'intern', la revista que nace para apoyar a los becarios incomprendidos

Aprovechamos su participación en el 180 Creative Camp de Abrantes para charlar con el creador de 'Intern magazine' sobre su proyecto y el error de trabajar sin ser remunerado.

por Mirena Ossorno
|
20 Julio 2016, 7:00am

Fotografía Sigrid Bjorbekkmo.

A todos (o casi todos) nos resulta demasiado familiar trabajar gratis o por muy poco dinero. Ese sentimiento de frustración, de sentir que tu trabajo no es valorado y recompensado como se merece, fue lo que llevó a Alec Dudson a crear Intern, una revista que habla sobre jóvenes creativos y lo que se tienen que encontrar una vez incorporados al mercado laboral.

Del 3 al 10 de julio ha tenido lugar en Abrantes, Portugal, el 180 Creative Camp, un espacio para que artistas y pensadores de todo el mundo intercambien ideas y trabajen juntos durante los ocho días que dura el evento. Es allí donde Alec a estado impartiendo uno de sus talleres este año. Esto es lo que nos ha contado sobre su revista.

¿De qué trata Intern y por qué decidiste crearla?
Intern es una plataforma basada en la creencia de que los jóvenes son el futuro. Es por y para ellos, y proporciona un debate abierto, equilibrado y diverso sobre cómo forjarse una carrera en la industria.

Cuando pasé nueve meses de becario, me di cuenta que mucha gente parecía atrapada en una espiral de prácticas no remuneradas. El sistema te daba la espalda y no había nadie con quien poder hablar honestamente. Mis prácticas fueron en revistas, un medio que cada vez me apasionaba más, así que me llamó la atención como un experimento interesante e importante al que enfrentarse.

¿Que revistas y editores te inspiraron al principio?
La primera revista independiente que vi fue Boat, era su primer número, en el cual exploraban Sarajevo. El contenido y estética me tocaron la fibra. El enfoque editorial era serio, curioso y conmovedor. Realmente me llamó la atención en un mundo de publirreportajes de viajes sin imaginación y me introdujo en el increíble mundo de la edición independiente. Como seis meses después, comencé mis prácticas con Boat y fue una experiencia que influyó fuertemente en la creación de Intern. Davey y Erin, la pareja que fundó y dirige la revista, fueron las primeras personas a las que les presenté el concepto y su alentadora respuesta fue crucial.

¿Qué opinas de la situación actual de las publicaciones independientes?
Como todo lo que se vuelve popular, tiene sus pros y sus contras. Lo mejor de las revistas independientes es que pueden tratar sobre cualquier cosa. La otra cara de eso es que, a veces, el concepto no es lo suficientemente fuerte como para justificar todo el tiempo, dinero y dificultades que una publicación impresa exige. 

Personalmente, me siento más atraído por revistas que tienen algún objetivo, pero eso no quiere decir que tengan que ser súper profundas. Perdiz es un gran ejemplo, trata sobre la felicidad. Una propuesta muy simple, pero ingeniosamente ejecutada. Marta Puigdemasa crea una linea editorial preciosa, la revista no se toma a sí misma demasiado en serio, pero te lleva a lugares que no esperarías nunca. Es increíblemente bonita, lo que me hace feliz también. He sido muy afortunado de poder hacer una entrevista para el próximo número, y aún a riesgo de parecer un poco pringado, ha sido un sueño hecho realidad el formar parte de algo que admiro desde hace tiempo.

"Meet the talent, join the debate" es el lema de tu proyecto. ¿Cómo ha evolucionado este debate desde el principio?
Para asegurar que mantenemos nuestra promesa de ser por y para los jóvenes creativos, cada número cuenta con un equipo completamente nuevo de colaboradores que se unen a nosotros. Tratamos de dejar que ellos dirijan la conversación para asegurarnos de que el debate que presentamos refleja la comunidad a la que sirve. Durante nuestro periodo abierto a propuestas siempre topamos con ideas e historias inesperadas y, en el número tres, la educación surgió como tema central. Para mi, es importante que la revista mantenga esta perspectiva de la discusión, el momento en el que intentemos establecer el programa, dejaremos de ser relevantes.

