Publicidad

los protagonistas de 'trainspotting' nos cuentan qué cambios encontraremos en su secuela

Los cuatro actores, que acaban de retomar sus emblemáticos papeles, nos cuentan qué opinan sobre la música, el estilo y las lecciones que han aprendido de la película original y la secuela.

por Colin Crummy
|
30 Enero 2017, 11:05am

"La última película sobre la juventud británica". Así es como el escritor Irvine Welsh describió la adaptación cinematográfica realizada en 1996 de Trainspotting, su novela sobre la desilusionada, desubicada e impresionantemente malhablada juventud escocesa. De modo que la decisión de traer de vuelta a los cuatro chicos de Leith ―Renton [Ewan McGregor], Sick Boy [Jonny Lee Miller], Spud [Ewen Bremner] y Begbie [Robert Carlyle]― para una secuela veinte años más tarde planteó un problema.

"Estos personajes han vuelto y es un poco triste, todos somos más mayores ahora, hay mucho sentimiento, pero aun así vamos a por ello", explicó Welsh a i-D el año pasado. "Lo que más nos preocupa es que para los hijos de estas personas, o incluso quizá para sus nietos, podría ser como ver a tu tío bailando en una boda...". Tal y como han ido las cosas, no había motivo para que Welsh se preocupara por lo que el director Danny Boyle y John Hodge ―que está trabajando en la propia secuela del autor, Porno― tenían preparado para los chicos de Trainspotting en el Edimburgo contemporáneo de 2016.

T2 Trainspotting, que muestra cómo Renton regresa a Escocia después de todos estos años tras haberse fugado con todo el dinero robado y se reúne con Sick Boy, Spud y Begbie en un impactante encuentro lleno de humor, alcohol y violencia, tiene sentido tanto si tienes 17 años como si tienes 37, tanto si sientes nostalgia por los 90 como si lo estás viviendo por primera vez.

La película hace por el año 2016 lo que la original hizo por 1996, poniendo todos los ingredientes de la actualidad ―desde Facebook hasta Tinder― en el proceso. Además incluye una nueva versión del monólogo de Renton que empezaba con la frase "Elige la vida", que supone una exposición tan hábil de la vida moderna como lo era el original de 1996. Y en toda la película, los personajes tienen flashbacks de la original, lo que permite tanto a los neófitos como a los fans de hace tiempo vivir una vez más el universo Trainspotting. A continuación nos adentramos en ese mundo, el de ahora y el de entonces, con sus cuatro protagonistas.

La película Trainspotting original es ahora un clásico de finales de los 90. ¿Cómo os hace sentir eso?
Ewen Bremner: Mi hija tiene 17 años y ella y sus amigas se han sumergido mucho en ese mundo a través de la película. No tienen la sensación de que sea una historia lejana, de antes de que nacieran. Les parece muy actual y les llega dentro. Así es como Danny hace sus películas, empleando el lenguaje de los vídeos musicales y los documentales, creando un equilibrio entre realismo y surrealismo. Él inició una forma muy moderna de expresión.

¿Qué temas se repiten en ambas películas?
Ewen B: La primera película trataba sobre la amistad durante el instituto y a los veinte años. Intentas averiguar si esa persona es buena o mala para ti, si deberías aceptarla como es o alejarte de esa influencia. Este tema está brillantemente reflejado en la primera película.
Robert Carlyle: Quizá se aprenden una o dos lecciones.
Ewen B: Cómo chutarse... [risas].
Robert: Cómo no chutarse... tener cuidado con las amistades, preguntarse si merecerán la pena dentro de 20 años... A la gente joven le resulta difícil mirar hacia un futuro tan lejano, pero creo que esta película podría ofrecerles la oportunidad de hacerlo.

El discurso original de Renton que empezaba con "Elige la vida" resumió la angustia de toda una generación. ¿El nuevo discurso resume dónde nos encontramos ahora, en 2017?
Ewan McGregor: No sé cuál es la clave de nuestra era, excepto una enorme confusión. El momento actual da un poco de miedo.

¿Creéis que el auténtico puente entre ambas películas es que la gente no sabe qué hacer con su vida?
Jonny Lee Miller: Los personajes están todos atascados de formas diferentes y se ve cómo el mundo ha cambiado en torno a ellos pero quizá ellos no han cambiado tanto como podrían o deberían.

La original es una película que define los 90. ¿Qué define para vosotros aquella época?
Ewan M: Oasis. Yo era un fan enorme de Oasis y había algo en ellos, en su actitud... Les importaba todo una mierda. Había algo muy específico en su forma de lidiar con la fama y que no les importara demasiado en aquella época, es algo que a mí me parecía muy guay.

¿Tenéis alguna canción favorita de la banda sonora original?
Johnny: Yo dudo entre Lust for Life, Perfect Day y Born Slippy. Esas son las tres que me vienen siempre a la cabeza. Pero últimamente he estado escuchando mucho a Pulp para prepararme para esta película y desde entonces realmente he descubierto de nuevo a la banda. Te sobreviene una enorme oleada de los noventa, un auténtico flashback cuando escuchas a Pulp.
Ewan M: Yo también siento la misma afinidad por Pulp. O cuando escucho Born Slippy, me dan ganas de caminar sobre un puente con una enorme cantidad de dinero dentro de una bolsa. De la nueva película, musicalmente me gustan Young Fathers, de los que Danny se ha enamorado y que son la piedra angular del filme. Danny necesitaba música actual para que la película no fuera tan retrospectiva porque en ella se mira atrás todo el tiempo.

¿Tenéis alguna prenda de ropa favorita de la película original?
Ewen B: Lo más increíble de la primera película es que el vestuario procedía de un amplísimo espectro de cultura, de los 50 en adelante. Mirando la película no podrías situarla a finales de los noventa. Tenía elementos de lo mejor y lo peor de los 80, los 70 y los 60. Se inspiró en todas esas décadas y creó un mundo que no podrías adivinar que era 1995. Creó su propio mundo cinematográfico.
Robert: Yo me he quedado con algunas cosas. Para mí, Begbie en la primera y la segunda película viste casi exactamente igual para empezar porque en la segunda película está en prisión. No estoy desvelando nada importante de la película si te digo que se escapa de la cárcel. Viene a casa y su armario no ha cambiado en absoluto.
Ewan M: Para mí, mi favorita era la camisa setentera de nylon con ese gigantesco cuello tipo disco y con el estampado de un indio en Manhattan montado a caballo entre los rascacielos y elevando el puño al aire con su tocado de plumas en la cabeza. 
Robert: Yo me decantaría por el jersey rosa de rombos de Begbie porque le define a la perfección.

'T2 Trainspotting' llega a los cines el 24 de febrero.

Recomendados


Texto Colin Crummy

Tagged:
Trainspotting
Trainspotting 2
Cultura
Ewan McGregor
Renton
Sick Boy
entrevistas de cine