Fotografía Mitchell Sams 

dior utilizó el espíritu revolucionario de los 60 para hablar de feminismo

Para otoño/invierno'18, no había copias de textos feministas seminales en la primera fila, sino collages de manifiestos de los años 60 y portadas de revistas con pancartas de protesta.

|
feb. 28 2018, 4:13pm

Fotografía Mitchell Sams 

¿Quién?
Como la primera mujer en ser directora de diseño en 71 años de historia de Dior, Maria Grazia Chiuri, desde su nombramiento en 2016, ha elaborado cuidadosamente un nuevo capítulo para la casa de lujo francesa y ha llevado el debate sobre el empoderamiento femenino a la Semana de la Moda de París. En respuesta a los tiempos turbulentos y problemáticos de hoy, las colecciones de la diseñadora a menudo recuerdan el pasado para avanzar y han conectado continuamente la moda con el feminismo. El uso de Chiuri del ensayo de gritos de batalla de Linda Nochlin. ¿Por qué no ha habido grandes artistas mujeres? en su colección primavera/verano'18 y We should all be feminist de Chimamanda Ngozi Adichie en su poderoso debut han resonado en todo el mundo y ha situado la moda directamente en las discusiones sobre la igualdad de las mujeres, inspirando a muchos otros diseñadores a seguir su ejemplo.

Para otoño/invierno'18, no había copias de textos feministas seminales colocados en la primera fila, o camisetas con lemas, sino collages de manifiestos y portadas de revistas con pancartas de protesta fotocopiadas de los sesenta, -"Los derechos de las mujeres son derechos humanos", "Yo soy una mujer","Mini faldas por siempre"- cubrieron el set, por dentro y por fuera, cuando Chiuri canalizó el espíritu revolucionario de París en 1968. A medida que nos acercamos al 50 aniversario del momento en que Francia cambió para siempre gracias a una revolución cultural, sexual y política, Chiuri volvió a lo que Dior mismo estaba creando durante esta época de tremendo cambio social. Encontró una imagen en blanco y negro de un grupo de mujeres jóvenes que protestaban pidiendo más mini faldas frente a la tienda Dior en septiembre de 1966. Poco después, el entonces director creativo Marc Bohan lanzó Miss Dior, la primera línea ready-to-wear de la casa que reinterpretaba los códigos femeninos establecidos por Christian Dior para un mundo moderno. "La moda comprendió el momento muy bien", reflexionó Chiuri detrás del escenario. "Fue muy interesante ver la moda escuchando a las mujeres. Y hay algo ahora similar a 1968. Este es otro momento en el que todo está cambiando. Tenemos que escuchar a las mujeres, escuchar cuál es el punto de vista de la nueva generación".

¿Qué?
La respuesta de Chiuri fue revivir una época en la que las reglas de la moda se pusieron de cabeza y se guiaron por auténticas actitudes de autodescubrimiento. Las palabras de Diana Vreeland la guiaron. La carismática editora en jefe de la revista estadounidense Vogue, entre 1963 y 1971, fue la primero en acuñar el término “Youthquake”. En ese entonces, la moda estaba siendo cuestionada y constantemente se estaba reinventando. Ahora, mientras la reinvención era menos revolucionaria, Chiuri recordaba y volvía a imaginar el archivo y replicaba el espíritu con Ruth Bell usando un suéter que decía "C'est Non, Non, Non et Non" [No es No, No, No y No] hasta Adwoa Aboah cerrando el show con un vestido bordado con flores, lentes de sol de color rojo y un sombrero de panadero. Desde los crochets hechos a mano hasta el bordado de lana que apareció en los vestidos de organza, los parches tradicionales hasta la mezclilla reelaborada, el pasado se filtró a través del lente de lujo moderno de Dior.

¡Wooow!
El wow viene ahora. Con la colección celebró un momento en el que una generación cambió el mundo para siempre, debemos inspirarnos para actuar. En este mundo post-Brexit posterior a Trump, se necesitan nuevas protestas y se necesitan nuevas luchas. Aquí está el espíritu de 2018.

Créditos


Fotografía Mitchell Sams

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

This article originally appeared on i-D UK.