5 nuevos diseñadores que debes seguir en nyfw

Desde ropa para una raza alienígena negra, a la diseñadora puertorriqueña en VFILES, esta es la nueva guardia de Nueva York.

|
sep. 6 2018, 3:42pm

La Semana de la Moda de Nueva York es una mezcla electrizante de talentos ya establecidos y los que están emergiendo, sin importar donde se presenten. ¿Están en Spring Studios? ¿Chelsea Piers? ¿En el restaurante Mission Chinese? ¿En el Brooklyn Navy Yard? Aunque estamos encantados de que Rodarte y Proenza Schouler vuelvan a estar en el calendario, muchas cosas han cambiado en la capital de la moda de los Estados Unidos mientras ellos estaban probando las aguas en París. Marcas como Eckhaus Latta y Telfar -incluso el colectivo Vaquera- han pasado de ser favoritos de culto underground a representar la nueva guardia de Nueva York. La caprichosa fantasía de Lou Dallas –que solo existe porque la diseñadora Raffella Hanley no podía comprarse ropa nueva–, atrae a famosos editores de moda a pequeñas galerías de arte sobre Bowery. Es un momento emocionante para la moda en Nueva York, una ciudad cada vez más reacia a las limitantes cuerdas de terciopelo, donde "escena" es una mala palabra y los outsiders son siempre bienvenidos. i-D reunió a cinco de los talentos más nuevos de NYFW que debes seguir en esta temporada de primavera/verano'19.

Daniel Cloke
Los tejidos de punto ciertamente están teniendo un resurgimiento. Pero los opulentos vestidos de Daniel Cloke y las "máscaras" de angora con incrustaciones de perlas son menos prendas tejidas actualizadas, y más sobre cómo se recontextualizan usando la tecnología del mañana. Cloke trabajó como asistente de diseño de telas en Alexander Wang después de graduarse de la Escuela de Diseño de Rhode Island, pero su siguiente puesto fue algo menos esperado: un internship de verano haciendo trajes espaciales en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, TX. Ahora, de vuelta en Nueva York diseñando para su marca homónima, Cloke combina el arte tradicional y la nueva tecnología con una actitud queer. Piensa en bufandas bordadas con "CUNTY" y suéteres cortos hechos para emo femme queens. Nos gusta imaginar que hay astronautas flotando con mensajes secretos cosidos en el forro de sus trajes espaciales.

Vasilis Loizides
¿Tu película favorita está entre María Antonieta y Godzilla? Conoce entonces a Vasilis Loizides, el diseñador sensible y subversivo que celebra esas hermosas dicotomías que se encuentran en todos nosotros. La colección otoño/invierno'18 de Loizides incorporó las caras de los monstruos de las películas de terror retro en todas sus piezas clave: perlas incandescentes, tul transparente brillante y extremidades envueltas en volantes de seda. Originalmente de Chipre, Loizides se mudó a Nueva York para estudiar en Parsons, y rápidamente se hizo de un culto entre la joven comunidad queer de la ciudad. En esencia, Vasilis Loizides explora los deseos humanos universales, independientemente de su sexo y sexualidad, a menudo los encuentra en un par de chaquetas de mezclilla con adornos de perlas.

Ji Won Choi
Ji Won Choi reunió unos cuantos sellos en su pasaporte en camino a NYFW. La diseñadora nacida en Seúl y criada en el Medio Oeste presentó su colección de tesis para Parsons el año pasado, estudiando tanto en Nueva York como en París, antes de ser llevada a Milán para crear colecciones cápsula en exclusiva para Yoox. Las audaces siluetas e impresiones gráficas de Choi atraen tu atención desde un kilómetro de distancia. Pero las prendas vienen con un mensaje más sutil sobre el consumismo. La última colección de Choi, literalmente titulada "EXCESSIVISM", usaba todas las fibras naturales y estaba destinada a ser usada de diferentes maneras. Entonces, ¿qué significan todas esas ostentosas franjas? "Estaba tratando de encontrar nuevas siluetas y durante el proceso, experimenté con poner toda la ropa que tengo en mí de diferentes maneras, Choi le dijo a Tatler Hong Kong. "Los sobreponía en Photoshop y jugaba con las formas". Su colección primavera/verano'19 trata sobre adentrarse en su identidad coreana-estadounidense.

Jamall Osterholm
"Creé esta raza alienígena completamente negra", dijo Jamall Osterholm, el graduado de la Escuela de Diseño de Rhode Island a i-D el año pasado. "Lo estoy utilizando como una metáfora de la esclavitud, viendo a la cultura negra contemporánea como un descendiente de la cultura de esclavos, y antes de eso un descendiente de la cultura africana. Estoy tratando de seguir ese linage para preguntar: '¿Qué es lo que sigue?'". En la visión del futuro de Jamal, los hombres negros están completamente libres de la mirada blanca y los ideales de belleza eurocéntrica, así como de cualquier sesgo internalizado sobre el género y la sexualidad. Las bufandas puff de proporciones escultóricas y las sudaderas orgullosamente llamativas conviven con vestidos de tul vaporosos y un mono escotado de corte alto, y mucho color negro. No sorprende que Osterholm haya querido ser diseñador de muebles antes de enamorarse del diseño de moda. El talentoso joven también hace su propia fotografía, dirigiéndonos hacia partes olvidadas del físico masculino.

Elena Velez
En la presentación de primavera/verano'19 de VFILES de anoche, Elena Vélez representó a los Estados Unidos junto a los mejores talentos emergentes de China y Bélgica. Vélez es puertorriqueña y vive en Nueva York, donde recientemente se graduó de Parsons. Sus colecciones tienen un ojo en el Medio Oeste. La diseñadora creció en Milwaukee y continuamente se inspira en la comunidad creativa de la ciudad. Su colección debut se titula "…and carry on" [y continúa], como un juego al popular eslogan británico "Keep Calm And Carry On", y se enfoca en la industria de prendas de vestir de 1941 en los tiempos de guerra. Los materiales son principalmente aquellos a los que los trabajadores tendrían un acceso estrictamente regulado en ese momento, incluyendo lonas recuperadas, paracaídas reutilizados y detalles de chatarra (el producto de una asociación que Velez forjó con artesanos locales). En el corazón de la colección intrínsecamente sostenible hay una sensación de posibilidad y una celebración de la resiliencia social de la posguerra.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.