Publicidad

las nuevas palabras que han cambiado 2015

En el primero de una serie de artículos que rememoran el año que se acaba de ir, consideramos lo que las palabras -y los emojis- que definieron 2015 dicen de nosotros.

por Dean Kissick
|
16 Diciembre 2015, 11:35am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Las palabras que más usamos (y las que inventamos) nos ofrecen un prisma a través del cual podemos reflexionar sobre el último año. Los diccionarios Oxford han nombrado al emoji de la cara sonriente con lágrimas como la palabra del año para el 2015, no solo el emoji del año, sino la palabra del año. Pero, ¿qué es lo que este pictograma estático y todas esas otras palabras pueden decirnos acerca de los últimos doce meses?

Para empezar, ¿cuáles fueron esas palabras del año? Bueno, los diccionarios Oxford anunciaron una lista de nueve palabras (ad blocker, Brexit, Dark Web; emoji de la cara sonriente con lágrimas, lumbersexual, on fleek, muy bueno, atractivo o estiloso; refugiados, economía compartida y they, utilizado en singular para hacer referencia a una persona sin especificar su sexo).

Mientras, el diccionario Collins anunció su propia lista de diez palabras (binge-watch, comer limpio; contactless; Corbynomics; fofisano; ghosting, terminar una relación en pareja ignorando toda comunicación; manspreading, en referencia a cómo los hombres se abren de piernas en el metro; avergonzar; deslizar, en referencia a pasar una tarjeta por un lector; transexual). 

Si las consideramos todas juntas nos sugieren algunas tendencias en nuestra forma de vida actual.

Lee: ¿Hablas el idioma de los emoticonos?
Lee: Los pósters de tus películas favoritas hechos con emoticonos

Iluminación
El uso de "ellos" en inglés utilizado como un pronombre singular y sin género['they'], así como la palabra "transexual", reflejan una mente más abierta hacia el sexo hoy en día. Una mentalidad con la que el alfabeto emoji aún no se ha puesto al día. 

Mi amigo Martin -un modelo que solía participar en el desfile de ropa para mujeres de Gareth Pugh- escribió hace poco: "¡¿Dónde están los emojis trans?! Y: "¿¡Por qué hay emojis de hombres?! ¡Los hombres son asquerosos!".

En todo caso "cisgénero" -es decir, aquellos que se identifican con el género que se les asignó al nacer- sin duda también debería ser una de las palabras del año, ¿no?

Nuevas economías
Evidentemente hay mucho interés en los enfoques económicos innovadores como la "economía compartida", en la que las cosas o servicios se comparten entre diferentes individuos (por ejemplo AirBnB y Über) o la "Dark Web", ese inframundo de internet que solo es accesible a través de un software especial, permitiendo que se compren y vendan drogas ilegales y se lleven a cabo otras actividades clandestinas, o "ad blocker", que te permite disfrutar del entretenimiento del mundo virtual sin los malditos pop ups.

También hay mucho interés en las filosofías económicas como la "Corbynomics" en la izquierda: es decir, las políticas económicas defendidas por el líder del partido laborista Jeremy Corbyn, tales como la lucha contra la evasión fiscal y la reducción de la desgravación fiscal para las grandes empresas. Otro vocablo popular es "Brexit" (palabra que suma "British" y "exit"), en referencia a la salida hipotética de Gran Bretaña de la Unión Europea con el fin de, en teoría, eliminar la carga económica de una Europa deteriorada y detener la inmigración. Otra palabra del año fue, por supuesto, "refugiado".

Satisfacción
Como era de esperar, ha habido un mayor interés en las formas en que la tecnología nos puede ofrece un mayor nivel de satisfacción, como poder pedir narcóticos en la Dark Web o consumir toda una temporada de una serie en un "binge-watch" o atracón de series viendo un episodio tras otro sin parar. 

