mujeres, freetekno y los 90: el homenaje definitivo a la cultura rave

Rebeca Sueiro y Carlos Montilla estrenan un fanzine lleno de collages, fotos de la época y moda para celebrar la nostalgia noventera.

por Raquel Zas; fotografías de Carlos Montilla
|
may. 11 2018, 10:11am

La estética rave de los 90 parece haberse convertido últimamente en una tendencia un tanto comercial y manida que dista un poco del espíritu de la subcultura original. Movidos por la nostalgia de la época, la estilista Rebeca Sueiro y el fotógrafo Carlos Montilla quisieron rendirle el homenaje que se merece el movimiento cultural del freetekno y las mujeres que lo protagonizaron. De ahí nació Dance before they come, un fanzine que reúne una editorial de moda, collages, fotos de Rebeca de la época y un auténtico manifesto pro libertad. "Para mí ha sido muy especial poder compartir algo tan íntimo con mi compañera y a la vez una muy buena oportunidad para crear desde la libertad más absoluta", nos cuenta Carlos.

El freetekno es un movimiento cultural cuyo que se formó en torno a la música electrónica pero que también tenía un fuerte componente político y artístico. Todavía sigue vigente hoy en día, pero su época dorada fue en los 90, en parte por la libertad que había en la época para montar fiestas sin permiso. "Puede que en lo musical o estético desde el mainstream se esté viviendo un revival como ha pasado con el punk. Pero en el underground, aunque la comunidad sigue activa, después de 2 décadas todo es muy diferente. La represión es más fuerte y hoy día muchos de los teknivals que reunían a más participantes se han prohibido", explica Rebeca.

El fanzine está protagonizado solo por mujeres, precisamente para retratar el empoderamiento que desarrollaron las chicas que formaban parte de esta subcultura. "Esta escena no ha estado equilibrada en su participación femenina. Las chicas estábamos ahí y éramos tratadas como iguales, pero en todas las Crews o Sound Systems la mayoría de DJ's o miembros eran hombres. Lo que sí es cierto, es que nuestro día a día a veces podía ser bastante duro y como mujeres nos teníamos que poner las pilas para ser 'uno más'", afirma Rebeca hablando desde su propia experiencia.

A la escena no le gusta identificarse directamente con la industria de la moda, pero siempre se ha visto de forma involuntaria involucrada en esta. "La estética Rave tiene parte de hip hop, de punk y es 100% calle, fue pionera en Londres y Europa, por lo que en las últimas temporadas con la vuelta de los 90s y 2000s se ha visto muy referenciada en las colecciones de algunos diseñadores o firmas como Liam Hodges, Martine Rose o Vetements", cuenta Rebeca.

El resultado de este interesante proyecto artístico es un retrato melancólico y preciso de la edad de oro de la cultura rave, aunando con muy buen gusto sus características principales y lanzando un mensaje tan necesario como atemporal: "Puedes hacer lo que te de la gana tú misma, no hay limites”.