el a-z para sobrevivir en madrid este verano

Madrid puede ser -literalmente- un verdadero infierno durante las vacaciones. Por eso, en i-D hemos diseñado una guía alternativa para que todos aquellos que no puedes huir de la capital disfruten del verano lo mejor posible.

|
20 Julio 2015, 2:56pm

Imagen vía @jdelaraSíguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

A de Asfalto. Madrid es una urbe construida a base de asfalto y hormigón, así que hay que tener cuidado en verano porque el sol intenso y la falta de nubes hacen que el calor llegue hasta el subsuelo. Ah, y ¡ojo con las chanclas! Si te quedas mucho tiempo parado puede que se derritan y se fundan con la tierra.

B de Bicimad. Ir en metro o caminar por la calle son deportes de riesgo en la capital. Una opción perfecta para desplazarse es el sistema municipal de bicis. ¿Montar en bici a 40 grados? Pues sí, porque son eléctricas. Así que si estás cansado y acalorado, solo tienes que poner la marcha y llegar a tu destino en un momento.

C de Cibeles Midnight Movies. Las noches, aunque calurosas, son el momento para disfrutar la ciudad sin morir de un golpe de calor. Un planazo son las Cibeles Midnight Movies: el ciclo de Popy Blasco que recupera clásicos del cine de los últimos 30 años. Al comprar la entrada, puedes elegir entre una cerveza o un mojito. Suena bien, ¿no?

Imagen vía @mindaguas

D de Drama. El teatro tampoco hace vacaciones. Desde el Festival Frinje de Matadero al Teatro Real, la ciudad nos ofrece obras como En el estanque dorado, comedias como Golfus de Roma o los musicales como los de la Gran Vía (que nunca duermen).

E de Escapada. Vale, te tienes que quedar todo el verano en la ciudad pasando calor, respirando humo y aguantando a tus amigos yendo y viniendo y contándote lo maravillosas que han sido sus vacaciones, pero Madrid tiene a tiro de piedra destinos para un día o dos que conseguirán hacerte olvidar cualquier drama. La Sierra es perfecta para disfrutar de vientos refrescantes y respirar aire de verdad.

F de Filmoteca. La Filmoteca es un lugar imprescindible, pero en verano todavía más. Está bien de precio, tiene terraza y, lo más importante, hay un bar. Así que, si te entra el calor con Emmanuelle, siempre puedes levantarte y pedirte algo con mucho hielo.

G de Guiri. Estamos tan metidos en la rutina y los ritmos de la gran ciudad que a veces nos olvidamos de que Madrid es un lugar bonito al que gente viene de visita y que tiene una oferta cultural que no está nada mal. Una manera de comprobarlo es hacerse el turista por un día: cómprate una Madrid Card y tendrás acceso a más de 50 museos de la ciudad, a visitas guiadas y tendrás descuentos en varias tiendas y restaurantes.

Imagen vía @cupofcouple

H de Helados. Es, sin duda, un elemento esencial del verano y el complemento perfecto para amenizar las citas con tus romances de la temporada.

I de Intensiva. Un secreto poco conocido fuera de España es el concepto de jornada intensiva. Esto de trabajar todo el día con tantas horas de luz no nos cuadra. Muchos estarán libres a partir de las 3 o 4 de la tarde, con lo que el tiempo para uno mismo aumenta, así que una siesta con el ventilador en la cara, una exposición a deshora o una comida con sobremesa son los mejores planes para empezar bien la tarde.

J de Jardín Tropical. Si estás harto de andar deshidratado todo el día y estás más que resignado al calor, un cambio de clima puede venirte bien. Cualquiera que haya cogido un AVE ha podido disfrutar del completo jardín tropical que hay en la Estación de Atocha: está repleto de especies vegetales de procedencias variopintas (República Dominicana, China) y es el sitio es perfecto para los que están acostumbrados a la humedad.

Imagen vía @wanderwilde

K de Kilómetro cero. O el sitio a evitar. Pasar por Sol es algo que solo se debe hacer cuando es estrictamente necesario. Es el punto de encuentro de excursiones escolares y de turistas perdidos buscando la Plaza Mayor, así que os podéis imaginar lo atosigante que puede llegar a ser.

L de Luna. La Plaza de la Luna lleva una década mutando. Los cambios son constantes, pero no paran: se pueden comprar comics, aprender la palabra china del día en el bazar, subir a tomar algo a la terraza del Gymage (o apuntarse y hacer algo de ejercicio, claro) o pasarse la tarde pidiendo cervezas en El Buda Feliz, el nuevo punto de encuentro de toda la fauna moderna de los alrededores.

M de Móstoles. No todo ocurre en el centro de la ciudad. Desde el CA2M, Móstoles ha decidido que quiere formar parte de la capitalidad cultural y en verano, no para. Además de sus ya famosos picnics, ofrecen una exposición sobre la influencia del punk en el arte contemporáneo muy recomendable.