Básicamente, Internet es como un amigo irresponsable que se esconde en nuestras habitaciones y nos anima a comprar cocaína muy, muy pura (irresponsable y posiblemente mortal), o perder un fin de semana viendo compulsivamente Tim and Eric Awesome Show (¿por qué no?), o practicar sexo en el sofá con Arrested Development reproduciéndose tranquilamente en segundo plano (maravilloso).

Comunicaciones lejanas
Comunicarnos entre nosotros desde la distancia, sin palabras, ha estado sucediendo desde el inicio de los tiempos cuando hacíamos señales de humo por el día y encendíamos hogueras en las colinas por la noche. Solo que ahora en lugar de eso podemos publicar un vídeo de nosotros con nuestras cejas "on fleek" como la adolescente de 17 años Kayla Newman (Chicago), que popularizó ese adjetivo después de decir: "We in this bitch, finna get crunk, eyebrows on fleek, da fuck". 

Creo que es bueno que en el pasado nadie supiese realmente de dónde se originaba toda esta jerga escolar, pero ahora, si acuñas una palabra que se convierte en una de las palabras del año de Oxford Dictionaries, puedes demostrar que fuiste tú.

Este año también nos comunicamos con "deslizar" [swiping], que se utiliza sobre todo para aceptar o rechazar a amantes potenciales en Tinder -el equivalente moderno de hacer contacto visual con el objeto de tus fantasías. 

También nos comunicamos al no decir nada en absoluto al hacer "ghosting", que es cuando intentas poner fin a una relación romántica simplemente no respondiendo jamás a esa persona [un poco feo, la verdad].

Emoji de cara-con-lágrimas-de-alegría
¿Alguna vez te has preguntado cómo se inventaron los emoticonos? Según la historia oficial, el científico informático Scott Fahlman fue la primera persona en escribir caras sonrientes con el propósito de que expresasen emociones. El 19 de septiembre de 1982, Fahlman escribió en el tablón de anuncios de su universidad esto: 

"Propongo la siguiente secuencia de caracteres para los marcadores de broma: :-) Léelo de lado. En realidad, es probable que sea más económico marcar cosas que NO son bromas, dadas las tendencias actuales. Para eso, utiliza :-(".

Sin embargo, la historia oficial es que fueron inventados por Terry Jones -fundador de i-D- cuando hizo nuestra primera edición en 1980 (si no antes). Porque "i-D" (como esperamos que ya sepas) es una cara guiñando acostada de lado. 

Tal vez, solo tal vez, tenemos que agradecerle a la inventiva tipográfica de Terry por este extraño mundo de símbolos y emociones faciales sin cuerpo en el que vivimos hoy. Y también al empleado de una compañía japonesa de telefonía móvil, Shigetaka Kurita, que diseñó el primer emoji en 1998 inspirado por las expresiones de la gente.

Los Oxford Dictionaries eligieron un emoji como palabra del año debido a que estos ideogramas están transformando la lengua por completo y ofreciéndonos una manera de expresarnos emocionalmente sin la presencia de un cuerpo para agregar un tono emocional a los mensajes de texto.

Este verano la encuesta de un proveedor británico de telefonía móvil sugirió que el 72% de jóvenes entre 18 y 25 años pueden expresar sus sentimientos de forma más sencilla a través de emojis en lugar de usar palabras. 

En el caso de este emoji de cara-con-lágrimas-de-alegría tiene mucho sentido porque la risa es en sí misma una forma de comunicarse sin palabras, y un pictograma es igual de bueno -e incluso mejor- para mostrar tu diversión que un torpe "lol" o "Ja ja ja".

De los 845 emojis que existen, los Oxford Dictionaries eligieron al emoji de cara-con-lágrimas-de-alegría porque fue el más utilizado en todo el mundo, y representó el 20% de todos los emojis utilizados en el Reino Unido en 2015. Esperemos que esto signifique que, a pesar de todo, este fue un año lleno de risas y alegría.

Recomendados


Texto Dean Kissick

Tagged:
2015
Emojis
Cultură
Noticias
#nofuiyofue2015
emoji
gramática
Netflix and Chill