este fotógrafo creó un grupo de amigos ficticio para hablar del sentido de comunidad

Con un casting hecho en Tinder, Gio Cabriales cuenta la historia de la amistad, la visibilidad queer y la violencia en el país a través de sus fotos.

|
16 enero 2019, 8:46pm

La violencia que se vive en México permea todos los estilos de vida de sus habitantes, y en el norte del país, esto es todavía más cotidiano con incontables anécdotas sobre amigos desaparecidos y sucesos violentos que –en el mejor de los casos– marcan para siempre la vida de quien haya estado cerca. Este es el caso de Gio Cabriales aka @satanas.1313, fotógrafo de 20 años originario de Chihuahua quien echó mano de sus vivencias y las de sus hermanos para realizar una sesión de fotos nostálgica que encapsulara el sentimiento de las ausencias violentas y la comunidad queer actual.

“La primera referencia que tengo en mi vida sobre la amistad son mis hermanos. En veranos pasados, viendo sus fotos de los noventa con sus amigos, comentaban, 'a él lo desaparecieron hace dos años', 'a ella la mataron cuando salimos de la universidad'. Tras cada foto con poses bien fuertes, cejas delgadas, ropa aguada y nunca con una sonrisa, se iban acordando de todos aquellos que estuvieron con ellos, que fueron sus hermanos y que ahora ya no están porque alguien más decidió por ellos”.

gio cabriales fotos

Con esto en mente, aunado a su vida actual en la Ciudad de México como parte de la comunidad LGBTTTIQ, Gio decidió hacer un casting en Tinder para buscar perfiles que pudieran asemejarse a un grupo de amigos como las potentes fotos de sus hermanos. “Era muy importante que cada persona [en la sesión] tuviera características que los diferenciaran de los demás físicamente –además que todos fueran mexicanos con contextos sociales distintos. [Quería] contar solo con personas LGBTTTIQ, pues me he dado cuenta que, aunque sea un primer encuentro, puedes lograr una conexión muy especial. Inevitablemente se forman lazos cuando te encuentras con otra persona que ha vivido lo mismo que tú”, explicó sobre los cinco modelos que conformaron la sesión.

naoki gio cabriales fotos
Naoki Takaeda Meléndez, 18 años, vive en CDMX pero nació en Morelos, tiene una banda de música y estudia en Play Music School.

“Cuando empecé a conocerme más a mí mismo me di cuenta que la representación era importantísima y que la falta de ella había repercutido muy fuerte en mi vida. Al no tener figuras en medios de comunicación que se vieran y sintieran como yo me veía y me sentía, afectó mucho mi identidad”, explica Gio. Los cinco rostros –Diego, Naoki, Otokani, Mau, e Itzamna– son la representación de la visibilidad que el fotógrafo chihuahuense buscaba. “Si cuando yo estaba creciendo hubiera sabido que había más gente como yo, las cosas hubieran sido distintas”.

mauricio gio cabriales fotos
Mauricio Méndez Sosa, 19 años, vive en CDMX, es colaborador en una cuenta de retail de streetwear.

Las problemáticas de la comunidad LGBTTTIQ en México siguen siendo latentes, pero son llevaderas gracias a quienes deciden canalizar sus experiencias personales como las expone Gio. “[En 2018] Aprendí que todos los días debo de hacerle saber a las personas que quiero lo que siento por ellas, que nunca es un mal día para estar con tus amigos, y que hay que aprovechar cada momento que podamos para estar con la gente que amamos, porque nunca sabemos si vamos a tener la oportunidad de verles otra vez”.

okatani gio cabriales fotos
Miguel Otokani Esquivel Rosario, 22 años, Cuajimalpa CDMX, Estudiante de diseño industrial e ilustrador.
miguel gio cabriales fotos
Diego Mora Montiel, 20 años, CDMX, dirije un taller de costura, esta iniciando su marca de menswear.
guadalupe gio cabriales fotos
Itzamna Guadalupe Huerta Vazquez, 24 años, de padres mexicanos, nació y vive en Jackson Heights, Queens, New York. Estudia Analytics and Visualizations.

Créditos


Fotografía y Dirección Creativa Gio Cabriales
Estilismo, Peinado y Maquillaje Adrián Guevara, Youri Noyola

Modelos Diego, Naoki, Otokani, Mau, Itzamna
Asistente de fotografía Pavel Navarro

Entrevista Cheryl Santos