N de Neomudéjar. La vanguardia y el arte cada vez encuentran más hueco en la capital y un claro ejemplo es La Neomudéjar de Atocha: una residencia de artistas que, además de exposiciones y ciclos de cine, ofrece cursos, talleres y visitas guiadas por el edificio (que en el pasado fue parte de la antigua estación de Atocha).

?' de e?'e. Francia tiene su Alliance, Alemania su Goethe, Reino Unido su Counci y en España tenemos el Instituto Cervantes. Esta institución se dedica a la enseñanza, la promoción y la defensa del español por el mundo, con varias sedes repartidas por todos los continentes y la más grande en pleno centro de Madrid, en la calle Alcalá. 2015 es el año de El Quijote y Madrid le ha querido rendir homenaje con una exposición en la que se pueden admirar ediciones del libro en multitud de lenguas, así como varias versiones de diferente formato (libro infantil, cine, ilustración...).

O de Obituario. La anunciada muerte de uno de los emblemas del Madrid más consumista está prevista para el 25 de julio. El Mercado de Fuencarral echará el cierre definitivo este verano, sin que se sepa aún quién o qué ocupará ese mega espacio construido con reja, hormigón, rastas rosas y ropa militar. D.E.P.

P de Piscina. En Madrid no hay playa, pero tampoco nos hace falta. Hay para todos los gustos y para todos los bolsillos: privadas, municipales, en hoteles de lujo, en urbanizaciones… De cabeza, ¡ya!

Imagen vía @marco_llorente

Q de Queer. Pasado el Orgullo Gay, la fiesta popular más multitudinaria de la ciudad, Madrid sigue siendo un referente mundial para el colectivo y celebrando las fiestas más divertidas.

R de Rebajas. Este es uno de los hits del verano. Aprovecha para permitirte algún capricho; comprarte algo de esa marca que normalmente no te puedes permitir y no te olvides de lo más importante: en las tiendas hay aire acondicionado, en la calle no.

S de Siroco. La mítica sala de la calle San Dimas pone cada año un mimo especial para su programación estival. A la ya veterana Operación bikini de Paco Clavel se suman sesiones como Espanish Boogie y conciertos especiales como Avainícame (el homenaje a Vainica Doble) o la fiesta de aniversario del programa de radio Flor de Pasión.

T de Tren. Si te cansas de la piscina y necesitas arena, olas y paella, en una hora y media de AVE estás en Valencia (hasta puedes ir y volver el mismo día).

U de Universidad. Sí, ya sabemos que no es momento de estudiar, pero hay vida más allá de lo académico. La Universidad Complutense tiene una de las piscinas más queridas por los jóvenes: el paraíso a unas pocas paradas de metro. Además, en sus jardines se organizan festivales y saraos durante el verano, como el Madgarden. Durante el mes de julio pasarán por allí Imelda May, Suzanne Vega, Lila Downs, Yann Tiersen o Erlend Øye, entre muchos otros. Y, para despedir el calor, el 12 de octubre se celebra el Dcode en el mismo escenario.

Imagen vía @tonidelong

V de Vistillas. La fiesta popular más grande de la ciudad es en honor a la Virgen de la Paloma y se celebra alrededor del 15 de agosto. La Latina se convierte en el centro de la ciudad aglomerando a todo el mundo en una mezcla única de hedonismo, acción vecinal, 'kalimotxo', conciertos de viejas glorias, verbenas, gallinejas, reggaeton… Y, por si no puedes esperar tanto, desde el 1 de agosto se celebran una detrás de otras las fiestas de San Cayetano y San Lorenzo, ambas en Lavapiés.

W de WiFi. Madrid va poco a poco, pero va y cada vez hay más zonas de WiFi gratuito. Este mapa interactivo te ayudará a encontrar los sitios donde conectarte sin pagar absolutamente nada. 

X de Xanadú. Los centros comerciales también son un oasis para aliviar los agobios del sol gracias a sus potentes aires acondicionados. Xanadú, además, te permite cambiar el paisaje de fondo con su pista de esquí indoor. ¡Esquiar en agosto es posible!

Y de Ylenia. No te resistas. Hace muchos veranos que no teníamos una canción del verano tan clara. El Pégate de Ylenia es adictivo, chabacano y perfecto para bailar y sudar en las discotecas de media ciudad.

Z de Zerolo. Este verano es un poco más triste porque se nos ha ido el activista Pedro Zerolo, la cabeza visible de la lucha por los derechos civiles en España. Por eso, deberíamos aprovechar este verano para dar una vuelta por la Plaza Vázquez de Mella para celebrar que Madrid está cada vez más cerca de cambiarle el nombre por el suyo gracias a peticiones como la de este tipo en change.org.

No te pierdas:
*El A-Z para sobrevivir en Barcelona este verano
*Lo mejor del FIB Benicàssim 2015
*Verano y chicas guapas: vuelven oficialmente los 70

Recomendados


Texto Borja Domínguez