Publicidad

los fotógrafos que se desnudan ante la cámara

El dúo nos habla de su proceso artístico y nos cuenta cómo es tener que escapar de la policía por la montaña.

por Shriya Samavai
|
23 Junio 2015, 4:20pm

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Una sirena enfundada en un traje azul metálico, una mujer tirada en la arena pintada como un arcoíris o un cuerpo desnudo sobre la grieta de una montaña: estos son algunos de los escenarios oníricos de Synchrodogs. Con Ucrania como lugar de residencia, los fotógrafos Roman Noven y Tania Scheglova han creado un estilo propio desde que se unieron en 2008. Mientras sus poses animales y sus paisajes salvajes comunican un claro desencanto con la sociedad, lo cierto es que ambos han ido cosechando éxitos tanto en el mundo editorial como en el de las marcas de moda.

Hablamos con Tania y Roman mientras preparaban su última exposición en el Museo de Arte Contemporáneo de Dallas. 

La desnudez y la naturaleza juegan un papel muy importante en vuestro trabajo, ¿por qué habéis escogido jugar con ellos?
Nunca fotografiamos a modelos para nuestros proyectos personales; siempre nos retratamos a nosotros mismos. Concebimos nuestro arte como un acto de autodescubrimiento. Nuestras imágenes siempre están relacionadas con la naturaleza, y dentro de ésta, un ser humano es algo que existe dentro del planeta. Por lo tanto la desnudez es un estado precondicionado por la naturaleza y por eso queremos conservar esa conexión en nuestra fotografía. 

¿Cómo influyó en vuestra obra el hecho de haber crecido en Ucrania?
Crecer en Ucrania nos ha influido a la hora de buscar experiencias propias y aprender a ser autodidactas. La ciudad donde vivimos está en la parte occidental (a una hora de las montañas): no hay mucha escena artística por aquí y es difícil encontrar cualquier publicación que pueda proporcionar una ligera idea de la cultura moderna. Esto también tiene su lado bueno porque hace que las personas sean auténticas e independientes de cualquier tendencia dominante.

La serie titulada Synchrodogs utiliza mucho los paralelismos visuales. ¿Es un tema consciente en vuestro trabajo?
Somos como un espejo el uno para el otro; lo cierto es que somos muy parecidos, hasta el punto en el que muchas veces que uno dice en voz alta lo que el otro está pensando. Aunque si nos sentimos atraídos por el paralelismo es algo que hacemos de forma inconsciente. 

Vuestro trabajo es exclusivamente analógico, ¿por qué?
Se trata de cuidado y responsabilidad: saber que tienes un número limitado de fotografías hace que te esfuerces más. Además, es mucho más fácil hacer una selección entre 36 fotografías que entre 200.

¿Cuáles son las ventajas y los desafíos de trabajar en conjunto con otra persona?
Es mejor tener como compañero de equipo a alguien que tenga los mismos gustos que tú, así no tienes que discutir sobre cosas básicas. De esta manera podemos trabajar de una forma más eficiente: mientras uno responde a las preguntas de esta entrevista, el otro está editando fotos urgentes. El trabajo así es menos estresante. En cuanto a lo difícil… hay un montón de cosas. Como por ejemplo tener que desechar el trabajo de un mes y 4.000 kilómetros de conducción en un coche de alquiler. 

¿Cómo es vuestro proceso creativo? ¿Cuánto hay de planificación en cada una de vuestras fotografías?
Nuestra actitud hacia el arte ha cambiado mucho desde 2008: nos hemos trasladado poco a poco de una fotografía más espontánea a escenas meticulosamente planeadas. No obstante, nuestras localizaciones todavía son algo espontáneo, y dedicamos mucho tiempo a encontrar lugares singulares. Llegamos a casa totalmente hechos polvo después de haber atravesado un campo lleno de ortigas vestidos con pantalones cortos, pero haber conseguido una gran fotografía o haber tenido que correr por las montañas en medio de la noche escapando de la policía hace que todo eso haya valido la pena. 

No te pierdas:
*Ryan McGingley presenta sus 200 fotografías de desnudos
*Tina Barney lleva 40 años documentando la vida de los multimillonarios
*La fotógrafa que retrata la vida de los adolescentes

synchrodogs.com

Recomendados


Texto Shriya Samavai
Fotografía Synchrodogs