Fotografía Adrián Catalán

el arte de encontrar alma flamenca en las cosas más imprevisibles

Os presentamos el primer número de 'A Flamenco Catharsis', una nueva revista española que nos ofrece una perspectiva distinta de una de nuestras reliquias culturales más preciadas.

por Álvaro Piñero
|
17 Mayo 2019, 9:37am

Fotografía Adrián Catalán

Pocas cosas podemos hallar en nuestra herencia cultural más viscerales y seductoras que el flamenco. Este fascinante género tiene adeptos por todo el mundo y, a pesar de su ancestralidad, nunca ha dejado de evolucionar. Así lo refleja Lolo González, un director creativo freelance de Sevilla residente en Madrid, en su cuenta de Instagram (@a.flamenco.catharsis) en la que vuelca su interpretación de la esencia del flamenco a través de todo tipo de imágenes. Esta —que creó, en parte, para desarrollar su lenguaje y generar audiencia— entremezcla imaginario tradicional con material contemporáneo que, a primera vista, puede parecer que no tiene nada que ver, pero con el que está "intentando convertir en flamenco algo que antes no lo era".

Cuando le preguntamos, de entre otras imágenes, por qué decidió incluir la primera campaña del Bottega Veneta de Daniel Lee en la cuenta, Lolo nos cuenta: "Al ver a esa muchacha morena con cadena de oro de la campaña, inmediatamente quise ver a una mujer gitano–andaluza, que sumado al espíritu evocador y tremendamente bello que agarra todo lo que dispara o filma [Tyrone] Lebon, me hizo tener claro que estaría en mi imaginario".

A Flamenco Catharsis
Portada de The Inaugural Issue, de A Flamenco Catharsis. Fotografía Jack Davison

A pesar de que el digital es un soporte que le gustaría explorar más allá de Instagram, Lolo ha decidido ahora materializar el proyecto en forma de publicación impresa, que era su idea inicial. Con motivo del lanzamiento de su primer número, hablamos con él para descubrir más acerca de su paso al papel y su personal e hipersensible visión del tema.

¿Con qué intención nace la revista?
Al principio, opté por una revista porque me parecía un formato cuyas posibilidades me permitirían, de una manera más o menos fácil o asumible, plasmar algunas primeras ideas que tuviera sobre el flamenco. El papel lo aguanta todo.

Es decir, si a mí se me ocurre una idea, pero no puedo o no tengo dinero para producirla, construirla o filmarla, siempre puedo fotografiarla. Si no puedo fotografiarla, al menos puedo hacer un dibujo sobre ella. Y si no puedo hacer un dibujo, pues siempre me queda la opción de explicarla en palabras. Una revista o un fanzine, o similar, creo que es un medio democrático o relativamente barato de producir que permite expresar ideas o visiones muy diversas entre sí en poco espacio.

Pol Montserrat
Pintura Pol Montserrat

¿Qué cuentas en ella que no podemos ver en Instagram?
La revista complementa y termina de conformar mi perspectiva de esto. O, por lo menos, la que tengo hoy. Ahora, [la revista] es el otro hemisferio; y créeme que quien lleva la cuenta y la revista es la misma persona —hay gente que al ver la revista se lo pregunta [risas]—.

Instagram es eminentemente visual y, además de lo ya contado anteriormente, también me sirve para hacer ver —por ejemplo a marcas, artistas o instituciones del flamenco— que, si decidieran contratar mis servicios, cosa que pretendo, podrían obtener una dirección visual y conceptual de calidad, semejante a las de otras industrias creativas. Es decir, sirve también para venderme un poco.

En la revista vuelco un poco más las inquietudes de palabra. También me gusta, y me gustará, dar soporte a gente, trabajos, estudios, ángulos escritos —¿intelectuales? ¿Sesudos? ¿Académicos?— que creo que también son muy necesarios para adentrarnos un poco más en el flamenco y entenderlo de una manera holística y poliédrica, más allá de la fotito bonita de turno. Es más, la gracia está en que convivan juntos.

