el excéntrico mundo de los hippies radicales en la california de los 60

‘Hippie Modernism: The Struggle for Utopia’, una nueva exposición que se inaugura esta semana en Berkeley, recorre el legado del arte, el diseño y la arquitectura creados en la turbulenta década de 1960.

por Emily Manning
|
13 Febrero 2017, 9:05am

Clay Geerdes: Cockettes Go Shopping, 1972; digital print; 42 x 28 in.; courtesy David Miller, from the estate of Clay Geerdes.

"Realmente creíamos, en los 70 y especialmente en el verano del 66, que el milenio había llegado", me contó el año pasado Roger Steffens, icono creativo californiano que en su día era conocido como "El Forrest Gump del LSD". "El mundo iba a cambiar para siempre; iba a llenarse de amor, compasión, creatividad y vida comunal. Quiero decir que sinceramente nos creíamos esa mierda". Hablábamos sobre aquel largo y extraño viaje a través de las décadas de 1960 y 1970, marcado por un despliegue de 26 meses de duración en la unidad de "psy-ops" durante la Guerra de Vietnam. Cuando regresamos, Steffens capturó uno de los períodos de mayor transformación de la historia de Norteamérica ―la contracultura de California― a través de una psicodélica lente en tecnicolor. 

Steffens fotografió las ferias hippies de Mendocino, las manifestaciones de Berkeley e interminables cielos azules en el Big Sur. Recientemente, las fotografías personales de Steffens han llenado libros y galerías de arte bajo el apodo artístico colectivo de su familia, The Family Acid. Y en el proceso ha ofrecido a las generaciones posteriores al baby boom una nueva visión de las urgentes políticas culturales que subyacían tras el (a menudo menospreciado) flower power.

Angels of Light: Portrait of Debra Bauer and Rodney Price, principios de la década de 1970; fotografía; 20 x 16 in.; cortesía de Debra Bauer.

Eso es precisamente lo que explora la nueva exposición titulada Hippie Modernism: The Struggle for Utopia, que se inauguró el pasado día 8 de febrero en el Berkeley Art Museum and Pacific Film Archive. Excepto que, en lugar de un álbum familiar salpicado de LSD, Hippie Modernism reúne una inmensa variedad de muebles experimentales, fanzines y libros alternativos, posters de manifestaciones históricas, instalaciones envolventes y fotografía documental. Unidos, este material de archivo y estos artefactos ofrecen un retrato completamente único de aquellos tiempos radicales y revolucionarios. Es la primera exposición exhaustiva que muestra cómo aquellas comunidades alternativas y aquellas prácticas de arte, diseño y arquitectura osadamente experimentales que se incubaron dentro de ellas desafiaron el statu quo social, cultural y político.

Ira Cohen: Jimi Hendrix, 1968; fotografía en color procedente del Mylar Chamber; cortesía de Ira Cohen Archive, LLC.

La exposición muestra las icónicamente psicodélicas imágenes creadas por Cohen de Jimi Hendrix ―manipuladas con espejos de plástico― junto a instantáneas documentales de las Cockettes, la sexualmente irreverente compañía teatral de drag queens adictas al ácido que se formó en el barrio Haight-Ashbury de San Francisco en el otoño de 1969. A pesar de que existieron durante menos de tres años, las Cockettes siguen siendo objeto de reverencia y toda una leyenda: el mes pasado, Nan Goldin y Glenn O'Brien intercambiaron historias acerca de cómo fueron testigos de su asombrosamente enérgico glamour. Igual de alucinante: la obra afro-futurista realizada por John Coney en 1974, Space Is the Place, se proyectará durante la programación cinematográfica de Hippie Modernism. Rodada en Oakland, esta súper saturada película de ciencia-ficción fue inspirada por una serie de conferencias que ofreció su protagonista, Sun Ra, en la Universidad de Berkeley.