¿Cómo han reaccionado los lectores y los creativos de la industria a este nuevo concepto de publicación?¿Cuál ha sido la respuesta?
Desde el principio ha sido una grata sorpresa para mi la buena disposición de la industria creativa, dado el carácter espinoso del tema. Como queremos presentar puntos de vista variados en cada número, invitamos a los profesionales establecidos que nos digan sus opiniones. Gente como Eike König, Kate Moross, Olivia Bee, James Victore y Jessica Walsh han participado, y a veces sus opiniones han sorprendido a nuestro público, pero es importante que no presentemos un argumento sesgado.

¿Es posible para una revista como Intern ser económicamente rentable?
Es posible, pero es increíblemente difícil. Como mucha gente que empieza una revista independiente, los negocios no son mi fuerte. Estoy en una constante actualización, aprendiendo e intentando evolucionar nuestro modelo de negocio, pero es mucho más fácil trabajar eso con claridad antes de empezar. El mejor consejo que puedo dar es que os aseguréis de que tenéis un buen flujo de ingresos, tanto en la misma revista como en el entorno. Si realmente crees que vas a poder hacer rentable la revista con el único ingreso de las ventas físicas te vas a llevar una sorpresa.

Las revistas y editoriales independientes rara vez pagan las colaboraciones, aunque tengan ingresos por publicidad o sponsors. ¿Qué opinas de esta situación?
Ese es uno de los motivos que me llevó a crear Intern. Encuentro indignante que revistas cien veces mayores que nosotros no paguen a sus colaboradores. Nosotros pagamos a todo el mundo. Puede que no mucho, pero es una cuestión de principios, y para muchos es la primera vez que facturan, así que es muy agradable introducirles en ese proceso y darles la seguridad de decir "ya no trabajo sin cobrar nunca más". La idea de que obtienes exposición a través de tu trabajo es un engaño. En un mundo en el que muy pocas revistas están dispuestas a pagar, esa exposición solo significa que las revistas y editoriales se están aprovechando de tu trabajo. Me encantaría ver cuantos editores sobrevivirían si los fotógrafos y escritores de todo el mundo se pusiesen de acuerdo en dejar de trabajar gratis. Creo que habría grandes sorpresas. La próxima vez que alguien te pida trabajar gratis, deberías tener en cuenta estas palabras de Mr Bingo (como apareció en nuestro primer número).

¿Qué deseas para el futuro de la revista?
Pretendemos expandirnos y diversificarnos este año. Esperamos sacar una serie de podcasts pronto, y también estamos buscando marcas que colaboren con nosotros en una serie de vídeos que abordarán algunas de las grandes preguntas que los jóvenes tienen sobre las carreras artísticas. También se celebrarán una serie de eventos en UK y Europa y una gran variedad de productos a la venta en nuestra tienda, todo comisionando a jóvenes talentos.

Desde 2013 has estado viajando y dando charlas y talleres. ¿Cuál ha sido tu experiencia favorita y por qué?
La mayor parte del trabajo de hacer la revista es con el portátil, así que me encanta alejarme de eso e interactuar con la gente. Los talleres son muy guays porque tengo que pasar bastante tiempo trabajando con gente y es muy gratificante cuando traen algún tema que les apasiona y hacen algo chulo con él.

Quizá mi experiencia favorita recientemente fue en un taller en el Leed College of Art hace un par de meses, donde había una estudiante con problemas de ansiedad trabajando sola, mientras que el resto trabajaban en grupos de cuatro o más. Le dije que no tenía por qué hacer la presentación al final de la clase pero ella realmente quería. Cuando se puso delante de la clase, su presentación dejó a todo el mundo helado, fue impresionante.

Su concepto estaba basado en la salud mental y en la ansiedad, ella lo llamaba "mochila" como una metáfora de que los sentimientos de ansiedad a veces pesan más y otras veces no tanto. Era honesto, conmovedor, y perfectamente diseñado, me hizo sentir muy orgulloso. Trabajar con gente así puede llegar a ser muy inspirador, me considero muy afortunado de estar haciendo esto desde que empecé con Intern. Ojalá que siga.

¿Qué es lo mejor con lo que te has encontrado en el 180 Creative Camp?
En un evento como este la atmósfera es crucial. Es también una de las cosas en las que es más difícil influir y puede resultar imposible de controlar. El equipo de 180 son todos geniales, y eso se contagia a todo el mundo. Todo es muy 'espíritu libre', pero hay una clara motivación de crear juntos y compartir el uno con el otro.

Recomendados


Texto Mirena Ossorno
Imagen principal vía @thisisintern

Tagged:
Entrevista
Intern magazine
alec ducson