palomo spain nos descubre su cuarto de maravillas para su nueva colección

El desfile de la colección primavera/verano'19 es una oda al viajero explorador envuelto entre los increíbles pasillos del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

por Raquel Zas
|
09 Julio 2018, 11:07am

Seguro que alguna vez habéis oído hablar de los cuartos de maravillas, también conocidos como wunderkammer. En esos espacios se exponían objetos exóticos de cualquier parte del mundo, fueron los precursores del desarrollo de la ciencia moderna y los antecesores directos de los museos de hoy en día. Podían contener cualquier cosa, siempre y cuando esta fuera la más grande, la más pequeña, la más rara, la más exquisita, bizarra o excéntrica. En estas categorías bien podría encajar el universo de Palomo Spain, que dedicó su colección primavera/verano'19 a estos gabinetes de curiosidades, bautizándola con el nombre de Wunderkammer.

El cordobés ya nos tienen acostumbrados a escenarios de ensueño, y esta colección encontró su atmósfera perfecta en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de la capital, donde sus modelos dionisíacos caminaban entre esqueletos de reptiles, animales disecados y réplicas de elefantes. La nueva colección es, pues, una elegante oda al explorador, al viajero empedernido, al descubridor y a los elementos autóctonos más exóticos del planeta. Con su séptimo trabajo, vemos un Palomo más maduro, más sereno, con el mismo ADN que lo ha hecho famoso pero con la tranquilidad de saber a la perfección lo que estamos esperando.

Vemos en Wunderkammer menos estampados y superposiciones, que le abren paso a líneas más finas y sobrias, pero donde no faltan los volúmenes y variedad de tejidos y siluetas. La elección de la paleta de colores es perfecta: no podían faltar los tonos tierra, pero también tenemos amarillos, rosas y azules. El chico Palomo es práctico y funcional, viste de lino, cuero y esparto, pero sigue manteniendo ese punto erótico con sedas salvajes y punto de terciopelo. Este es tan solo el comienzo de un largo viaje por lo desconocido que no ha hecho más que empezar, y para el que seguro que todavía nos aguardan muchas sorpresas.