Fotografía Dani Pujalte
Fotografía Dani Pujalte
Pineal Studio
Bodegón Pineal Studio

Muchos tienen una idea un tanto estereotipada de lo que es el flamenco. ¿Qué significa el flamenco para ti? ¿Cómo lo definirías tú?
Creo que lo que de verdad está estereotipado es la idea de que el flamenco está estereotipado. Constantemente se habla sobre ello, y no creo que sea tan grave. Todos tenemos ideas estereotipadas sobre algo. Y no deja de ser simple consecuencia de no saber mucho sobre un tema o apenas tener una idea vaga sobre algo, lo que sea, y que se soluciona simplemente acercándote un poco.

Seguramente haya tantos estereotipos sobre el mundo del flamenco como los que el mundo del flamenco tiene sobre otros. La cosa está en si se quiere o se tiene interés en disiparlos. Seguramente, yo mismo he tenido ideas preestablecidas sobre aspectos o personajes del mismo flamenco. ¿Qué haces entonces? Lees o escuchas un poco, te informas, y ya de tener un estereotipo pasas a tener una opinión fundada —ya sea favor o en contra—. Pero, como te digo, seguramente sobre el rap también pesan estereotipos. El flamenco no tiene la exclusividad.

Y respecto a la segunda parte de la pregunta, que en realidad era la primera: el flamenco creo que no se puede definir bien. Ahí está la gracia y el misterio de esto; cuanto más lo intentas, más se te escapa. Es como esos pececillos de la orilla, que tienes que limitarte a observarlos o tratar de entenderlos desde una distancia. También intuyo algo que les pueda pasar a los que de verdad saben sobre el flamenco, algún tipo de "solo sé que no sé nada". Es decir, que cuanto más saben, más saben que es imposible saber verdaderamente de flamenco. Yo me limito a definirlo como eso que me pone contento.

Arturo Obegero Alex Franco
Colección Palmira, de Arturo Obegero. Fotografía Alex Franco

¿Qué opinas de que tanto el género como la idiosincrasia española estén siendo tan celebradas últimamente, no solo en la música, sino en el resto de industrias creativas? ¿Por qué crees que está sucediendo?
Pues supongo que es porque hay una generación que se ha dado cuenta, o le han dicho, eso de que si de verdad quieres ser original y relevante, debes mirarte en uno mismo. La cultura e idiosincrasia española es vastísima, rica y profunda: fuente inagotable. Y sí que es verdad que a veces, por ejemplo, uno no entiende cuando ve a españoles queriendo ser londinenses, porque para eso ya están los londinenses, que además se les da my bien hacer de ellos mismos. Por lo general, la gente rechaza imitaciones.

Decía Machado —aunque, para hacer 'double-check', lo he "googleado" y parece que también lo dijo Miró, un escritor ruso y mucha más gente en Internet— que para ser universal, hay que ser local. Hay que hablar de tu pueblo, y la verdad es que estoy muy muy de acuerdo. Ofrece a la gente lo que solo tú puedes ofrecerles, y la gente de todo el mundo lo apreciará porque lo sentirá como verdadero, lo entienda o no del todo.

¿Qué planes tienes para el futuro próximo?
Pasármelo bien con el flamenco; empezar a trabajar en el segundo número de A Flamenco Catharsis —y en algunas otras ideas y posibles colaboraciones que me han surgido— e intentar ganarme la vida con ello.

Ya puedes hacerte con el número inaugural de 'A Flamenco Catharsis' aquí.

Geray Mena
Fotografía Geray Mena
Richard Forbes-Hamilton
Retrato Richard Forbes-Hamilton
Adrián Catalán
Fotografía Adrián Catalán
Tagged:
flamenco
arte
revista
a flamenco catharsis