Desnudos masculinos a través de la mirada femenina

En 'Cuando un hombre ama a una mujer', la fotógrafa Molly Matalon presenta una alternativa a la mirada masculina; una masculinidad despojada de todo prejuicio.

por Tom George
|
16 Marzo 2020, 9:08am

Durante siglos, nuestra comprensión binaria del género ha estado dominada por la mirada masculina. Nos hemos acostumbrado tanto a que la feminidad sea definida por aquellos que nunca la han experimentado, y que por consiguiente la masculinidad se defina como su opuesto, que a veces olvidamos cuán poco realista es esto. Con esto en mente, ¿cómo sería darle la vuelta al punto de vista patriarcal y que la masculinidad se vea desde la perspectiva de una mujer?

Esta no era necesariamente la intención del nuevo libro de fotos de Molly Matalon, Cuando un hombre ama a una mujer. "No se trataba realmente de poner a los hombres en posición de la mujer y cambiar el guión", dice Molly. "Se trataba más de verlos y mirarlos de la manera que me parece atractiva y deseable". Molly, que vive en Nueva York y que comenzó a hacer fotos cuando estaba en la escuela secundaria para conciertos de punk, publicaciones de comida y los perfiles de citas de su madre, ha estado trabajando en el libro desde 2015. Fue cuando estaba inmersa en el proyecto Olive Juice, un trabajo colaborativo con su compañero fotógrafo Damian Maloney que explora la relación entre hombres y mujeres, cuando la inspiración le asaltó. “Esa fue la primera vez que realmente fotografié a un hombre. Tenía curiosidad por fotografiar a más hombres en mi vida".

molly matalon

En esta serie, nos llevan directamente al momento. Estamos sentados frente al modelo en la mesa de la cocina; de pie sobre ellos mientras se sientan en el sofá o acostados, mirando hacia arriba mientras inician los juegos preliminares. Estamos en una primera cita. La introducción es incómoda, la búsqueda mental de algo, cualquier cosa que sirva para llenar los momentos de calma en la conversación, la vigilancia de tus acciones y palabras para proyectar la mejor versión de ti mismo. Este malestar mezclado con emoción está muy presente en las fotos. Flores marchitas, calcetines sucios, pastel desmenuzado y fruta a medio comer colocada de forma extraña. Y aunque esté reflejando una cita, estas fotografías no son necesariamente románticas. Si bien los temas son una mezcla de amigos, amantes y conocidos de Molly, muchos también son, por su propio reconocimiento, aquellos por los que Molly tiene sentimientos no correspondidos.

"Quería deshacer las formas habituales en que pensamos sobre las imágenes de los hombres y el amor romántico y la lujuria", dice ella. Desde las intrincadas arrugas de un melocotón resaltada aún más por los trozos mordidos que cuelgan de ella, hasta cada cabello, marca o tatuaje en los cuerpos masculinos, Molly logra este efecto a través de la 'straight photography', un estilo que proviene de un linaje de fotógrafos icónicos: Stephen Shore, William Eggleston, Katy Grannan y Reneke Dijkstra. "Fue muy natural e instintivo fotografiar a los hombres de esta manera, verlos acostados, mirar sus detalles 'imperfectos', verlos de esta manera estereotípica e históricamente 'femenina' fue muy interesante".

molly matalon

De alguna manera, el posicionamiento y la colocación de los modelos masculinos es una reminiscencia de los desnudos femeninos pintados y abstraídos por impresionistas famosos, como Picasso y Braque, un estilo contra el que se rebeló la "straight photography". Pero a diferencia de las obras de esos artistas masculinos, estas imágenes tienen menos que ver con un género que define al otro. "Es una colaboración entre los modelos y yo. ¿Cómo se sienten cómodos? ¿Cómo nos las arreglamos para hacer una imagen juntos que logre lo que me propuse hacer pero que también les dé espacio para sugerir ideas? Estas cosas son realmente importantes para mi ética y práctica también, no solo para mirar y señalar, sino para estar presente y colaborar”. Como resultado, Molly crea, como lo expresó, "un ambiente que es mucho más grande que el alcance actual de la masculinidad". Se nos presenta una masculinidad despojada de sus prejuicios y ubicada en espacios históricamente femeninos.

Si el título del libro te resulta familiar, es porque comparte su nombre con una canción de 1966 de Peter Sledge, que más tarde se hizo famosa en 1991 por Michael Bolton y que a menudo aparece en bodas, bailes lentos y comedias románticas. La letra de la canción describe la perspectiva de un hombre desde la mujer que lo ama, sesgada por sus sentimientos románticos y su incapacidad para ver cómo ella podría estar lastimándolo. Pero en las fotos de Molly, no hay lentes de color rosa. "Al principio me propuse hacer fotos eróticas y sexys, pero creo que terminé con algo un poco más matizado", concluye. "Esto es interesante para mí cuando se considera el alcance de la sexualidad y el deseo de las mujeres: es mucho más complicado de describir y definir de lo que pensamos".

molly matalon
molly matalon
molly matalon
molly matalon
molly matalon

Publicado por Palm* Studios, "When a Man Loves a Woman" se lanzará en la Feria del Libro de Los Ángeles del 3 al 5 de abril de 2020 y actualmente está disponible para 'pre order'.

Créditos


Fotografía Molly Matalon

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
nudity
Cultură
desnudo
masculinidad
Molly Matalon