gracias K!