Y centrando una atención especial en su hogar del Norte de California, Hippie Modernism demuestra hasta qué punto estaba adelantada la mentalidad del "Estado Dorado" (no es de extrañar que se esté hablando seriamente sobre una secesión de los estados divididos de Donald Trump). "En la zona de la Bahía de San Francisco, muchos esperaban ir más allá de la mera crítica para crear un cambio real ―tecnológico, político y ecológico― en las calles, en las aulas y en las políticas gubernamentales", reza el comunicado de prensa de la exposición. "En el arte, la arquitectura y el diseño de la contracultura pueden verse tempranas muestras de la revolución tecnológica y la conciencia ecológica, así como poderosas expresiones del deseo de paz y justicia social".

Barry Shapiro: Handmade Houses, principios de la década de 1970; imágenes digitales de diapositivas; archivo fotográfico de Barry Shapiro, BANC PIC 2016.003, The Bancroft Library, Universidad de California, Berkeley.

Por ejemplo: en Hippie Modernism se incluye documentación del "Community Memory", un sistema de tablón de anuncios informatizado que se creó en Berkeley en 1973. A efectos prácticos fue una de las primeras redes sociales digitales de la historia. También hay numerosas imágenes del libro Handmade Houses. Publicado ese mismo año, en 1973, esta obra de Art Boericke en colaboración con el fotógrafo Barry Shapiro es un duradero testimonio de las casas del Norte de California construidas por sus propietarios que precipitaron nuestro actual movimiento hacia un estilo de vida más sostenible. Hippie Modernism también rinde tributo a la rica historia de protestas sociales de la región. Incluye material artístico de archivo perteneciente a los movimientos y colectivos de resistencia de la Bahía de San Francisco, incluyendo la ocupación de Alcatraz por parte de los Indios de Todas las Tribus, el Gay-In de Griffith Park, el Chicago Women's Graphics Collective, el Frente de Liberación Artística mexicano-norteamericano y el partido de los Panteras Negras.

Y si te encuentras en la zona de la Bahía, merece la pena que eches un vistazo a la programación pública del BAMPFA. Además de las visitas guiadas y los foros más tradicionales de este museo, también hay talleres de espectáculos con luz analógica (donde puedes jugar con viejos proyectores, transparencias de color y prismas), así como talleres de collages de tela para niños y una conversación con el autor Michael Pollan sobre los prometedores nuevos usos terapéuticos de las drogas psicodélicas. Hay incluso un día del álbum familiar de fotos, para el que se anima a los visitantes a traer películas caseras, posters, fotos y octavillasde las décadas de 1960 y 1970. Está destinada a ser la exposición de muestras aportadas por los visitantes más flipante de todos los tiempos. Quizá Steffens se pase a echar un vistazo.

'Hippie Modernism: The Struggle for Utopia' se exhibe en el Berkeley Art Museum and Pacific Film Archive desde el 8 de febrero hasta el 21 de mayo de 2017. Más información aquí

Frances Butler: Quilted Coat, hacia 1969-70; tejido, tinte; dimensiones variables; cortesía del artista. Foto: Marc Treib s.v.p. 


Community Memory terminal at Leopold's Records, Berkeley, California, hacia 1974; fotografía; cortesía del Computer History Museum, Mountain View, CA.

Haus-Rucker-Co.: Environment Transformer / Fliegenkopf (Environment Transformer / Flyhead), 1968; impresión digital; Archivo Zamp Kelp. Foto: Gerald Zugmann, © Haus-Rucker-Co. 

Archizoom Associati: Superonda Sofa, 1966; Archivo Centro Studi Poltronova, cortesía de Dario Bartolini (Archizoom Associati). 

Untitled, hacia 1970; impresión gráfica sobre papel; 14 7⁄8 x 22 in.; colección de Lincoln Cushing/Archivo Docs Populi. 

Recomendados


Texto Emily Manning
Imágenes cortesía del Berkeley Art Museum and Pacific Film Archive

Tagged:
California
hippies
arte