ya está aquí el nuevo número de buffalo zine (y es increíble)

Aprovechando el reciente lanzamiento del cuarto número, hablamos con sus editores para descubrir en qué se inspiran y hasta qué punto el consumismo puede influir en todos los aspectos de nuestra vida.

|
oct. 24 2016, 11:05am

Fotografía Philippe Jarrigeon. Estilismo Marc Goehring.

Buffalo Zine, el proyecto de David Uzquiza y Adrián González-Cohen, es uno de los trabajos editoriales más singulares, divertidos y emocionantes de la moda. Cada número es una sorpresa, pues sus fundadores siempre encuentran nuevas formas de publicación, desde periódicos a libros encuadernados en los momentos con menos recursos de su historia. 

Su nuevo número, The Catalogue Issue, es una celebración de la realidad material, desde la fotografía a la moda, pasando por productos de decoración o perfumes. Otra de las novedades es que van a pasar de un calendario de publicación irregular a un formato bianual. Para celebrar el lanzamiento de su último número, han creado una tienda donde venden 20 productos en colaboración con otros artistas como Martin Parr o Christopher Shannon y su propio perfume, Aqua di Buffalo. A medida que van llenando los estantes de las librerías con sus siete (e increíbles) portadas diferentes, hablamos con David y Adrián sobre el proyecto que les ha hecho recibir tan buenas críticas. 

Lee: Exclusiva: las primeras imágenes del nuevo Buffalo Zine

Fotografía y estilismo Adrián González-Cohen

¿Por qué habéis tomado la decisión de pasar a un formato de publicación más convencional?
Hemos renunciado a nuestros trabajos para dedicarnos a tiempo completo a Buffalo y otros proyectos como una agencia de publicidad.

Cada número que habéis sacado era completamente diferente, ¿cómo os habéis reinventado a vosotros mismos en esta ocasión? ¿Resulta emocionante buscar constantemente nuevas formas de presentar vuestra revista al mundo?
Es la parte más importante del proceso, cada número es un nuevo mundo y nos sumergimos en él. Es muy enriquecedor para nosotros, y esperamos que para los lectores. 

El número se titula The Catalogue Issue, y lo cierto es que habéis enfocado el concepto de producto de una manera muy divertida y original, ¿cómo ha surgido esta idea?
Se supone que vivimos en un mundo extremadamente digitalizado, rozando lo virtual. Pero no podemos huir de nuestro instinto materialista más animal. Necesitamos lejía, Kleenex, leche, insecticidas y un montón de cosas que no pueden ser digitales. Como la moda, y por supuesto las revistas. Es, en definitiva, una celebración del materialismo. Y en última instancia, una exploración del mundo de la venta y la publicidad, por eso es un ejercicio interesante hacer una revista más convencional. 

Fotografía Tim Elkaïm, Estilismo Daniele van Camp

¿En qué os habéis inspirado?
Revistas femeninas como el Vogue italiano en los años 90, el catálogo internacional de Male, Nova, Ikea, Argos, áreas suburbanas como Dalston, Oliviero Toscani, folletos de supermercados, canales de televenta, la comida rápida, el spam, el enfoque sociológico de los seres humanos como consumidores y la publicidad en todas las épocas. 

¿De dónde viene esa estética trashy que predomina en el número? Habéis dicho que no es nostálgica, ¿mira entonces hacia el futuro?
No es nostálgica, pero tampoco creo que esté mirando hacia adelante. Es un pastiche de muchas cosas y épocas relacionadas con este mundo del consumo. Honestamente, nunca pretendemos ser modernos sino que nos esforzamos por ser atemporales. 

El consumismo también es un tema importante, en cierto modo,a partir de anuncios con referencias a Coca Cola, McDonalds, Dunkin Donuts, etc... ¿Creéis que el consumismo guarda una interesante perspectiva de la moda, o, en general, de la sociedad?
La moda es, en última instancia, consumismo. Como dice Yann Dallaglio en la introducción de la revista, comunicarse a través del consumismo es algo muy humano. "Nada podría ser menos materialista, o más sentimental, que un adolescente comprando unos pantalones vaqueros nuevos y rasgarlos por las rodillas porque quiere complacer a Jennifer". 

Fotografía Oliver Hadlee Pearch, Estilismo Emilie Kareh

Estáis poniendo en marcha una tienda, ¿qué nos podéis contar al respecto?
Tenemos una selección de 20 productos que se pueden encontrar a lo largo del número -la mayoría de ellos creados para este fin- que estarán disponibles en breve en nuestra página web. Artículos como nuestra propia fragancia, Aqua di Buffalo, o una línea de merch en colaboración con Christopher Shannon. 

Me encanta la serie con Isabelle Huppert, Juliet Binoche y Emmanuel Seigner, ¿cómo habéis llegado a esto? ¡Es increíble!
Nos encontramos con Jonathan Huguet, que es un estilista que admiramos mucho y que se encarga de la alfombra roja de muchas de estas actrices. Pensamos que era perfecto para nuestro número, hablar sobre el glamour de ese mundo, y que además ellos aportasen algo de glamour a la revista. Ellas juegan a ser personas solas entre la sociedad, abrumadas y perdidas en lugares comunes. También hay un paralelismo con el papel de las mujeres de cierta edad en el cine y en la sociedad en general. 

La revista es, de nuevo, realmente interesante, pero, ¿de qué estáis más orgullosos?
Las portadas, nos encantan todas y cada una de ellas. Además, estamos muy contentos de cómo los colaboradores han abrazado los temas y las ideas que les hemos propuesto, estamos eternamente agradecidos. 

La edición limitada del último número de Buffalo Zine está disponible en buffalozine.com.

Photography Reto Schmid, Fashion Jonathan Huguet

Fotografía Tina Tyrell, Estilismo Julia Ehrlich

Fotografía Phillippe Jarrigeon, Estilismo Marc Goehring

Recomendados


Texto Felix Petty