los mejores looks de la historia de 'mad men'

En Sterling Cooper Draper Pryce están a punto de colgar para siempre el cartel de “cerrado”, por eso en i-D seleccionamos nuestros momentos moda favoritos de Mad Men: la serie de televisión que nos ha recordado lo mejor y lo peor de los años 50 y 60.

por i-D Staff
|
12 Mayo 2015, 10:00am

imagen amc

El reloj ya va en tiempo de descuento a punto de marcar el final de Mad Men. La semana que viene, el tic tac se detendrá para la serie de AMC que, después de siete gloriosas temporadas, sigue siendo una de las mejores que nos ha dado la televisión reciente.

Muchos la recordarán por ser uno de los grandes hitos de esa maravillosa "Tercera Edad de Oro" que inauguraron Los Soprano. Otros, sin embargo, más allá de análisis sesudos e intelectuales (y sin meterse en estudios sociales o políticos de la era que retrata), la mantendrán con cariño en su memoria por ser una de las series que mayor impacto estético ha causado entre el público. Ese impacto se debe, en gran parte, al trabajo de Jenie Bryant, la jefa de vestuario, que se ha encargado de vestir a Don Draper y compañía a lo largo de siete años y de enriquecer sus complejas personalidades a través de sus armarios.

A solo unos días del cierre de Sterling Cooper Draper Pryce, y antes de saber si -como muchos creen- la serie acabará con todo siendo un sueño de Don Draper, en i-D seleccionamos nuestros momentos favoritos de la moda de Mad Men.

El look Sofia Loren de Betty Draper ("Souvenir", T3 /E8)
La ex señora Draper siempre ha sido la representación pura de la perfecta ama de casa suburbana (aunque sea todo fachada, claro). Tras un viaje a Roma junto a Don para reavivar la llama de su matrimonio, Betty nos sorprende con un look que recuerda más a una versión oxigenada de Sophia Loren que a la ama de casa a la que nos tiene acostumbrados. Esta combinación de perlas, transparencias negras y moño imposible es la prueba irrefutable de que la que tuvo, retuvo.

Joan Harris sí lleva los pantalones ("Shut the door. Have a seat", T3/ E13)
De la dulce (y fiera) Joan recordaremos muchas cosas: su pelo rojo, sus apretados estilismos de chaqueta y falda, sus pañuelos y sobre todo ese collar-lápiz que colgaba de su escote. La imagen de Joan es de las más reconocibles de toda la serie, pero el conjunto que queremos destacar es el que lleva la noche en la que se forma clandestinamente Sterling Cooper Draper Pryce. La pelirroja más explosiva de la televisión se deja el vestido en casa y se presenta en pantalones, con un look relajado a lo Audrey Hepburn. En ese mismo momento en el que Joanie deja de ser una secretaria para comenzar a tomar decisiones en la nueva agencia.

El Zou Bisou de Megan ("A Little Kiss", T5 /E1).
Megan tenía claro desde el principio que no iba a ser una mujer florero más en Sterling Cooper. ¿Y qué hizo para demostrárselo a todo el mundo? Calzarse un little black dress y cantarle a Don una sugerente versión del Zu Bisou delante de todos sus compañeros para escándalo de unos, risas de otros, y excitación incómoda de la mayoría.

Las botas setenteras de Sally Draper ("At the Codfish Ball" T5/E7)
La hija mayor de Don Draper es deslenguada y mordaz y, como buena teenager, quiere crecer a toda costa, lo que le ha dado a Don más de un dolor de cabeza. Como cuando se vistió de gogó con bien de brilli brilli para ir a una gala con su padre y con Megan. Más que a recoger un premio con su progenitor, la adolescente parecía que iba a buscar cocaína a la puerta de Studio 54.

Peggy Roller Skate ("Lost Horizon" T7/E12)
Empezó como secretaria y ha acabado compartiendo botella de Cinzano con el CEO de su empresa. Si eso no es bordar el sueño americano, que venga Mattew Weiner y lo vea. Aún así, Peggy no lo ha tenido fácil: más abierta al cambio que Joan, menos guapa que Megan y más independiente que Betty, ella ha tenido que hacerse valer sola en un mundo de hombres. Ese momento surreal en las oficinas vacías de SCDP con Roger Sterling trabajando mientras ella patina por los pasillos -ambos borrachos perdidos de vermut- ya es historia de la televisión.

El traje gris de Don Draper
Don Draper es ese hombre a un traje gris pegado. Lo hemos visto con looks más relajados, con polos, pantalones de pinza y hasta en mangas de camisa, pero Don permanecerá en el recuerdo atado a ese traje gris que lo arrastra a través de los cambios que suceden a su alrededor y que corta el viento en su permanente caída en espiral. Ese traje le otorga presencia y dureza y, como describe la propia Jane Bryant en una entrevista, le funciona "de armadura contra el mundo". La gran pregunta, a solo un episodio de que llegue el fin de la serie es: ¿Lo llevará puesto hasta el último el momento?.

No te pierdas:
*El poder de las mujeres de Mad Men
*Kristen Stewart habla sobre el machismo en Hollywood
*Las mujeres que dominan la televisión

Recomendados


Texto Estela Cebrián
Imágenes de AMC

Tagged:
MAD MEN
Television
estela cebrian